El uranio235 y los alientos…

noviembre 27, 2006

la room

Yo creo que el culpable de la pesadilla erótica de esta noche la tuvo indirectamente Don Gregorio, y lo que mis dulces e inocentes oídos miraron (que no tocaron) antes de acostarse en el café de Ocata. Con eso de que ahí no hay pestañas…

¡Oh Hestia! Me has abandonado.

El caso es que por desgracia soñé con Verona.

Y sí, me corrí con él. Yo creo que de la misma manera que él me contó que se había … ídem… con la chica dúplex de dos de sus amigos…

¡Qué vergüenza otra vez estaba sin depilar! Aunque por otro lado me alivia porque dicen que no hay dos sin tres… y con ésta habríamos cumplido el cupo de la hierogamia primera, del abrazo del Cielo y Tierra.

Es que nada más despertar, horrorizada, me he lanzado (si, me repito, como una posesa, que yo todo lo que tiene que ver con el deseo de la carne lo tengo que hacer así) a mi estimado diccionario de símbolos en busca de un significado que me hiciera comprenderlo. Ya sabéis: Jean Chevalier, Alain Gheerbrant. Y ahí lo cuentan así de bonito.

Porque a ver, si yo ahora lo que estoy es sedienta de Amor Mítico por qué hasta en sueños me tengo que conformar con el atroz furor uterino que me despertaban esas batallas perdidas de antemano.

En fin, que soy un desastre, que llevaba yo conteniendo mis diques subliminalmente como cosa de quince o veinte días en nombre de la paz del planeta (de eso me enteré ayer en el café ya citado donde iluminando mis sesos me dieron razón de mí)… y ese íncubo espíritu de la madrugada me arrancó a la fuerza uno de mis mas brutales orgasmos. Sexo y sólo sexo. ¿Ves Lisboa por qué tienes que rescatarme? Ahí no puede haber ninguna fisión nuclear de cuerpos, de neuronas, de latires, de almas.. y a mí me hacen falta desesperadamente tus aeropuertos y tus bunker, tus moléculas y tu arrogancia. Y yo lo que quiero es que te aparees ritualmente conmigo y que no hay manera, chico. Ven por lo menos tú a mis sueños, anda… deja que tu espíritu rijoso y disfrutón, y hasta guarro haga de mis noches un auténtico black Sabbath y no lo que son

Vale y ahora en serio. Que era mi primer sueño (por lo inconsciente) con él. Y lo más ”interesante”, que es lo que dicen esos autores…

Aquí guardado os lo dejo por si os apetece echarle un vistazo…. Eso sí ya comienzo en la acepción tres del término Erotismo:

(…)
3. Sin embargo el simbolismo erótico más conocido pertenece al shaktismo, al tantrismo, y las prácticas de longevidad taoístas. Su punto común más importante se ha prestado a veces a GROSEROS ERRORES DE INTERPRETACIÓN, derivados de una lectura demasiado literal. No cabe duda de que el simbolismo cósmico y ritual del acto sexual es familiar en la india, y de que las prácticas chinas de la alcoba no son meramente emblemáticas. Tales prácticas corren el peligro, por un extremo, de sublimarse hasta ya no ser más que pura imagen mental y, por el otro, de caer en las aberraciones más materializadas. Toda unión se resuelve en la de Shiva y su Shakti, que es de hecho la reconstitución del andrógino primordial, pues la Shakti no es distinta de Shiva. Es la unión del sol y la luna, del fuego y del agua. Si hay apareamiento ritual, la yoguini no es solamente la imagen de prakriti o de la shakti: es prakriti, es la shakti; de modo que el yogui que a ella se une no persigue de hecho más que su propia reunificación. La inconografía que repite la maithuna es siempre pura, porque representa la unión, no de seres, si no de principios, de la Esencia y la Substancia universales, o para el budismo tibetano, de la Sabiduría [Prajnaparamita] y del Método [Bodhichitta]. En el yoga, la unión de los principios opuestos se realiza en cada uno de los centros sutiles (chakras), y el hecho de que se trate de elementos masculinos y femeninos internos al ser se expresa en terminos de incesto.
4. Otro aspecto que no hace sino precisar en un plano inferior la noción de unificación interior es el remonte del semen mediante el control del aliento, que es una fuente esencial de energía yóguica. El mismo procedimiento se expone en el tratado taoísta de la Flor de Oro, según el cual las prácticas eróticas atribuidas a ciertos Inmortales, con vistas a restaurar su principio vital, no deben ser interpretadas de otra manera. En este tipo de prácticas el alejamiento del simbolismo significa caer en el literalismo y por ende correr el riesgo de las aberraciones más graves; pero no es así evidentemente para los Inmortales. El simbolismo sexual de la alquimia interna, se centra en la idea del embrión de inmortalidad que nace de la penetración de la Tierra por el Cielo, de la unión del semen y del aliento, que es la del agua y el fuego (AVAS, COOH, DANA, ELIF, GOVM, MAST)
5. En Egipto, al margen de toda interpretación simbólica, no faltan representaciones eróticas: la mujer y el hombre se designan por la imagen de sus órganos y su unión por el cruzamiento de ambos hieroglifos. Imágenes de los abrazos de Isis y Osiris, ídolos fálicos, estatuillas de cortesanas, dioses copuladores, retozos libertinos, constituyen el testimonio más antiguo del malestar sexual (POSD, 106-107). También hubo condenas y prohibiciones referentes a todo esto. El erotismo no refleja a menudo más que el deseo o la obsesión sexual; simboliza no obstante el carácter imperativo de los impulsos vitales, tanto en las obscenidades pornográficas como en las obras más refinadas y las uniones más íntimas y espiritualizadas.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

La imagen ‘La habitación’ de Balthus, por supuesto. Se dice que Balthus se inspiró para esta pintura en aquella otra de Fuselli

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s