– Deséame y seguro que me materializo –

julio 30, 2006

Coga dice que el Myolastán le descoloca y que por eso ha dormido tanto. Yo sólo unas cinco horas. Pero él ya ha preparado el café y yo inicio el portátil mientras voy a por mi vaso. Y en el teléfono no había ningún mensaje escrito en la madrugada pero ahora escucho el aviso.

.

caballo

¿Qué te haces? -me pregunta M a las once y media de la mañana. Sonrío y escribo. Acabo de despertar. Me tomo un café y escucho la quiero a morir. Y pensaba en otra Fantasía por realizar. Esta ocurre sobre un caballo pero sin damas blancas en la cabeza.. La respuesta no se hace esperar. Yo también acabo de despertar, me cuenta. Estamos en la misma situación pero yo con menos fantasía y más calentura. Eso lo dice todavía él. Y es extraño, luego me lo resulta, como me he confundido en el siguiente:

.

11h55min… 30 de julio… La calentura de las mujeres comienza en la cabella y de hecho si te (quieres) Follar un coño de Verdad lo que tienes que seducir es su cerebro pero tú estás de suerte conmigo pero supongo que eso ya te lo contaré. Te hago una perdida cuando vaya a hacerme algo por si tú estás por ahí aunque espero que me Encuentres antes. Pero ten cuidado conmigo porque soy indomable y salvaje o nadie lo ha conseguido todavía y mira que lo han intentado pero yo les Escapo.

.

¿Realmente eres tan buena? -me pregunta a continuación. Y respuesta franca y breve. Para mí y conmigo la Mejor. Con los demás ni lo sé ni me importa lo más mínimo lo que piensen. Soy muy Real.

.

12h08min… 30 de julio… T spro

.

Mejor Deséame y seguro que me materializo. Tengo que Sentir eso. El Deseo es mi único Motor. Besos que ahora me voy. Pero más tarde. Media hora más tarde… Y lo que si soy es realmente divertida ;)

.

Entonces es cuando leo el comentario que me ha dejado L. esta noche. Porque antes de acostarme hablamos por el messenger unos minutos. Yo le pedía ayuda con la interpretación. Y leyéndole descubro dónde y cómo y con quién estuvo antes de enviarme esa instantea de su mano demostrativa y me imagino a Raquel, en esa sesión de dominación y a L. después en los sauces con Lucía y … y memorizo que tengo que preguntarle si es el mismo lugar que conozco y en el que incluso cuando tenía 19 años, aquel verano en que yo le escribí mis últimas cartas de amor a Enol, colaboré puliendo y repintando sillas para ayudar a ponerlo en funcionamiento. Pero luego me doy cuenta de que los sauces no son los laureles…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s