– Y en aquel momento me entregué a la Magia –

noviembre 26, 2006

 

un desnudo de Antona

 

La imagen: Antona, de su flickr desnudos (por que tiene mucho que ver conmigo)
El orden: Experimento Científico
La especie: otra de pornografía emocional
El argumento: en general hablo de la tarde de hoy, de lo sucedido, del estado actual de mis sentimientos, y explico un poco quién y qué son esos personajes en mi vida y que pertenecen a ese relato erótico que he comenzado a escribir el día de ayer. Y que me apetece mucho

 

[odeo=http://odeo.com/audio/3167753/view]

http://odeo.com/audio/3167753/view

 

Aquí os dejo la transcripción por si os apetece pasaros por las negritas... entre ellas algunos libros reseñados… yo me los miraría … si estáis buscando algo posiblemente interesante que leer… o que ver…

… Hear me sing: “Swim to me, swim to me, let me enfold you.”
“Here I am. Here I am, waiting to hold you.”

 

Ahora sí estoy escuchando la canción de la sirena, pero hasta hace un rato estaba con algo a lo que me llevó la estatua del jardín botánico

Siouxsie and the Banshees

– Passenger –

Gracias Estatua, sí que me gusta, bastante. Lo que pasa es que … hoy no quiero ser una banshee. Aunque a veces es… casi lo único que hago… Por eso la canción de la sirena. Porque … en algún momento dice: ‘Say my name’ (o no lo dice pero yo siento que lo dice, que para el caso…) y ven a mí, ven a mí… Tócame… y luego me puse a mirar ese libro de Georges Perec, ‘La vida instrucciones de uso’ (y aquí la reseñan un poco como a mí me da que es) . No lo he leído y esto está oscuro pero …

…me pregunto si la vida puede tener instrucciones de uso.

 

A ver fin de la segunda parte… (leo un pequeño fragmento al azar… no me gusta… busco por otra parte al azar… )

 

Reina de la Noche. Eso me Encanta. Es de La flauta Mágica(y leo algo) … y esto es una página completamente diferente. A ver, si vuelven a nombrar la guerra me mosqueo…
Cuando Fernando Beaumont se suicidó … umm… el 12 de noviembre de 1935… pero hoy no estamos a 12 de noviembre y ayer no me di cuenta que fue una fecha muy importante para mí. Quiero decir… el año pasado 25 de Noviembre…

Quizá la noche más agónica de toda mi vida…

 

porque …
la estaba pasando con alguien que sabía que amaba mucho y del que me estaba despidiendo (pero ese amaba, lo explico ahora, es un amar de amante, con el amor que amamos las amantes, que es …

el deseo iluminado …

 

que dijo Vinicius de Moraes)… No sé inconscientemente tal vez por eso le escribí hoy… Llevaba… llevo mucho tiempo sin escribirle… No realmente. Ya no puedo escribirle… Él me lo ha limitado tanto todo. Lo que ocurre es que ahora le entiendo, después de estos 15 días, perdón, que pasé sin hablarme con Nora, entiendo muchas más cosas. A ver … a mí la gente que estoy conociendo, con la que me estoy relacionando, con la que me relaciono… me está ayudando a entender cosas importantes, que no entendí en momentos vitales.

Tengo la sensación de que es importante que en algunos momentos de nuestra vida estemos a la altura de las circunstancias…

 

Creo que era Ortega quién decía: ‘Yo soy yo y mis circunstancias… ‘ Lo que pocos sabemos es que también decía, bueno a lo mejor estoy metiendo la pata y no es ni Ortega, ni la frase es así… pero bueno que la frase es importante y el sentido de la frase más … Yo soy yo y mis circunstancias y si las salvo a ellas me salvo a mí.

”’Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”’

– José Ortega y Gasset –

 

Pues a mí lo que me pasó aquella noche fue… que no fui capaz de salvar las circunstancias y estaba allí y … no sé… creo que derroché un momento vital de mi vida, por no hablar, por no atreverme, porque la otra persona me importaba tanto, tanto que …

plexo solar

Pero de eso no quiero hablar ahora porque se me hace un nudo en el plexo solar. Ese hombre era Rauma y Rauma es una ciudad de Finnlandia… (aunque ese hombre no es otro que el mismo Villon)
Un día nosotros hablamos de Finnlandia por eso quiero que se llame así y Verona… Verona pues claro, sí, es una ciudad de Italia y porque me recuerda a mi Romeo. Es que él es cómo Romeo, de verdad que sí. Lo que pasa es que yo no soy ninguna Julieta.

 

Y Lisboa porque… porque no puede ser otra capital. Tiene que ser Lisboa. Tiene que ser un fado. ‘Cançao do mar’, por ejemplo. ¡Ay! si la tengo, si la encontrara… pues yo tenía canción del mar… de Dulce Pontes… me encantaría escucharla ahora. ¿Dónde podrá estar? En septiembre… septiembre ‘Cançao do mar’. Bueno el video de esta mujer es sensacional
(os dejo un enlace a ese video que os recomiendo que os escuchéis ahora: ‘Cançao do Mar’ de Dulce Pontes)
Sí, pues bueno, a mí ‘Cançao do mar’ me parece una maravilla…
Y … Lisboa… Lisboa un Sueño…
Lisboa por Saramago, claro. Pero porque tengo media idea que ese lugar en el que yo lo vi en aquella visión entrecomillas, podría estar, podría estar próximo a Lisboa. Había tanta Luz.
Sí, ahora está sonando ‘Cançao do mar’. Pues yo amo así. No sé amar de otra manera.
Amo… con esa cadencia… con esa pasión… Esta tarde me han escrito cosas maravillosas… de verdad que sí, que si mi voz es bella, que si es sugerente… gracias, de verdad, estoy encantada, encantada. Sobre todo porque yo antes ni siquiera capaz de dejar un mensaje en el contestador… A eso aprendí por Rauma… y hoy, pues bueno estaba aquí, estaba yo con mis cosas … No me apetecía mucho salir pero me llegó un mensaje de Nora. Me dijo, ¿te apetece que nos veamos? Y yo sentí un nudo muy frío ahí dentro de … bueno pues cerca … cerca del plexo solar pero un poco más abajo porque los nudos de la alegría … y los nudos de otras emociones no se producen en el mismo punto. Yo creo que tiene que ver con algún órgano. Esto debería preguntárselo a Lisboa. Sí, esto es algo de lo que me apetecería hablar con Lisboa

por qué la felicidad, el contento, el éxtasis te genera esta sensación tan agradable, aquí arriba, justo en ese punto donde se acaba el esternón… y sin embargo cuando sientes asco, frío, …

 

No quiero hablar de más emociones, vamos a dejarlo así. Las sientes más abajo, las sientes… pues eso, cerca del ombligo. A ver qué… qué hay aquí, donde está el corazón, dónde están los pulmones… y qué hay abajo… ¿el páncreas? ¿el hígado? Pues eso que mi hígado hay cosas que las metaboliza muy mal o las estaba metabolizando.
Yo lo que me hice todos estos días fue un cambio de esquema…
A ver si estaba dándole a toda esa gente lo mejor de mí, lo mejor que podía darles… y no estaba funcionando, porque … yo no espero nada de nadie pero …

… no me gusta que me traten mal o que me confundan…

 

No me gusta eso, que se equivoquen las cosas. Y pues eso, sí yo les estaba dando Todo, lo mejor de mí, esforzándome al máximo… con Lisboa… con Rauma… con Nora… con … iba a decir ‘este chico, cómo se llama ahora’.. ya veréis cuando os cuente cómo follamos y no le dije mi nombre. Eso me Encanto, me Encantó. A ver cómo me arreglo para contarlo con todo … con todo el morbo que a mí me dio. Pues nada,…

follamos una vez, follamos dos veces y él no sabía cómo me llamaba yo. Me negué a decírselo.

 

Fue así de mágico pero … lo que le conté a Lisboa una vez… que me hartado de ser Titania… Me-he-har-tado de ser Titania… Me iba a ver la peli precisamente, esta tarde, para descubrir cómo fue por fin que … que Titania dejó de enamorarse de asnos… Yo es que luego me da la sensación… no quiero decir que ellos sean asnos, quiero decir que no los he sabido ver en ningún momento… y eso… ahora no me defrauda con Ellos, me defrauda conmigo. Yo ya no puedo sentirme defraudada por los demás… En el caso de … Verona, el otro día en el coche, cuando conté lo de la maría.. me sentí defraudada con mí, no con él, conmigo. Claro, con quién sino… Si es que yo tenía que haberlo visto. No era mágico. Pero… me conmovió y logró que … con su historia, siendo el mismo, solamente el mismo, logró que … pues bueno que yo decidiera revestirlo de magia. Darle curso. En cierto sentido él tenía razón, yo controlaba, pero no en el que él se imagina.

Controlaba la posibilidad de no verlo con magia o verlo con magia. Y en aquel momento me entregué a la Magia.

 

A esa opción. Como cuando yo le digo ahora, esta tarde, pues quiero que nos desconozcamos… Porque lo que a mí me ocurre con él es que para mí ahora es un Desconocido.
Sólo le he visto con Magia. Desde el primer momento en el que hablamos. Y no me defrauda él en absoluto. Si me Defraudo yo, por volver a hacer lo mismo.
y entonces Lisboa sabía eso. Lisboa saba que yo ya no quiero revestir las cosas de Magia. No en mis relaciones personales, que no estoy dispuesta.. que las voy a tomar tal y como son. Entonces.. pues eso, al final le dije que sí a Nora… a pesar de ese aviso en la zona de las emociones que no me gustan, en el estómago… pero por nada. Simplemente siento que estoy fría, que estoy dura, que estoy cerrada, que para mí las personas ya no son las mismas. Ninguna. No mi madre. No mi abuela. No mi padre. Ellos sí, ellos siempre son los mismos. Pero no sé por qué pasa eso.

No sé porque da igual que ellos hagan lo que hagan y se porten conmigo… como se porten, o les diga lo que les diga, o discuta y ponga como me ponga. No sé por qué… esas tres personas, son las únicas con las que las cosas no cambian.

 

Porque yo creo que cuando me enfrío… Me enfrío definitivamente. Cosa extraña, con Rauma me puedo enfríar muchísimo, muchísimo, muchísimo… pero hasta unos límites, ¿no? Y llegar y nada. Como si fuéramos colegas del alma y entonces eso pues debe ser que somos colegas del alma. Y que follamos, joder, y que es super erótico. Follamos pero … no sé, si él me puede querer a mí de la misma manera en que yo sentí que podía quererme.
Joder, me gustaba mucho al principio. Luego así no voy a hablar, evidentemente, cuando escriba mi relato. Tengo que aprovechar ahora.
Rauma me gustaba muchísimo.
Me gustaba muchísimo porque por primera vez sabía lo que era tener una relación con una persona. Me escribía… me … Se empeñaba en llamarme por teléfono… yo temblaba cada vez que me llamaba. Si es que yo no confiaba para nada en mi voz. Pero él decía que me sentía, que era con la única persona con la que le pasaba eso.
Y … yo llegué a sentirlo a él. Que es algo que creo que no me ha pasado con nadie. Nunca. Pues eso, hubo un día que llegué a sentirlo a él. Bueno, muchos días al final. Llegué a sentirlo a él y estaba muy esperanzada con esa historia porque si lo sentía hasta por el teléfono…
Me sentí mal cuando él no quiso compartir eso conmigo. Quiero decir… Se lo montó muy bien para que yo siguiera llamándole por teléfono, insistiendo, esforzándome en Llegarle. Quería eso y … yo ahora estoy pensando que puedo pensar que él pudo pensar que él no me Llegaba a mí, lo bastante… No sé, o no simplemente que no quiso engancharse a mí. O no, que sintió esa emoción oscura de dureza, de crack, NO, ahí dentro. En algo que está ahí dentro. No sé qué es. El hígado probablemente. O el páncreas.
Me gustó especialmente Lisboa porque …

porque me aseguraba que me hablaba desde el hígado… desde el páncreas.

 

Yo es que lo siento todo ahí, en las vísceras.
Aquí un lector, que me manda una foto en este momento… Otra pero porque yo le enseñado las mías. Vamos, le dije una página donde estaban. Para no ser sólo una Voz. Saludos ya sabes quién. Nada, éste me dice que le he matao, muy simpático. En serio, gracias. Me Encantó. Y también… pues nada que os animo a que me enviéis vuestros comentarios, vuestras fotos… que me sugiráis cosas, que me estimuléis, que no puedo prometeros que voy a contestar a todos ni a todo, porque no, porque yo voy a contestar poquito… o sea, amablemente espero si no se me incordia mucho… Me estoy controlando eso. Pero sólo me voy a enrollar…

SÓLO ME VOY A ENROLLAR CON LAS PERSONAS QUE ME LLEGUEN DE VERDAD.

 

Y no os enfadéis conmigo porque … es que ya os lo estoy contando. Soy de sentirlo ahí. En el hígado. En el páncreas. Y hacerle caso.
Y con Nora bueno, tuve que vencer esa resistencia pero joder es mi amiga.
Tengo que darle oportunidades, evidentemente. No porque yo me Crea… si no porque bueno… mi cariño se lo perdió ella. Yo el suyo no y además es que no me lo merecería perder con todo lo bueno que yo he puesto en ella pero … pero ella el mío sí, de momento si se lo ha perdido. Y .. que eso cuando se rompe ahí tiene que nacer de nuevo, tiene que nacer natural, tiene que nacer en cualquier momento. Y si no nace… malo. A mí por ella ya me nació una vez así, como me pasa con mi padre, con mi tío inclusive. Con mi tío… ese fantástico tío que yo tengo por el mundo. Que es la hostia, un día tendría que escribir sobre él porque sí que merece la pena, joder, que vida. Es un vividor, mi tío es un Vividor. Y ahora está por ahí por esas tierras del Norte, con su mujer estafadora. Seguro que pasándoselo muy bien. Mi tío siempre se lo pasa muy bien. Es … el tío más alegre que conozco. Y … pues alguien rompió nuestra relación en su momento. Esa mujer, la estafadora. Hace muchísimos años. Muchísimos. Yo tenía 23. ¡Ah! Veintitres. Y estaba en Galicia. O me fui a Galicia por eso.
Pues nada que me acabo de dar cuenta, que a mi mimi, también lo quiero mucho. A mi barbas primero. Me encantaba tirarle de las barbas, ahí subida en su cuello, de pequeña. Lo quería con locura… yo creo que ese fue el problema. Un día lo vi claro pero … pues nada que le quiero también, que sé que le quiero. Y luego la demás gente que se me ha muerto… El otro día lo pasé fatal porque … pues eso, estaba hablando con mi madre. Nos estábamos riendo mucho y de repente le dije que yo no le programaba el cuarzo a su hijo, que lo sentía mucho pero que no podía y escuché a mi madre llorar.
No sé se me partió algo ahí por ella.
En esas cosas yo me doy cuenta de que mi madre nos quiere mucho y que tengo mucha suerte.

Me gusta haber aprendido a querer a mi madre.

 

Y es lo que yo le digo a Nora, ¿no? que … bueno vale sí, ella me cuenta hoy que no quiere a la suya, que la comprende más pero que no la quiere.

Pues eso, es que en el cariño, en los sentimientos, no se Elige, o se sienten o no.

 

No se elige y a veces sientes cosas estúpidas, porque sabes que son estúpidas porque…
Porque esas personas no existen. A ver qué importa que Verona exista, ahí, a unos metros de mí si yo no le supe ver como era… Bueno, no es lo que quiero decir… quiero decir que … que me pregunto mucho últimamente cómo se pueden sentir sentimientos por alguien que no se conoce …
Y se puede.
Yo así sentimientos… últimamente, pues los he tenido por esas tres personas. Rauma primero. Verona después … y me da que … que por Lisboa ahora pero no pasa nada. No existen. MIs sentimientos no existen. No son reales.
Quiero decir que yo soy de sentir Libre, libremente, al minuto. Y … bueno pues nada al principio con Nora fatal porque ella lo primero que hizo fue lo que no quería que era ponerse a llorar… porque me vio llegar así como muy yo en plan… seria pero es que yo soy seria.. con … con la gente que no estoy bien pues claro que soy seria y claro que me blindo pero porque no me necesito blindar, porque es que me sale natural… y… a ver que repase.. pues eso, que he sido muy clara con ella y me gustó serlo y lo que me contó le dije que me parecían otra vez películas y que yo sólo entendía cosas … A ver de qué quieres hablarme, cuando llegué le pregunté, de qué querías hablarme… vale, pues, no sé a lo mejor me dice un, directamente, que te echo de menos y … yo hubiera reaccionado humanamente pero que a las películas ya no reacciono.
Y luego me he acercado a él y le he dado yo así un informe de lo último … y que ahora siento que es un extraño para mí … un extraño absoluto que tiene… que tiene su personalidad. Sí, es un extraño y tiene su personalidad. Vamos a dejarlo así. Y bueno, yo ya lo miro de otra manera… y … que como … lo miro de otra manera, y nada bromeo así mucho con él, pues nada que le envié un mensaje que decía: ahora que te desconozco… te deseo el triple. Te deseo el triple. Será por tu teléfono, um um… Todo broma pero es cierto. Yo tengo esa capacidad. Y bueno su actitud fue de un borde del copón conmigo pero que no me importa, que actúe como quiera actuar, como si no me habla más. Yo voy al día. Y .. y ahora ya pues eso, que reconozco que no tengo sentimientos, que soy una mujer normal y que por eso me puedo dejar llevar. Y seguir el impulso y el instinto, pero que yo no voy a andar con mentiras, ¿eh? Eso os lo aviso. De mí vais a escuchar la verdad. Lo siento mucho. Ahora ya sabéis lo que me pasaba con vosotros.
Ya os lo he contado. Lo podeis haber escuchado o no. Pero yo voy a ser honesta conmigo. Y el que quiera que le respete pues que haga porque le respete. Y el que no me quiera hablar pues… que no me hable. Eso se lo decía yo a aquel hombre del que estaba tan enamorada. ¡Ah! Pues no me hables. Pues no me hables. Y cuando él me contaba algo de Laura o decía esto nooooo… Yo le decía que no me hable. No es así. Sí, sí, sí. Que no me hable nadie, que me parece muy bien. A mí me parece muy bien. Pero yo no me pienso callar, ¿de acuerdo? Esa es la diferencia.

Lo tenéis claro para que me calle. Pero lo tenéis fácil. No tenéis más que ignorarme.

 

Y ahora estoy viendo otro libro.
Suso de Toro, ‘Trece Campanadas’. Acabo así. A ver, a ver, a ver, éste qué dice… Es que yo soy mucho de hacer esto. De utilizar cualquier libro, cualquier cosa como oráculo. Que no es un oráculo, es que te lleve, que te sugiera cosas. A ver que me concentro, a ver si me llama alguna página que sea significativa. Vaya, la portada, de atrás. ¿Qué veo por aquí? Anda, Satanas de Mario Mendoza. También está ahí. Es una pista. Otro. ¡Qué divertido! Satanas de Mario Mendoza. Vamos a ver, ¡Ay! os leo… una mujer hermosa e ingenua, que es lo que yo soy cuando soy sólo mi niña, mi alma. Que roba con destreza a altos ejecutivos… umm… bueno, robar corazones únicamente. Un pintor habitado por fuerzas misteriosas. Un pintor… habitado por fuerzas misteriosas… ¿algún pintor por ahí a la escucha? porque yo quiero contarle a ese pintor qué cuadro quiero que me pinte. Hay una peli que tengo que ver, sí, sí. A lo mejor la veo esta noche. … Es una historia … el calígrafo creo que se llama… No, no, el calígrafo es un libro. No me voy a liar más, a ver…
Elías… heroe de la guerra de Vietnan… um um um.. dinámica oscura presencia del maligno en la vida cotidiana…
A ver… éste… hojas mecanografiadas… se las entrega a la víbora y explica:

– Ahí está la carta donde expongo mi situación. Estoy seguro de que no estoy pasando por una crisis. Se trata de un conflicto más severo y complejo.

– ¿Tiene que ver con el caso que estamos comentando Ernesto?

– Pienso llevar una vida normal. Como la de todo el mundo. Quiero casarme, tener hijos y hacer una familia.

– Te veo muy seguro

– Lo he pensado con calma… sin afanarme…

– ¿Qué quieres que te diga?

– Gracias por todo, padre Debrigard, lo que sí le agradecería es que envíe a alguien para reemplazarme mientras nombran un sacerdote definitivo. No me siento ya autorizado para ejercer este cargo. Me sentiría ya engañando a la gente

Pues eso, que yo no me siento engañando a la gente y ahora menos que nunca. Besos. Muchos.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

El libro a medio mencionar era:

‘El calígrafo de Voltaire’ de Pablo de Santis, que no he leído pero que cuando vi en aquel escaparate hace años me llamó la atención porque decía algo así como… todo lo que se usa para escribir sirve para matar... y me pareció especialmente apropiado para mi caso, por mis vivencias personales de aquella época y lo que entonces se comenzó a gestar…

Y la película que pensaba ver era:

‘The Pillow Book’ que dirigió Peter Greeneway y cuyo título hace referencia a la costumbre japonesa de guardar en las almohadas, que eran de cerámica o de madera, los diarios íntimos… Nagico nos va contando en esta especie de poema casi iniciático su proceso de aprendizaje. Proceso que se simboliza en el paso de ser ella misma… así comienza con ella de niña… soporte de escritura a convertirse en pincel… El conocimiento del Amor, de la Muerte, de la Venganza… Imagino que de la trascendencia de la vida.

¿Quién se sabe el nombre que dios pintó sobre mí para que no lo olvidase? Porque yo lo he olvidado…

 

Y que no logré ver al final porque la versión que me había bajado estaba subtitulada y los subtítulos estaban en inglés… demasiado para mí que no hablo ni gota. Y a esas horas paciencia para practicar con el diccionario como que tampoco había… Bueno ya la veré y ya os hablaré de esos bellísimos poemas en los que parece estar inspirada …
Pero terminé por quedarme a solas y en silencio con Oberón.

Oberon

3 Responses to “– Y en aquel momento me entregué a la Magia –”

  1. INVERSaMENTE Says:

    […] cloe, cobalto, cocainomano, cocuyos, cohen, cohibido, coincidencia, co-incidencias, colage, colegas, colina, combarro, comebiblias, comentarios, cometa, comida, como, compatibilidades, comprenderlo, […]

  2. fernando beaumont Says:

    eiii el personaje se llama fernando beaumont como yo y se suicido
    ahhh!!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s