cómo y por qué

octubre 24, 2006

Munch

.

..

Era una tarde cualquiera de otoño… y habiendo realizado mi propio ritual y sabiendo que Vie ya había concluido el suyo… leía aquel comentario del hombre incierto al que Ella me llevó. Al principio no podía penetrar por entre sus palabras. Era como nada. Como algo velado. Lo leía con Vie en voz alta y me sonaba hueca pero cuando la esfera emitió aquella señal que me espeluznó me encontré inmersa en un mundo de sentimientos que no eran los míos. La puerta por la que Vie se asomaba era sólo esa. Así lo hacían sí es que había un complot contra Vie entre el hombre incierto y la mujer que manejaba las energías. Y tuve claro que no había ninguna otra.

La mayoría de las veces ocurre así. Para que las energías oscuras funcione… es fundamental que tú estés abierta de alguna manera a ellas. Eso en la mayoría de los casos. ¿Lo hablamos desde un ejemplo que me tocó personalmente?

Un día yo conozco a un hombre. Los dos nos admiramos. Yo le admiro por su mente. Me parece muy atractiva. Nos encontramos y follamos de forma muy apasionada. Yo salto como una loca sobre su cuerpo. A la noche él me da sexo a mí, el mejor sexo de mi vida, pero ya no puede tener sexo si entendemos sólo por sexo el coito. De todas formas hay Sexo, hasta tal punto que nos suspiramos el uno en el otro. Somos Uno, dice él. Así es sentirse Uno, siento yo. También exploro su ano y no sólo en un profundo beso negro. Quiero encontrarme con su punto G… A partir de ese día el hombre enferma. El dolor poco a poco le va mermando. Yo me siento responsable aunque él no quiere que me sienta así. Me dice que ya había notado molestias unos días antes… El dolor poco a poco le va a ir dejando convertido en alguien que él ni siquiera reconoce. Durante más de un año sufre. Sufre mucho. Los médicos buscan una causa orgánica. Dicen que no existe. Pasa por urólogos, por neurólogos. Llegan a decirle que debería visitar incluso a un psicólogo porque probablemente el origen de su patología sea psicosomático… y es en este punto dónde yo me encuentro con los cuarzos. Estoy muy preocupada. Con este hombre me veo otras veces pero ya no vuelvo a saltar sobre él como una loca. Y los dos queremos seguir viéndonos. Yo soy una mujer extraña. ¿Os imaginais cómo me habría sentido si él hubiera tomado la decisión de no verme más porque se hubiera dejado influir por la casualidad de haberme conocido en un mal momento? ¿Os imagináis que ese hombre que yo admiro y al que quiero y Deseo hubiera empezado a hablarme de otras personas que le envidian (es un hombre de éxito) y que le desean el mal? ¿Os imaginais que él se dejara influenciar por eso? El hombre es muy abierto de mente. Lee libros y también investiga sobre las formas de curación de las que se sirven los chamanes. Un día me dice que en algunos pueblos el chamán se come el dolor. Yo quiero probar eso. Su dolor y ya sé que no es una explicación que lo valide… consigue que yo abra esas Puertas que durante muchos años me había obstinado en cerrar. Pero en ningún momento me dice que supone que se ha enfermado así porque le están haciendo un trabajo de magia negra o porque yo le perjudico. Su fortaleza de espíritu es grande. Es un hombre disciplinado espiritualmente. Con los meses sus problemas remiten tan espontaneamente como comenzaron y yo vuelvo a saltar locamente sobre su cuerpo, más loca, libre y salvajemente que la primera vez. ¿Entendéis a qué tipo de conclusión os quiero llevar? Y el hombre por sus circunstancias trataba con muchas personas que se relacionaban con las energías sutiles… y que no estaban precisamente del lado del Bien y de la Luz. Que seguramente le deseaban el Mal. ¿Y qué? Todo eso no contó.

Vie también cree en las energías como él pero en este momento de su vida le otorga más poder a los Otros… que a la fuerza de su propia mente y de su espíritu. Ya se ha mermado. Ya ha dejado abierto ese resquicio por dónde los otros pueden pasar a tener poder sobre uno. Y es así como lo hacen. Ella les lee y se envenena con sus sentimientos y deseos envenenados. Bebe de esas aguas a diario desde que comienza el problema y no se da cuenta de cómo ellos sugestionándola, confundiéndola, logran que su alma enferme, debilitarla.

La escucho decirme, sí, sí, sí, sí … tienes razón, no me había dado cuenta. Pero en ese instante está horrorizada. Ha descubierto algo que le ha disgustado mucho. Ha visto una foto suya publicada dónde siente que se la ridiculiza. Y lo han hecho sin su consentimiento. No puede irse de ahí. No puede. No puede dejarlo estar. Pero si no estuviera ahí no lo vería y no le estaría haciendo daño. El problema fue suyo. Por confiar su corazón a quién no debía habérselo confiado. Y ahora sólo queda ser consecuente con el error cometido. Y yo le digo todo eso.

– Aléjate. Olvídales. Abstente. Abstráete. No les hagas ningún caso. Haz como que no existen. Borra todo lo que tengas que borrar y llévate todo lo que quieras pero vete ya de ahí YA y no vuelvas bajo ningún concepto. Es así como lo hacen. No lo están haciendo de ninguna otra manera. Pero no sigas bebiendo de esa fuente porque cada vez que les buscas te contagias, te envenenas. Tu existencia se Enferma.

Es en ese punto donde encuentro un camino para que Ella comprenda. Tengo que llevármela, tengo que sacarla de dónde está, de donde se ha quedado atrapada y tengo que lograr que Ella vea realmente cuál es el peligro. La escucho llorar. Me oprime su congoja. No es que esté dentro de su cuerpo pero no puedo dejar de sentirla como se siente. Vie me Conmueve y entonces sé que voy a cruzar una barrera que no había cruzado nunca. O no tan conscientemente.

¿Qué quiero decir?

Bueno, si me dejáis un poco más de tiempo os lo cuento, que tampoco quiero ni fatigarme ahora ni cansaros demasiado a vosotros y a vuestra atención.

Un beso.

*(me parece que éste artístico y siniestro beso de Munch es el que mejor retrata el sentimiento de lo escrito hoy aquí)
_______________________________________________
Esta es la cuarta parte de algo que no tiene ni principio ni final, y de ti depende dar con las anteriores 

__________________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s