LOCURAS DE LO QUE NO TIENE NOMBRE -ii-

diciembre 14, 2006

un oyamel como es en Rosario en la época de las monarcas

Para ver esas mariposas en movimiento…. mirarse este documental de Michoacán… y sus bosques de oyamel… un santuario de mariposas…

[odeo=http://odeo.com/audio/3887253/view]

http://odeo.com/audio/3887253/view

Lo que son las cosas… iba a contarles a todos como te conocí… iba a ponerme tus documentales y … y iba a hablarles de las mariposas que me volaron cuando… te vi a ti… Llamaste a mis mariposas… Fue una cosa increíble… Las Llamaste, las Llamaste con Todo… Me nacieron en ese momento. Fue así de bonito… Ya sé que no me creíste, que la Zurda no se lo creyó… que me había enamorado.. Sé que nadie me creyó porque yo soy todo el tiempo: ‘que viene el lobo, que viene el lobo, que viene el lobo’… con eso, ¿no? Pero mira yo sólo recuerdo haber sentido esas mariposas una puta vez en mi vida … y sé exactamente cuando fue…

Yo le había visto antes y me gustaba. Bueno.. chocamos el primer día. Me atraía, me atraía mucho pero… tarde más de un año en sentir mariposas y las sentí equivocadamente porque … lo que menos me esperaba que aquel tío… lo que menos me esperaba en la vida, en la vida, que aquel tío… tuviera una hija así, y que fuera tan cariñoso… Lo vi con Laura en el cuello y me volaron todas las mariposas… todas las mariposas, todas, todas… se me puso una cara cuando le vi con ella en el cuello… es que … me volví.. como no me había vuelto en mi vida… muerta de sorpresa… No sé si lo fingí o no. Eso no lo tengo claro… no, no, me sorprendió, me sorprendió muchísimo, muchísimo… Y al tío le entro la Risa, joder… porque es que… en aquel momento… no sé, se me notó todo… se me notó la niña por primera vez… Se me escapó la niña por primera vez … Tuve un momento inmenso de mi vida, cuando él me siguió de aquella manera… su mujer delante, con su hijo… y él con aquella niña en brazos, corriendo detrás de mí, tan desbocadamente… Me enamoré así de él… Ahí nacieron las mariposas, no, bueno a ver… No sé, me flipó tanto, tanto, tanto… que decidí enamorarlo… Antes, decidí enamorarlo antes. Me dediqué durante meses a enamorarlo antes de … de caer yo rendida a sus pies… pero es que cuando caí… es que cuando caí… estaba Sola… Bueno, la verdad es que días antes me lo había provocado… oxitocina por un tubo. Y más de todo porque yo no sentía aquello ni de coña… por él pero de repente… de repente… me besó de aquella manera y eso sólo lo he vuelto a sentir contigo… ¡Ay dios mío! ¡Cómo te Sentí! Y cómo te Sentí cuando te dije que iba a coger otro punto … y que me separé un rato.. me separé un rato de ti… me habías permitido separarme todas las veces y parar… pero en aquel momento… En aquel momento es que me dijiste… que qué, qué o … (risa) y prak raca… ¡ay! me encantó eso. Me flipó eso. Esa para mí era la prueba definitiva… bueno es que has ido cumpliendo… todas mis expectativas… una por una y mira… esta es otra de mis canciones…

Hay un grito por ahí… hay un grito en esta canción de Svetlana… que también me acompaña desde antes, desde antes.. de María Veranes… Hay un grito en esta canción… Hay un grito que es mi grito por ti… Yo esta canción me la habré escuchado millones y millones de veces cuando era niña… millones y millones de veces… me he metido ese grito, porque era mi grito, Dentro … y no sé lo que pensarás tú, que eres tan de Mozart y de … de todas esas exquisiteces pero chico, te tiene que gustar esta canción… aunque ganara Luxemburgo… Svetlana… no sé de qué año, ya te lo buscaré… Espera, a ver si va a haber más pistas y me las estoy perdiendo… Ahora Svetlana…

Cours apres le temps… es que yo francés no sé… a ver si escribo Cours y me lo saca… es que no lo sé ahora mismo… Cours apres les temps… ¿esto qué significa? A ver … ¿no hay traductor?… Eurovisión 1982… pues sí que era un comino… porque yo me lo compré en discoteca pero sin saber lo que me iba a encontrar…

Ese video de Svetlana, luxemburgo 1982, donde ganó aquella canción de Alemania e interpretada por Nicole… muy … muy … poéticamente correcta ella…

La balada que interpretó Svetlana por Luxemburgo fue bastante votada dentro de lo que cabe. Pero la diferencia de todas las canciones con la ganadora era muy grande. Cours après le temps obtuvo 78 votos y la sexta posición. Era un poema de amor. Está escrita por Michael Jouveaux y Cyril Assous, nacido en Túnez. El marroquí afincado en Francia Jean Claudric dirigió la orquesta. La solista vistió de azul con un traje muy convencional de corte clásico. El aspecto de Svetlana es eslavo, su padre era ruso y su madre francesa. Ella nació en París y había sido coro de varios cantantes de su país. Precisamente el coro que Svetlana llevó al Festival era muy bueno también, casi mejor que la solista.

A ver qué dice… claro esta canción tiene historia… (me salto esa parte)…

Pero por España fue Lucía con Él, que me encantaba porque yo los festivales de Eurovisión me los tragaba enteros y es fácil que esta me gustara y la buscase… por lo que decían… por lo del poema y por ese grito…

Para qué me sirve el dinero si yo lo que tengo es que vivir… mientras la canción concluye… ella explica que ella amará simplemente… Y si esta es locura… ella desea satisfacer a la otra gente enojada… eso no lo entiendo yo mucho… tengo que investigar esta canción…

Qué interesante… a ver … a ver aquí… ¿Yo entenderé francés por un casual? A ver aquí tengo la canción… Ni idea… bueno esto no me puede haber condicionado de esta manera… claro que … Pero yo la sé cantar, ¿eh? Lo que pasa que ya no me voy a pasar otra vez… tarareo… yo lo del amor lo entendía

y sí que canto, joder… estoy como una regadera xD

 

Cours après le temps, cours après l’argent
Cours sans t’arrêter, si tu veux gagner
Cours après la gloire, va vers la victoire
Cours sans regarder ceux qui sont tombés

Si je dois courir tout le temps
À quoi me servira l’argent?
Et le temps comment l’attraper
Si je ne le vois pas passer?
Ce n’est pas très glorieux, la gloire
Ça disparaît dans le miroir
Et souvent pour y arriver
Tu n’oses plus te regarder

Cours de cœur en cœur, cours vers le bonheur
Il y a trop d’amour pour vivre un amour
Cours sans te soucier du mal que tu fais
Il faut être fou pour vivre à genoux

Je n’ai pas le cœur assez fort
Pour pouvoir battre des records
Et même s’il est un peu trop grand
Un seul amour y tient dedans
Je n’ai jamais connu la haine
Je ne sais pas faire de la peine
Et s’il existe d’autres fous
Qu’ils me donnent rendez-vous

Toi tu veux gagner, moi je vais aimer

¿Alguien podría traducírmela, por favor?

No puedo, no puedo delante de la gente no puedo… ese es el grito… ese es el grito… con el que me llegas Dentro… de verdad me llegas con este grito total, total, total, total, total… Es flipante … y yo iba a contarles que di contigo porque … estabas en aquel documental con las mariposas… que… lo tuyo… no tiene exactamente que ver con ellas… pero que … tiene que ver con su extinción… y no quiero que seas nada en concreto… yo hablaré de ti indeterminadamente… cómo quiera… Es que en el fondo, lo siento pero … no me interesa a qué te dedicas… Lo que yo vi no fue eso… hay un poema… de Oriah Mountain… ‘la invitación’… yo esa es la invitación que te voy a hacer… que te leas el poema de la invitación y que te pienses … si eso te iría conmigo… Sin normas… No estipulado… pero así, como en ese poema… Y que… me encantó … me encantó querer saber más de la monarca y del mimetismo batesiano … y … porque yo quiero que sepas que soy un camaleón, ya… un camaleón… él único réptil que sueña… porque los … animales de sangre fría no sueñan pero el camaleón es una excepción… Eso tenía que decirte… que yo sí… soy una mariposa del alma… si quieres .. yo lo que encontré siguiendo la pista de la migración de la monarca a los bosques de oyamel… fue… a la Pterourus Esperanza … y por ella a ti.

Pero qué curioso, como si de un caso resuelto de criptozoología se tratase descubrí al llegar aquí que en Oaxaca, y únicamente allí, en la Sierra de Juárez existe una especie extremadamente rara de mariposa, la Pterourus esperanza, cuya vida y continuidad se encuentra de forma constante amenazada debido al pequeño área donde vive, a las particularidades de su hábitat y a la explotación comercial a que se la somete, principalmente por ser una rareza y sus ejemplares muy solicitados en el extranjero; Esta mariposa se encuentra en peligro continuo porque es vulnerable al impacto humano.

No entendí mucho de lo que dijiste porque … fue una sorpresa encontrarte allí, en medio de tanta belleza, de tantas mariposas… porque claro … tú habrás visto los bosques de oyamel, ¿verdad?

Conoces cuál es él… bueno qué tontería, preguntarte a ti que si conoces cuál es el… umm … proceso de la monarca… ¡Joder! Es que si no lo supieras no habrías aparecido en aquel documental… A ver… bueno que … que eso es lo que me gustaría ver contigo… Me gustaría encontrarme contigo en el… en el lugar que tantas veces imaginé… aunque yo tengo muchos lugares, ¿eh? no te vayas a pensar pero ese bosque de oyamel es uno… Tú te imaginas estar allí…a tu lado… lo que puede ser para mí… ver moverse a todas esas monarcas… que son como yo… porque yo soy como ese bosque… ese bosque en concreto… ese es uno de mis lugares… Otro ya te lo conté, ¿no? … Bueno y otro también… el del arco iris… el del columpio… pero éste… éste no sabía que estaba aquí hasta hoy… Ahora mismo soy un bosque de Oyamel… como los que yo vi en aquel documental… Latiendo así… y que me alegro mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, de que mi curiosidad… me haya … arrastrado hasta ti… Las mariposas siempre han sido mi señal… a lo mejor me lo estoy inventando… pero yo te digo que fue lo que sentí… pero… ya cuando eras como Eres… ¡ay! cuando eras como Eres… Es que me fuiste encantando por el camino… yo es que a ti no es que te desee.. Es que te Amo… te amo, o sea, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo, te amo… como… iba a decir que sólo yo sé amar… pero… imagino que mucha gente que sabe amar como yo… Pero como Amo yo… da miedo, ¿eh?… Da miedo de lo que se ama. Bueno da miedo al Otro… No sé lo que le da al Otro. Nunca nadie me dijo nada… ¿Te lo puedes creer? … Bueno nunca nadie me dijo nada, no. Nunca él me dijo nada…

A lo mejor ahora me está escuchando. Porque sabe esta dirección. Pero que no quiero que piense que… esto lo hago por él… o sea que eso ya se Acabó. Para mí se Acabó… Me puede molar como me molan los otros… o sea es un cuerpo… pero para mí ya no tiene Alma…

– Quiero decir que no te engañes con esto… que a mí… yo lo que sentía por ti… afortunadamente ya lo siento por otro… porque a lo mejor él no me puede dar nada… me puede dar menos que tú… pero eso está por ver todavía… Si mañana… tengo que escribir o a decir que no… antes te hubiera dicho… estoy segura de que eres el único que me puedes salvar… pero ahora… no considero que tú me puedas salvar de nada… No tienes nada dentro… Te he visto como eras… y lo que vi no me moló un duro… Mira el concierto de fados.. en el concierto de fados.. todavía me engañaste… Sabes que me engañaste totalmente… Todavía tirabas tú mucho… Todavía me movías tú… Pero en el concierto de Ana Torroja… ya no tuve ninguna duda… Aquella mirada… que me dirigiste… de verdad que me heló por dentro.. pero quiero creer que me heló … porque ya había sido el día en que él… me respondió… Cuando… cuando… se vino… … … pues de rodar aquel otro documental… punto… El día que me respondió… el día que me respondió… no el primer correo que me escribió… el segundo… cuando se vino de rodar ese documental… Ese día… ese día se me cambió todo por dentro… Fue el día que … me fui a la biblioteca… Es que … no recuerdo antes lo que hice pero sé que volví de la biblioteca… no, no volví ¿o sí? … Ah sí, porque recuerdo como iba vestida… con ese cisne azul y los pantalones negros… ¿o no? … Bueno fue el día que… tengo la fecha… porque fue el día que … sí iba vestida así… (es que yo guardo fotografías de instantes y sensaciones en la cabeza y me recuerdo esperando frente a la puerta de un centro de comercial y de que hacía frío a aquella hora)… y fue el día que la Zurda me regaló ‘Memorial de un convento’ … pues antes saqué una edición de la biblioteca… (luego añado ese día a esto) … me metí … en aquella iglesia…. luego regresé al parque y me puse a leer… Le escribía a él … desde el ciruelo… le traducía mi archivo porque sólo estaba susurrado… Ese día… No sé… sentí romperse algo contigo… el lazo que teníamos tú y yo… lo sentí ahí… dejaste de estar en mi corazón… también me mola por ti… porque fue el día en que te vi con aquella chica… con el niño… la que te vi hace poco y me alegré… no sé… joder hubiera sido perfecto… que si tú me amaste … y se nos estropeó… los dos encontráramos otra persona a la que amar… porque … bueno… yo sé que te podía haber hecho muy feliz.. pero sé que ahora ya no soy la misma… no, desde que me fui hace dos años… ahora ya… tú no me podrías hacer feliz a mí… y yo para sentirme feliz, de verdad que necesito muy poco, muy poco, muy poco… pero lo necesito muy pofundo, muy profundo, muy profundo, muy profundo… muy profundo, muy profundo… y tú no tienes tanta profundidad … y tú no te imaginas quién soy yo ahora y lo que he crecido por dentro… y lo insaciable y lo voraz que soy … entonces…

Podía haber salido cualquier cosa pero.. me está saliendo esto… me gusta haberte conocido… haberte amado… en los bosques de oyamel… y sin embargo a ti… al primero… no sé dónde le amé… dónde le amaba… No fue nunca en ningún sitio… me habló de hamaquita, y de una playa tropical y una palmera pero … yo no me veía en eso… ¿dónde me meto yo? ¿debajo de la palmera? Pues que esté inclinada por lo menos…

Y a mí… a todos los lugares que has viajado … y me has dicho que has viajado… pues que en cierto sentido me llevaste contigo… que lo sepas… Me has hecho Viajar…

Bueno y más cosas que ni te imaginas… pero yo estoy enamorada de ti por lo que vi en aquel momento… Me enamoré de tu amor… de tu forma de Amar… de agarrarme la cabeza… contra ti… y escucharte decir: que a gusto, que a gusto, que a gusto, miniña, que a gusto… que a gusto… que a gusto… uff… es que es imposible, entiéndeme, no enamorarse de eso, aunque tengas la costumbre de repetírselo a todas… yo qué culpa tengo… caí con todo el equipo… caí con todo el equipo, que lo sepas…. Me va a pesar esto, ¿no?

LA INVITACIÓN

No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber qué es lo que deseas,
y si te atreves a soñar que encuentras
lo que tu corazón anhela.

No me interesa cuántos años tienes.
Quiero saber si te arriesgarías
a parecer un tonto por amor,
por tus sueños o por la aventura de estar vivo.

No me interesan qué planetas hacen la cuadratura de tu luna.
Quiero saber si has tocado el centro de tu propio dolor,
si las traiciones de la vida te han abierto una herida
o si te has encogido y cerrado
por el temor a sentir más dolor.

Quiero saber si puedes vivir con dolor,
el mío o el tuyo,
sin intentar esconderlo o disfrazarlo o resolverlo.

Quiero saber si puedes vivir con alegría,
la tuya o la mía,
si puedes danzar, salvajemente y
dejar que el éxtasis te llene
hasta las yemas de los dedos de las manos y de los pies,
sin advertirnos que debemos tener cuidado y ser realistas,
ni recordarnos las limitaciones del ser humano.

No me interesa si es verdad la historia que me cuentas.
Quiero saber si puedes desilusionar a otra persona
para ser auténtico contigo mismo;
si puedes soportar la acusación de ser un traidor
y no traicionar tu alma.

Quiero saber si puedes ser desleal
y por lo tanto digno de confianza.
Quiero saber si puedes ver la belleza
aunque no todos los días sean hermosos,
y si puedes trazar el origen de tu vida desde su presencia.

Quiero saber si puedes vivir con el fracaso,
el tuyo o el mío,
y a pesar de ello pararte a la orilla de un lago
y gritar “SI!” al plateado de la luna llena.

No me interesa saber dónde vives
ni cuánto dinero tienes.
Quiero saber si puedes levantarte,
después de una noche de dolor y desesperanza,
agotado y golpeado hasta los huesos,
y hacer lo que tengas que hacer
para dar de comer a los niños.

No me interesa a quién conoces,
ni cómo llegaste aquí.
Quiero saber si compartirías conmigo tu pasión, tu amor,
sin echarte para atrás.

No me interesa dónde,
ni qué, ni con quién has estudiado.
Quiero saber qué es lo que te sostiene desde adentro
cuando todo lo demás se rompe en pedazos.
Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo
y si te gusta de verdad
la compañía que llena tus momentos vacíos.

ORIAH MOUNTAIN DREAMER

– xiii –

 

” Esperaron el tranvía un largo rato, luego entraron en el bosque. Caminaron entre los árboles de sílex y bajo sus pires se fragmentaban hasta convertirse en polvo hojas grises y metálicas. Hacía mucho frío.
– ¿No tienes demasiado frío? -preguntó Lehameau.
– Oh no. Cuando estoy con usted me da calor.
– ¿Es verdad? -preguntó Lehameau riendo-. Yo también, sabes -añadió entonces muy serio-, cuando tu estas conmigo, ya no pienso en el frío, en la dureza del tiempo.
– ¿Es usted desgraciado, señor Bernard?
– ¿Yo? No. ¿Por qué piensas que puedo ser desgraciado? No soy desgraciado. No soy feliz, no es lo mismo. Pero tampoco busco ser feliz. Pero tú eres aún demasiado pequeña, demasiado joven, para entenderlo. “

Raymond Queneau

.

..

Todavía padezco la enfermedad de las búsquedas, dijo alguna vez Renoir. No estoy contento y continúo borrando. Y así lo hago yo. Digo después de dejarle y ya a solas con mi cuaderno: ‘claro que tengo miedo a la caducidad de la axila desierta, del pubis acústico. Y te escupo versos que tú jamás escuchas o que no adivino si lo haces. Porque él, el hombre con las horas contadas, nunca se descubre más allá de las sábanas. Porque se escuda en ese silencio acordado que no tuve otro remedio que aceptar. Es que era una cuestión de respeto. Pero esencialmente por mí.

.

Y Laura, escribo luego pero ya ayer. Laura vital, inusitadamente cariñosa y concéntrica. Tiene truco. La noche del concierto la hija de la zurda y ella se conocieron. Y Sara le dijo: ‘Sé de ti porque eres la amiga de la amiga de mi madre’. Y para estas adolescentes debe ser cierto que al parecer tengo algún glamour. Sara a veces ha mencionado la interesante vida que llevo, o mejor dicho, cree que llevo. Y yo he terminado por concluir que esa creencia absurda o extraña tenía que estar relacionada de alguna manera con el conocimiento de mi página o de esa otra yo que no era yo pero que era mi yo virtual y que era lo mismo que ser yo, aunque no debiera haberlo sido para ella. Y el siciliano cuando me trae el café con hielo que me pregunta: si no es mucha indiscrección puedo saber por qué os marchasteis ayer sin esperar a que os sirviera. Y yo le hablo de una silla que cojeaba, y de un trueque con otra que también lo hacía y de lo maniática que es la zurda para tales asuntos. Entonces parece que el hombre se queda más tranquilo y yo vuelvo a insertarme casi plácidamente, y olvidándome del acosador del fondo, bajo el flequillo del conmovedor rostro de esa dama de negro pintada por Renoir

.

Luego desciendo paralela a las arcadas de la calle que va a dar a la travesía donde me aguarda la filatelia y llego a tiempo de despedirme del dueño, que ha conseguido que le reintegren el dinero de sus vacaciones fallidas y que se va por fin menos reconcomido a Marruecos. Y en el bolso tres piedras más. Ninguna con fantasmas pero una de ellas contaminada por el rutilo, y que me parece la metáfora perfecta para ese milagro que quisiera mi padre. Y entro en la biblioteca y me confundo de estantería y no encuentro lo que busco porque no termino de recordar que Saramago es un autor portugués. Así que tengo que solicitar la ayuda de la gemela de Tomás, que era aquel monje preñado de complejos que me habló por primera vez del efecto mariposa y que fue expulsado de su monasterio por sentir excesiva curiosidad por lo que alguna hermana guardaba con tanto celo debajo de las enaguas. El levantador de hábitos le apodé yo muy risueña en aquel tiempo pero eso ya fue después de la operación de su pie zambo y por la fecha en la que le conocí. Y aunque luego sólo deseaba volverle a desconocer. Y entonces me acurruco con mi pequeña grabadora en un banco discreto del lateral de una iglesia aromada por el incienso y las letanías, y le susurro a ese desconocido que me ha hablado de Saramago lo que leo en la contraportada de ese libro que él mismo me sugirió apenas unas horas antes… ‘Érase una vez un rey que hizo la promesa de construir un convento en Matra. Érase una vez la gente que construyó ese convento. Érase una vez un soldado manco y una mujer que tenía poderes. Érase una vez la historia de un amor sin palabras de amor. Y que es como a mí me gustan las historias de amor. Y más… Érase una vez un cura que quería volar y murió loco. Érase una vez un músico. Érase una vez una passarola. Érase una vez… ese hombre que había regresado de alguna isla paradisiaca y muy alejada de aquí y con el que me puse en contacto después de haberle descubierto en un documental. Es que ese hombre fue así: un impulso sin precedentes. Y luego otro impulso pero este de la zurda que me dice que ese mismo libro que llevo en las manos me aguarda en su casa. Y es un regalo, y esta dedicatoria escrita con todo su cariño, me consta: ‘Este libro buscaba un dueño merecedor de él. No conozco a nadie mejor que tú. Disfrútalo como yo no supe’. Y yo que quisiera despreocuparme de lo que significaba para ella esa película que insistió tanto en que viera: ‘Juegos de mujer’ Y otra, ‘Milou en Mayo’, que trato de bajarme de la red, porque en el videoclub no parece que haya visos de saber nada de Louis Malle. Y una música ‘La grande Fuga’, el testamento emocional de Beethoven, o que ese desconocido dice que lo es.

.

Y entonces hoy, primero un malestar y mi voz hablándole al hombre con las horas contadas. Y luego algunos rayos artificiales de sol y una excitante fantasía erótica, porque debo haberme quedado dormida de espaldas bajo ellos, pero de la que luego siento miedo a que no se acabe, porque la polla que tengo entre las piernas es demasiado real y no es la suya, y aunque a pesar de ello o quizá por ello el orgasmo se haga inminente. Y me corro justo ahí cuando él, ese hombre que por dentro es sólo un niño pero un patético niño, abre la puerta porque se marcha. Y luego algunas confidencias que tampoco sé si nadie escucha con ‘La grande Fuga’ y Beethoven de fondo.

.

Y tampoco conocía a Raymond Quenau hasta que hoy recibí por correo y como un presagio favorable un poema suyo. Y era de él, del hombre con las horas contadas. Pero como eso será una oración que se rece a finales de diciembre no puedo dejarlo aquí. Y entonces lo que hago es dejar en su lugar ese fragmento de otra obra suya, ‘Un duro invierno’…

31/08/2006 23:44

2 Responses to “LOCURAS DE LO QUE NO TIENE NOMBRE -ii-”

  1. nandara Says:

    Hoy, leyendo este post, he recordado los libros de Manuel Rivas. Que empiezo a leer cualquiera de ellos (excepto los de poesía) y voy apuntando derivaciones. Me refiero a que encuentro multitud de palabras, referencias a otros libros, canciones, películas, hechos… que estimulan el interés por llegar a conocerlos en toda su amplitud.
    Me ocurre igual con otr@s autores, pero con Manuel Rivas en especial.

    _________________________
    ________________________

    A mí con el último autor que me ha ocurrido eso ha sido con Villiers de l’isle de Adam… de hecho si lees la Eva Futura… te darás cuenta de cómo me afectó esta lectura. Ella se llama Halady. ¿Te suena?

  2. nandara Says:

    Sí recuerdo que has citado ese libro(Eva futura) en más de una ocasión. Pero no he llegado a leerlo. El que sí leí fue Eva futura de Lucía Etxebarria.
    Apuntado.
    A propósito, el libro de Nancy Friday que estoy leyendo estos días: “Mi madre/yo misma” está MUY BIEN. Es un tema que me interesa mucho.

    __________________________
    _______________________–

    Me alegra de que dieras con ella. Sé que te ayudará ahí. Y a ver si tengo suerte y me dejas ver alguna muestra :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s