sábado, 18 de noviembre del 2006

noviembre 18, 2006

avatar de kasandra

 

[odeo=http://odeo.com/audio/2842833/view]

 

http://odeo.com/audio/2842833/view

Música de fondo Yungchen Lhamo. Canción Gi Pai Pa Yul Chola.

El ruido que hace una cerilla al encenderse.

Hasta hace un rato tuve una resaca mortal.

¡Vaya! Esa vela si sigue así me va a quemar el armario.

El caso es que yo ayer creí que me iba a deprimir… estaba muy triste… Estuve leyendo a Saramago antes de salir de casa y … escuchando un andante de Mozart… uno que al parecer compuso cuando tenía ocho años… y Manuel me dijo que era… la frescura… la Vida… Todo….

Teléfono… sí, si dime… sí… INTERFERENCIAS… Sí tendrá que ser más adelante porque el martes lo tengo ocupado … sí, no te preocupes… cuídate… te escribo por e-mail, venga… no pasa nada…

Umm… pues nada, aquí, el asunto de la primera colombiana, vale, que con este hombre no hay quien trabaje, y qué decía…

Es eso… la vida, todo y que yo estaba muy triste ayer… Estaba muy triste porque… pues eso, me sentía como si se me hubiera muerto alguien… y … sólo habían sido ilusiones… sólo… estaban siendo eso, sólo eran… y entonces… Olga … lo estropeó un poco más a la tarde con una llamada que me hizo, que no contesté por supuesto porque ya le dije ayer no, antes de ayer, que me apetecía estar sola, que no estoy enfadada con ella pero que sí estoy muy quemada. Su marido prefiere decirlo de otra manera. Prefiere decir hasta los cojones, guay. Pues eso, que estoy hasta los cojones de ella. Que ha sido un rollazo todo este tiempo … y que paso absolutamente de … las personas que no entienden nada… A mí no me tienen que entender… Se tienen que entender a ellas mismas… Olga recibe un consejo de su psicoterapeuta. Se lo repite constantemente: tienes que convertirte en una especie de psicópata egocéntrica. O sea no sentir, pensar mucho, pensar en lo que a ti te apetece… Y yo no necesito que me den ese consejo porque para mí es lo más sencillo. Quiero decir que para mí es mi curso natural cuando las personas me saturan. No hay que pagar nada y bueno hacerme un chantaje emocional a mí, a alguien como yo… lo considero tan absurdo.

Ayer quedé con su marido… porque bueno, en teoría… si Olga se ve sola… por fin… va a tener que hacerse cargo de ella misma y eso supone recolocarte en el mundo. Y yo estuve muy bien. Estuve muy bien todo este tiempo mientras fui tomando la decisión.

Ella… prefiere… prefiere creer que es algo tan tonto como lo de ella, como suele serlo. Como ¡hala me mosqueo porque esto no es lo que espero y ya está bailais a mi son! Pero es que yo no, no quiero que nadie baile a mi son. No lo necesito y no me gusta. Y se lo dije hace cosa de un mes sentadas en un banco. No me gustó su actitud para conmigo en absoluto. Ya viene no gustándome desde el verano, desde que se separó y pasó a tener conmigo el mal rollo que tenía con su marido. Bebes, te emborrachas, te pones borde y tratas de darle caña al otro y yo soy una persona a la que se le da muy mal caña porque no la acepta. Yo no tengo nada de masoquista y tengo las cosas clarísimas… hasta unos límites espeluznantes.

En una ocasión estuve quince días sin hablarle… fue hace unos siete años… Esos quince días… alteraron muy constructivamente nuestra relación… un poco por esto… porque Olga nunca tiene en cuenta los sentimientos de los demás… sólo le importan esos rollos que tiene en la cabeza y que se inventa… Olga tiene que tener un problema todos los días, porque si no no es feliz. O sea su idea de la felicidad es ésta: estar de mal rollo, subir y bajar, subir y bajar, subir y bajar, subir estrepitosamente y bajar…

Y ese proceso.. lo hace… a través de … caídas de tensión … y fugas de energía vital… yo no quiero amigas ciclotímicas en mi vida, ni neuróticas, ni obsesivas compulsivas… me ha costado muchísimo hallar mi equilibrio… y lo que no estoy dispuesta … cerca de mis cuarenta años es… a tolerar eso en mis personas próximas… porque si yo he luchado por no ser así… no comprendo porque las personas que me rodean no pueden conseguirlo… ser una psicópata egocéntica, alguien que piensa en si mismo… supone esto… que cuando tomas una decisión … no hay nada más que hablar y no te vas a sentir culpable por recibir correos tan estúpidos como el de ayer… ahora lo voy a pagar caro, me dice… Eso lo que me demuestra es que a mí no me conoce de nada… yo no estoy pensando en hacerle pagar nada caro ni nada barato… yo estoy pensando básicamente en mí y en lo que no quiero… y se lo dije en aquel banco hace un mes y si estoy grabando esto es porque ella pasa muchísimas horas escuchando estos archivos de sonido que no le interesan a nadie… me lo dijo su marido.. y yo no estoy hablando para ella ni quiero hablar para nadie… A mí lo que me apetece en este punto de mi vida es hablar para mí, para sentirme bien y en todo caso hablar para … para ese alguien que me apetece que me escuche.. persona que no sé si existe… me apetece compartir con otro mi mundo… me apetece… encontrarme con un compañero de juegos… al que respetar y que respete mi mundo… yo habitualmente no tengo problemas para comprender a los demás y sus circunstancias … soy una mujer muy adaptable… soy … una persona acomodaticia dúctil, que no maleable… y … bueno la historia de la radio, pues creo que va a ser que no y eso que ayer me compré el tercer micrófono con auriculares … y cual no sería mi sorpresa (no lo estoy utilizando ahora evidentemente … o sea que habrá este ruido residente) … cuando… nada, me pongo a desempaquetarlo y está roto… Pero el que si creo que tiene un futuro… con esto de la radio… yo creo que es Nacho… Es a él… al que la música le da vida… Nacho es un hombre muy tentador, esa es la palabra… Es alguien profundamente tentador… Cocacola, que para las resacas viene de miedo… y ayer cuando estaba en la cola del centro comercial, me pasó una cosa que hacía mucho tiempo que no me pasaba y es que había una niña de unos 18 meses en una silla, vestida con un pichi rosa, rubita.. la madre me pareció una mujer muy agradable y estaba otra vez embarazada, en estado avanzado además… Y Aquello levantó los Ojos… la llamo Aquello porque era como un duende… Aquello levantó los ojos y me enamoré… Tenía unos Ojos, grandes, grandes, grises…

Toses… perdón, no he ido al médico todavía… y encima ando a cuerpo casi todos los días por ahí, y después de pegarme las grandes sudadas en el gimnasio… ayer tampoco fui al gimnasio… me apetecía… me apetecía la Soledad…

17 minutos… pues eso que me apetece la soledad y la intimidad… y que me lo pasé genial al final con Oscar porque sí, hablamos de Olga … un rato al principio … supongo que la pusimos verde, porque Olga no sabe lo que son problemas.. y como no lo sabe tiene que inventárselos… un problema es pues eso, que te veas sin trabajo, que tengas un agujero muy negro, muy negro, y muy rojo, muy rojo en el banco… que no lo hayas hecho tú… que haya que pagar agua, luz, teléfono, internet… que te lo puedan cortar todo, que no tengas para comer y que encima la salud te deje tirado… Un problema es… que te dejes ir, sí, sin salud… que te quedes sin salud o que eso afecte a uno de los tuyos, a alguien que quieras, a ti… lo demás a mí me parece que es todo solucionable.. pero la vida y la energía no, que se te vaya la vida no, y que se te vaya la vida en tonterías no… Yo creo que tenemos temporadas más pacíficas y puntos álgidos, pero la crisis es una constante… ¡Oh estoy en crisis! Y quién no está en crisis… Yo miro esos picos ahora, que veo aparecer en la pantalla, con cada golpe de voz y son crisis, es decir, puntos de ruptura, picos, … y luego el nivel del mar…

Después a Oscar y a mí se nos olvidó todo… nos metimos completamente él en sus grimbergen tostadas y yo en mis orujos con miel, cinco dios, mío, que cayeron cinco, y que estaríamos allí cuatro horas, escuchando música y contándonos cosas realmente divertidas… Me lo pasé realmente bien… y … me siento muy bien en el bar de Nacho… habitualmente he comenzado a ir sola… Me gusta porque está allí su hermano y pues eso, me pone mis cervezas, me pone mi platillo con kikos y cacahuetes y … yo bebo, fumo, como, leo, miro, observo, escucho.. y es un poco como estar en casa… como… como aquí, a mi rollo… y me gusta muchísimo estar sola sin tener que aguantar los rollos de nadie, me está pasando eso… pero que nos reímos mogollón y lo único es que al principio él me enseñó un cuarzo… Olga le pidió que me lo enseñara…

Me dijo que los había tenido esos cuarzos en una mesilla durante días, que esa mañana había subido antes de irse al trabajo a buscarlos y que se trajo el más especial roto, con una fractura interesante… porque hay que verlo… y yo en principio me quiero quedar aquí, a lo mío, y quiero que ella solucione sus problemas por medio de la terapia.. En aquel banco le dije que iba a ser así, que no iba a volver a decirle nada… lo que pasa es que ella no tiene memoria y eso me parece algo increíble… Olga es una persona que hace las cosas y luego dice que las olvida, que no se acuerda de nada y ese es el recurso de los hipócritas… No sé, que gran suerte, ¿no? Porque yo no puedo olvidarme de nada… Tiene un buen terapeuta… y tiene mucho trabajo por delante y yo bueno… pues si tengo algo aquí decir … me planto aquí delante, con mis fuentes, con mi iluminación, con mi aroma de jazmín… o como dice Venus.. rosas, violetas y mirtos, y me empapo de mi experiencia… Yo no tengo hijos y es algo que me apetece mucho tener, desde ayer… pero no quiero un niño de treinta y no quiero una niña de cuarenta y luego ya lo de follar sin sentimientos… follar sin Todo… sin calor, sin profundidad… es algo que poco a poco me está dejando de atraer… he vivido muchísimo la aventura… y ahora la aventura quiero que sea mi espacio interior, no quiere decir que de vez en cuando no me apetezca follar con la gente que follaba pero bueno, sí… ha comenzado a parecerme prescindible… No me apetecen las personas que sólo piensan mucho y en si mismas… porque yo no pienso mucho ni en mi misma.. pero con esas personas es como voy a empezar a pensar: mucho y en mi misma.

No sé, tengo muchas cosas que dar y que compartir, como para consentir, que nadie me encasille en un papel que no me apetece aceptar… en mi vida personal… quiero ser una persona completamente normal, no quiero ejercer de terapeuta. Quiero ejercer de individuo y de mujer… y lo voy a empezar a separar mucho todo… En fin… que con llamada incluida de cliente… me apetece que esto esté aquí… Luego me pongo a transcribir esa parte del encuentro con Ani, y mañana me imagino que me ocuparé del asunto de su hermana.. y un cuarzo que se rompe… sólo quiere decir eso… que algo que tenías que cuidar… pues sigue su curso… que terminó su estancia contigo.

Debería cortarme las puntas pero no me apetece. Me gusta acariciarme los rizos, jugar con ellos. En fin… que para una resaca no estuvo mal. Este rato agradable aquí. Brindo con cocacola por vosotros, por los que lleguéis al final. Y me enciendo un cigarro. Otro. Me escucho y me voy a leeros a vosotros, un rato. Stop.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s