un palo, un elemento, una condición… ¿juegas conmigo?

septiembre 13, 2006

Ofelia muerta vista por Odilon Redon

El Tarot es un mundo y si empiezas a leer libros y autores te das cuenta de que en el significado de algunos arcanos (sobre todo en sus posiciones invertidas) ni siquiera unos y otros acaban por ponerse de acuerdo y entonces si tú te pones a estudiarlo te haces un lío. Pero en el tarot existe una correspondencia astrológica elemental de la que podemos y debemos partir y que nos va a ayudar bastante a introducirnos en ellos. Porque la astrología si es un lenguaje de energías y como tal es mucho más específico; y quizás hasta la mayoría de nosotros estemos un poco familiarizados con él, porque controlamos eso de que él es aries y es muy enérgico, y le gusta iniciar las cosas o más bien a veces dirigirlas y tiene mucho ímpetu sí pero luego quizás no es tan bueno ni para terminarlas ni para mantener la cabeza fría y qué genio tan vivo… déjalo que se desfogue y luego tratas con él. Y tú, tú eres virgo y eres muy crítica pero también humilde y servicial y muy tuya, por supuesto; qué es eso de que no tienes personalidad… aunque otra cosa son tus manías. Venga, si te tienes que lavar las manos hasta para llevarte la sopa con una cuchara a la boca, me parece bien pero déjame en paz a mí cuando insista en comerme esa galleta que se me ha ido a caer en el suelo de tu cocina. Si seguro que está como los chorros del oro, mujer. Siendo la tuya. Y yo soy sagitario y me gusta mucho ponerme trascendente y soy también demasiado abstracta, lo sé, quizás demasiado para tu concreto gusto de geminis, o para tu pragmatismo y cerebralidad capricornianas pero me paso la vida riendo a carcajadas porque en el fondo frivolizo y si me apuras hasta lo hago con esa dama de la guadaña que tanto te oprime a ti cuando se te pasa por la mente la peregrina idea de que un día Ella también va a querer bailar contigo. O tú, sí, sobre todo tú, que eres Acuario y todo lo que no le interesa a tu inquieta mente te es muy indiferente y ya sabes, cuando algo que te es indiferente… pero que te gustaría mucho que todo esto fuera distinto y no tener que ser el primero, por ejemplo, en decirle a alguien que No… y ese piscis, dios mío, que anda tan perdido o en esa confusión tan grande de emociones y de nubes y de sueños… aunque como es tan misterioso (o le gusta parecerlo) nunca se sabe con él… si sólo se droga y escapa o es un sanador místico. Y todos conocemos a alguien así y por eso quería decir que estamos más familiarizados con ello. Porque por poco que a uno le atraiga este tema o lo tenga por completo denostado quién no se sabe qué día nació y a qué horóscopo pertenece; o a pesar de no querer saberlo quién no tiene una amiga que se lo ha preguntado y le ha dicho: ¡ah cáncer! Pues debes tener un punto de ternura que … Yo voy a proponer un juego sencillo luego y que puede hacerse con una baraja cualquiera. Ni siquiera es necesario contar con un tarot.

Por tanto y en un primer esquema, sabemos que:

Los bastos están asociados al elemento Fuego y eso quiere decir que tienen una correspondencia segura con los arquetipos de Aries, Leo y Sagitario.Los oros lo están al elemento Tierra, con lo cual nos encontraríamos con que comparten características comunes con los signos de Tauro, Virgo y Capricornio. Las espadas sin embargo lo hacen con los signos de aire: Géminis, Libra y AcuarioAsí como las copas se vinculan a la función elemental agua: Cáncer, Escorpio y Piscis.Pero de momento, o al menos de momento, no vamos a meter a los planetas en esto porque también ahí me encontrado con discrepancias signficativas. Yo lo que busco es comprender la esencia de cada carta, para a partir de ahí desarrollar mis propias interpretaciones personales. Porque primero creo que eso es importante hacerlo con todo en esta vida, y cosa que con las matemáticas me parece muy difícil, y a pesar de entender que para algunos de vosotros puedan llegar a resultar bellísimas. Pura poesía, que dijo alguien pero para mí son incomprensibles. Y segundo, si eres tú quién vas a interpretar algo que calla… tienes que llegar al corazón de las cosas por ti mismo. Así que busca el látido. Pues bien, ¿por dónde empezamos? ¿Por el Aire?

Las Espadas o el pensamiento. La cualidad intelectual del ser humano. Dicen que cuando éste funciona debidamente goza de claridad. Y en los mejores casos es lúcido. La lucidez, esa enfermedad de ver y entender las cosas como son y no como nos las pintan. Pero recuerdo ahora a una niña lúcida en un cuento de la Tamaro, ‘Respóndeme’:

”’Sentía que ahora mi mirada y mi pensamiento coincidían. Una era acero y el otro el filo de una hoja. El amor no me importaba en absoluto, era un tótem que adoraba demasiada gente y que, como cualquier tótem, estaba vacío. Era importante que yo fuera fuerte, que fuera capaz de afrontar la vida, de encauzarla para extraerle el máximo beneficio.

La lucidez era mi caballo de batalla, ver las cosas como son y no como quisiéramos que fueran. Durante la misa, al observar a todas aquellas cabezas inclinadas a mi alrededor, debía hacer un gran esfuerzo para no soltar una carcajada. En el fondo, me decía apretando los labios, la compasión debe ser esto, comprender que sólo son pobrecillas, no conocen otra vida que la del esclavo, por eso tienen necesidad de creer que en el cielo hay alguien. En el momento del Padre Nuestro, abría las manos hacia lo alto como si esperase el maná y decía: Padre Nuestro que no estás en el cielo ni en ningún sitio…”’ (Pág. 54)

Y ahí en ese fragmento tenemos recluido lo peor y lo mejor de las espadas, ese arma de doble filo. Por un lado la inteligencia, capaz de elaborar sus própios códigos de conducta, resolver conflictos, hallar soluciones. Adaptarse. Y los principios son mentales pero … si no lo sustenta un valor emocional… El intelectualizar las emociones, vamos, casi cargárselas, por el excesivo raciocinio y la racioanalización como mecanismo de defensa y evitación del dolor emocional. No le pregunto entonces a mi tristeza qué le ocurre, por qué motivo está triste. La ignoro como si no existiera. ¿Y qué sucede con el concepto justicia, el valuarte de nuestras espadas, si creemos que no se está siendo ni se ha sido justo con nosotros? Entonces se pierde ese equilibrio necesario y llega la ofuscación. Sentimos que pensamos lo justo y no estamos siendo objetivos. Se pierde la capacidad de distancia necesaria. Aparece el sufrimiento mental. Las convicciones negativas. La idea cuando es diáfana nos hace brillar. Es como eso, como encenderse una bombilla. Pero cuando se convierte en obsesiva, en dudosa o de dudosa reputación, en pensamiento circular, en estrés mental, en engaños y autoengaños … Entonces como decía Epicteto no nos inquietan las cosas, nos inquietan las opiniones que tenemos acerca de las cosas. Luego pero sin recordar dónde, recuerdo que leí lo siguiente: Satanas es el amo del aire y por tanto opuesto a la luz y a la verdad. Verdad minúscula en mi caso. Pero esta sería mi particular manera de enfrentarme a lo que hay de simbólico en las espadas. Anda … que yo sólo entiendo tus labios como espadas. Cantaba Aute, creo que inspirándose en Aleixandre. Pero atención, que está manera no es la única manera de pensar. La intuición es una función asociada al elemento fuego. Pero no sé si como proceso… Y cuando se habla de corazonada, sin embargo no tendríamos por qué suponer que hay alguna acuática emocionalidad en ello. Se complica un poco, ¿no? Sobre todo si se divaga y yo evidente e inevitablemente experimento cierta propensión a hacerlo.

¿Y ahora? ¿Por dónde? Por el fuego, por supuesto. Por seguir algún nexo común. Y ese es que el aire y el fuego se entienden. Porque se estudian las ideas, pero sin esfuerzo, sin trabajo, sin búsquedas… uno no se aplica.

El fuego o los bastos representan la creatividad, la energía e impulso creativo. La espiritualidad, yo diría, es más fuego y hoguera que arde en nuestros interiores que agua que nos anega. O a mí al menos a Santa Teresa me es más fácil imaginármela así, más ígnea que Sirena

El fuego es arte. El artista se inflama. El fuego es invención, es drama, que no dramatizar y encharcarse de amor, de odio, de compasión por uno mismo. Teatro, la vida es un teatro. Y el actor la actúa. El fuego es la acción. El trabajo. No se recolecta la uva pensándola. Pero como ya dije antes el fuego como elemento es intuitivo. No sabe entonces uno porque es lúcido. Sabe lo que cree. La fe es del fuego. Y la fe mueve montañas, dicen. Pero hay que tener mucho empuje para eso. Aunque un exceso de fuego puede consumirnos. No concibo el deseo sin fuego y dicen que esa es la llave de la transmutación.

Y sin embargo el sexo sin agua, la energía sexual sin intimidad, a mí no me prende. Yo tengo que follar con sentimiento y aunque en teoría no estemos hablando de elementos compatibles. Y es que pasa una cosa. Aún no he visto una Carta que no tenga de todo, ni una persona de todo pero claro sé que existen los psicópatas. Aunque más que nada porque alguno he conocido a través del cine. Eso tan limpio que es el crimen indiscriminado en la gran pantalla y que luego en la realidad nos resulta tan chapucero, que decía aquel inspector de policia en la peli de Inmanol Uribe: ‘Plenilunio’

El agua por tanto nos ocupa en la función sentimiento. Lo emocional, lo profundamente sentido, lo amorosamente imaginado. El Amor. Las cartas de este palo hablan de lo psíquico entendido como lo sensible. Y cuando el fuego, por norma, sólo suele ser sensible a si mismo.

Y por último y para no extenderme más, ya los oros del tarot. Porque cuando hablamos de oros, hablamos de materia pero también de sensaciones. Los sentidos pertenecen a este mundo. Tu cuerpo. Lo físico que te alimenta. El hedonismo. Aquí el placer no ama, no desea, no se piensa. Aquí el placer se siente, se experimenta sería mejor decir. Pero los oros son’ money, money’, como cantó Sally Bolwes en el Kit Kat Club. Los que necesitas para procurártelo. Posesiones y bienes materiales. La especulación yo creo que se atendría a estos argumentos. Los negocios. Porque una cosa es trabajar y ser un currante y otra invertir en bolsa. Y ya no te quiero contar si heredas y te conviertes así en una pobre niña rica. Es que no se puede tener todo. Pero se puede ser de tierra y ser muy perseverante. Y se puede ser de fuego y ser un zángano. De hecho casi siempre es así. Y es que entonces como no va a ser un lío esto del tarot. Pero en fin, qué es divertido.

Y ahora eso que te proponía al principio. Y lo que te propongo es que se lo hagas a otro como juego de adivinación. Bah! Aunque sólo sea por curiosidad, por saber si con esto se acierta algo o no. O si tienes talento para las lecturas y por azares aún no lo habías descubierto. Y luego fíjate te lo montas en el dolar. Jajá qué risa, que siendo un poco legal fijo que no. ¿Pero qué es eso de que como es un don hay que regalarlo para que no te insulten? ¿Acaso los de los insultos te van a dar de comer? ¿Y si no sabes o no quieres hacer otra cosa, joder? Pero tú tranquil@ que suelen ser más o menos los mismos que se pasan la vida hablando de futbol y poniendo a parir a esa desvergüenza que tiene por plantilla el Madrid. Simplemente relájate y disfruta cuando te enculen porque Spain y sus españoles son así: en realidad el deporte favorito de este país es la crítica despiadada. Nos quejamos de todo, y no nos quejamos más porque no se nos ocurren más cosas. Fíjate en el tiempo. Ahora llueve qué asco, dicen la mayoría. Pero yo ya tenía unas ganas… y es que nunca llueve a gusto de todos pero que te conste que como se cantaba en ‘My fair lady’ la lluvia es una pura maravilla. Y a ella también la despreciaba su selectiva sociedad por ser florista

Vale, que ya corto el rollo. Pues tú te tomas un mazo de cartas. Cualquiera pero mejor uno que te suene a esto, que te dije. Lo barajas al gusto. Pero eso no significa que hace falta que le eches sal o pimienta por encima que ahora no vamos de rituales. Y se lo das a cortar al otro mientras le aseguras que le vas a adivinar el pensamiento. Tú, eso, ponte prepotente. Aunque esto puede ser así o no. Y de hecho puede ser de la manera en que te lo inventes. Pero yo te recomiendo que lo hagas con 15 cartas, que serían las que corresponden a la que dicen que es la tirada estrella del tarot: las doce casas astrológicas, más las tres centrales que indicarían el pasado, el presente y el futuro. Aunque que sepas que no, que el futuro no se ve en las cartas ni en ningún sitio. Lo que ocurre es que hay gente muy especial por ahí rulando y a veces también ocurre que les suena la flauta pero no por casualidad, no te engañes. Pues eso, que ya tienes tus quince cartas formando la figura o no figura que quieras y las vas levantando una a una. Yo lo haría así y poniendo gestos pero tú si quieres puedes hacerlo con tu cara de póquer y ya te digo como te salga de las narices. Y entonces contarías el número de cartas por cada palo. O también lo podrías intentar contigo. Y …

si predominan las cartas de copas… las cartas responden que lo que importa es algún asunto del corazón, en cuanto a sentimientos, a pareja, a una relación, a la familia, a los tuyos. Aunque claro como no tienes todavía ni repajolera idea de qué más dicen, pues no sabes que coño te están contando acerca de eso. Pero si la mayoría andan al ‘vesre’… ponte que conflictos a este nivel.

si predominan las cartas de oros… prevalecen los asuntos económicos. Buenos auspicios si están del derecho y escaseses si por el contrario (y dilo así mejor, seseando, para moderar lo nefasto de tu predicción)… o bueno no te olvides del cuerpo, que no es oro todo lo que reluce y uno tiene que cuidarse (y ese tipo de cosas moderalas mucho más, que no es asunto, ahora, de por andar jugando meterle un susto a nadie y hay peña por ahí muy pero que muy impresionable. Ahora que lo peor son los excépticos, que no creen, no creen en nada y luego, menudos ‘zuztos’ que te llevas con ellos :-))

si hay una mayoría del palo de bastos… entonces la persona está así como muy imbuida por su vida laboral y profesional, o por algún proyecto creativo, que yo que sé cuantos artistas se van a hacer este juego, aunque no sea hoy… y lo otro bueno, ya sabes conflictos y oposiciones en esas mismas áreas o perímetros (es peyorativo, es que el fuego es tan expansivo) y un consejo: no derroches mucha energía, que seguro que tu combustible tampoco es eterno por los siglos de los siglos y amén :.)

y si hay lo mismo de espadas, que es lo que nos queda… quizás exista mucha inquietud en algún lugar de esa mente de la que no nos es posible adivinar nada más… y si están invertidas puedes imaginarte que eso se ha convertido en una preocupación, como poco.

Y hasta aquí salvo especificar que si hubo una armonía manifiesta entre los palos no es exactamente que el juego haya fallado y la cagaste sino que la tirada ha sido armónica y que en la persona no prevalecía, al menos en ese instante, un aspecto sobre otro.

Bueno y espero que si has llegado hasta este punto… esto te haya gustado aunque sea sólo como curiosidad o acercamiento a un tema que desconoces. Pero que sepas que de todas formas yo he disfrutado al escribirlo.

——————————

Si deseas ponerte en contacto conmigo puedes hacerlo escribiendo a lamagaroja@gmail.com

—————————–

2 Responses to “un palo, un elemento, una condición… ¿juegas conmigo?”

  1. kasandra Says:

    Me he puesto a Ofelia porque lo mío de hoy casi es un suicidio. Y la quise así, como la vio Odilon Redon porque aquí él habla un lenguaje onírico. Otro lenguaje simbólico

  2. kasandra Says:

    Ayer mi amiga O. me hizo una crítica. Había leído este post y me dijo que resultaba muy ambiguo, que en realidad no sabía si le estaba dando palos al tema del Tarot o bien si lo defendía. Le costaba aclararse. La entendí. Pero le expliqué que yo no puedo evitar tener un poco de todo: algunos conocimientos y muchas preguntas.

    Ayer también encontré un libro en la biblioteca que me gustó.
    Es mucho más claro que yo con respecto a sus definiciones. Cosa lógica por otro lado porque yo no estoy defendiendo nada ni al menos por el momento vendiendo nada. Estoy escribiendo. Indagando en mí por medio de ese proceso. En lo que sé y me gusta saber y en lo qué pienso acerca de lo que sé, en cómo me voy actualizando.

    Ese libro es ’El Tarot Marsellés’ y está publicado por la editorial LIBSA, contando con la colaboración de Marta Ramirez para los textos.

    -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

    OROS:

    – Tierra astrológica.
    – Actúa en el terreno material y económico.
    – Se refiere al patrimonio, los bienes y a cualquier cosa que tenga un valor material o represente el poder.
    – También se refiere al entorno social, o las relaciones sociales, aunque no tienen en cuenta las amistades.
    – Representa, la parte mas terrenal y realista, es decir la razón y la lógica
    – Actuar con los pies en la tierra, no lanzándose de forma impulsiva, sino esperar a analizar los pros y los contras de una situación

    Muchos oros en una tirada: son un buen augurio de prosperidad y anuncian al consultante grandes beneficios y disfrutes; la dimensión material y su economía se verán plenamente satisfechos.

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

    COPAS:

    – Agua astrológica
    – Actúan en el terreno emocional de la pareja y de la familia.
    – Es el amor, los sentimientos y las emociones (como las expresamos y nuestra capacidad para demostrarlas), es decir nuestras relaciones afectivas y cómo actuamos en ellas
    – Indican la intuición y la sensibilidad de la persona que nos consulta
    – Su capacidad de empatizar con los demás. Su comprensión y su tolerancia.

    Muchas copas en una tirada: nos indican la importancia de la vida afectiva y emocional; el consultante se mueve desde el corazón.

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

    BASTOS:

    – Fuego astrológico.
    – Actúa en el terreno laboral y profesional del consultante
    – Se refiere a las responsabilidades diarias y a su vida cotidiana
    – También se refiere al entorno afectivo, las amistades, los contactos, y las relaciones profesionales.
    – Aquellas personas con las que en el momento actual compartimos una faceta de nuestra vida.
    – Indica los deseos, el impulso, la fuerza de voluntad
    – El valor de la persona, su capacidad para avanzar; para emprender la acción y solventar los problemas y obstáculos con los que se encuentra

    Cuando aparecen muchos bastos en una tirada nos indican que hay entusiasmo y fuerza para la acción.

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

    ESPADAS:

    – Aire astrológico.
    – Actúa en el terreno mental, el análisis las ideas, los pensamientos y el discernimiento.
    – Lleva implícito luchas y enfrentamientos.
    – Representa momentos críticos y tensos en la vida del consultante.

    Cuando aparecen muchas Espadas en una tirada nos indican tensiones, luchas, discusiones y desgracias

    .-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

    Y con esto y con lo mío por lo menos, los navegantes que lleguéis hasta aquí buscando información sobre cursos de tarot (como yo misma hice en su momento) ya tendréis por lo menos dos referencias distintas para comenzar a plantearos vuestras propias preguntas.

    Quiero decir, por ejemplo, yo atribuyo la intuición al elemento fuego y esta autora lo hace al agua. Pero es que el agua es más psíquica que el fuego, el agua siente las cosas, las presagia, se pierde en el registro akásico y de ahí extrae su saber. El fuego sigue otro proceso. Yo creo que el fuego y su sabiduría lo hacen no por medio de la empatía, porque como dije el fuego es un elemento más centrado en si mismo, sino en cómo quema estas experiencias. El fuego no siente, no es sensible, el fuego experimenta… Yo las cosas las averiguo por dos canales distintos, bueno yo y todos, en realidad las sabemos por cuatro.

    – Lo que nos dicen e informan nuestros sentidos (oros)
    – Lo que sentimos acerca de ellas (agua). Simplemente nos provocan un estado de ánimo.. y a partir de ahí
    – Lo que creemos (fuego) y esa intuición, porque ya sabemos, de alguna forma hemos vivido y hemos aprendido y establecemos nuestras propias conexiones de una manera no lógica (no reflexiva) pero ciertamente fiable. Aunque esta intuición tiene un problema, como ya especificó Jung en su momento: el individuo intuitivo o acierta total en la diana, o la flecha se desvía y va a dar en un tronco de árbol pero de otro bosque. Creyendo sólo las cosas podemos equivocarnos mucho. Patinar :)
    – Y luego también ocurre la razón, y la sin razón (el prejuicio) de cuando lo pensamos sólo con eso que es la cabeza y que la mayoría de las veces nos deja tan fríos.

    Algún día relacionaré esto con un esquema psicológico del individuo. Porque aunque somos muy complejos… en realidad, y paradójicamente, somos tremendamente básicos

    Un saludo y si alguien tiene alguna duda o pensamiento distinto que crea que yo le pueda contestar o acerca de la que quiera dialogar… puede escribirme a kasandraorama@gmail.com.

    Si me das que pensar, seguro que también eso sera fructífero para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s