17 de noviembre… Memorial de un convento: Saramago

noviembre 17, 2006

TANTRA

Esta noche mi estado es muy diferente a todos los demás días… llevaré aquí más de dos horas, con aquello del fondo y con él…

había muchísima energía espiritual… toda mía, supongo…

Y he estado también un buen rato con Saramago, acariciando este libro…

Con cuatro ángeles que van tirando flores, no existe otra tierra por donde circulen más ángeles del común… volar no vuelan y qué… volar no es suficiente prueba de angelidad … Si el padre Bartolomeu… llega a volar un día no se hará ángel… aún no están recogidas todas las voluntades… 8 de junio de 1719… pasan frailes y ni caso… Blimunda miraba al cielo, Baltasar a Blimunda… ella dudando de si sería luna nueva… afiladísimo alfanje… no lo vi… no me he fijado… frailes eran… (pag 195)

Mi santo, querida Ixchel, no era un santo al uso. Era esa fotografía, tamaño Dina4, hay muchas fotos en la pared, hay un cuadro de unos amantes que creo saber cuál es y lo que significo para mí… es un beso… hay … un montón de fotos en las que no me había fijado…

ahora mismo daría media vida… por esa sonrisa pero a la cara…

haré algo más… el cabo de vela roja se extinguió, ahora hay otro.. ya no tengo ese capullo rojo, lo enterré en esta pecera…

Junto a toda la cera del platillo y esa vela, rosa y nueva… llevo mucho rato aquí y me tengo que ir a la cama… llevo muchos cigarrillos fumados… llevo algún trabajo… llevo incienso de violetas y este de … jazmín… Me quedo con el jazmin… jazmin… ha sido una velada hermosa, solitaria, … pero hermosa… y emocionalmente no parece haber nada en mi vida, a no ser esto que podría estar aquí, antes recordaba unos versos, no sé si son de Rilke… y llueve sí, pero porque yo quiero que llueva y convoqué a la lluvia… que olor a jazmín… tengo algunos párrafos señalados en este libro, voy a ver si encuentro alguno…

Tampoco se hurtarán voluntades… es tiempo de luna de luna nueva… Blimunda no tiene por ahora más ojos que el resto de la gente, igual es que ayune o que coma, y esto le da paz y alegría, dejar que las voluntades hagan lo que quieran, quedarse en el cuerpo o salir de él, sea este mi descanso, pero de repente le conturba un pensamiento, qué otra nube cerrada vería en el cuerpo de Dios, en su carnal cuerpo, en voz baja se lo dijo a Baltasar, y él le respondió también en secreto, pues sería tal que ella sola levantaría la passarola, y Blimunda añadió, quién sabe si todo lo que vemos no es la nube cerrada de Dios,

gracias a Saramago

Hay muchos modos de unir a un hombre y a una mujer pero no siendo esto de inventario o vademecum de casamentero, queden registrados solo dos, y el primero es que estén ella y él uno cerca del otro, ni sé de ti ni te conozco, en un auto de fe…

(alguna página más adelantada de Memorial de un convento)

3 Responses to “17 de noviembre… Memorial de un convento: Saramago”

  1. lasonrisadelamistica Says:

    El ritual formaba parte de un Experimento Científico…


  2. […] mi vieira. Ayer, Dali, su tarot… los colores y el símbolo. Y hoy también un ámbar… Blimunda viene conmigo. Pero de Pentecostés y de lo que insinuó Stanislaw … no quiero saber nada. Me […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s