APUNTE – xi – DEL MES DE LA PACHAMAMÁ

agosto 5, 2006

Sin drogas, sin alucinógenos, sólo con ese potente afrodisíaco que es mi cerebro y como mucho la ayuda del cuarzo amatista he vivido un sueño intenso en duermevela con Primo. Y sé lo qué quiero y cómo lo quiero: hacer de su vida el caos más bello dentro de un orden formal. Ahora que no existe ningún otro Deseo que no sea el que siempre ha existido por Él y que yo me empeñé en llamar Amor.

Y sé que voy a sufrir, y sé que voy a frustrarme y sé que voy a flaquear. Pero ahora cuento con algo que antes no tenía y eso es toda mi Experiencia. Lo primero que tengo que lograr es su Confianza. Lo que nunca logré porque el nunca pudo confiar en mí. Luego me quejé pero fui yo la primera que se traicionó, que le traicionó, la primera que se puso a salvo.

Ahora que no existe ningún otro Deseo que no sea Él. Porque todo el deseo por esos otros dos hombres hoy No existe. Porque el Deseo es algo que tienen que Gritarse las miradas. Y el hombre tranquilo está lejos, muy lejos, en el tiempo y en la distancia. Y aunque le vea ese día, sólo serán unas horas, y luego regresaré a mi vida. Y el guerrero.. el guerrero aún no sabe lo que es el Deseo. Sólo sabe desear parcialmente. Un cuerpo, desnudarlo, un Alma anhelarla, una mente.. querer que le sirva. Digo después de que se Perdió.. Digo este último año y esos cuatro años anteriores que le condujeron a él.

Y no sé cómo serán las próximas horas.. ni lo que sucederá en ellas pero ahora sí voy a fumar marihuana. Y ya sé lo que necesito, ya hay premisas, una estrategia, la Mejor estrategia, para lograr que Primo Confíe en mí. Lo más imposible, que me sueñe despierto en sus duermevelas con la misma intensidad en que yo le sueño a Él, y que me desee más que nada para que yo haga de su vida.. el Caos más bello dentro de su mundo estructurado y formal.

Y esa es toda la Magia que necesito y quiero. La única que pido. La única que Deseo. Sentir otra vez sus dedos acariciando mis sienes y haciéndome regresar de ese horizonte de sucesos al que me transportaron sus labios, con un beso. Porque nadie logró besar como Él y provocar en mí un oxímoron con un sólo beso.

Quiero volver a sentirme palpitando en la Paz de sus besos.

klimt

One Response to “APUNTE – xi – DEL MES DE LA PACHAMAMÁ”

  1. lasalamandra Says:

    El hombre tranquilo también era otra manera en que le gustaba llamarse a Villon. Como a Verona le gustaba llamarse el guerrero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s