22D

diciembre 23, 2006

EN NOMBRE DEL GLOBAL ORGASM 

 

una expresión del orgasmo

 

…. nunca se sabe hasta donde puede llegar el altruismo o la locura …

Como ya os adelante sus palabras claves en el uranio235 y los alientos… aquí hoy, y en nombre de la paz del planeta, y tal como ayer me dejaba caer Juan C. en un comentario… os voy a ir Exponiendo mi contribución a tan fantástico evento. No es: sí, sí, yo le doy monedas a los pobres a la salida de misa. No, joder, es otra cosa muy distinta :)

*(me han comentado que las audiciones al ser en el formato original wmp y transformarlas a mp3 para poder subirlas al sistema de odeo, se escuchan como aceleradas pero que al descargárselas en el equipo mejoran)

los lagos de Covadonga... cerca de ese puente que fui...

”’… Mi soledad está hecha de ti.
Lleva tu nombre en su versión de piedra…”

Olga Orozco, No hay puertas

 

[odeo=http://odeo.com/audio/4590493/view]

http://odeo.com/audio/4590493/view

Sobre la cama.. la Roja… exteriorizando ese mapa geográfico de la península y de Portugal que han trazado sus velas… olores, aromas…

 

 

centaura

¡Qué nun daba yo por falar un ratadín con Apuleyo! Diba falame de los dioses que conocía, de los demonios, les iniciaciones y les hierogamies; con voz sele diba aludir al dios supremu y, depués, como si too fora lo mesmo, diba discurrir de roses, astros, muyeres, herbes, piedres, mariscos, histories d’ amor y de bruxes, y los innumberables cotilleos que fain agradable vivir en provincies.

Xuan Bello

[odeo=http://odeo.com/audio/4590943/view]

http://odeo.com/audio/4590943/view

 

Una centaura que no lo es, que es otra especie, la Roja, que rema por un río, con Otro, que es una cascada, que es un refugio, que habla de sentar cátedra en el amor, o de catedrales, del dolor si acaso, del querer callar a ese para que no pronuncie las palabras mágicas que interrumpen la saliva…

 

 

tú sobre mi pecho

Ella me besa, marca la sonrisa y viaja por los labios al pasado
con el adorno de sus sentimientos, lujosa y encendida como un árbol de navidad,
paloma de amistades difíciles que abriga con recuerdos lo que duele
por demasiado frío en el presente.

Luis García Montero, ‘El poder envejece’

 

[odeo=http://odeo.com/audio/4599143/view]

http://odeo.com/audio/4599143/view

Bocas Cántaro, Manos Sabias, manos guía, Putas Sensaciones. Y babas, más babas y pies que pisan un cuerpo. Lo que se dice cuando la Roja dice jodida y no dice pureza… Cuando ya no se desea dar más placer de aquel antiguo porque se ha conocido el placer más sublime, lo que entonces ocurre…

 

 

Tristeza Roja

¡De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera !
(Yo, muriendo)

Nicolás Guillén, ‘Canción’

[odeo=http://odeo.com/audio/4599493/view]

http://odeo.com/audio/4599493/view

Necesito que si no eres tú… Necesito que si no eres tú…

Porque la invisibilidad es precisamente eso: que nadie te conozca lo suficiente cómo para saber Amarte…

Del primer instante en que la Roja ve a aquel extraño, de ese primer correo que le escribe… de la magia que se promete, de la cualidad de ser o resultar apasionante…

ese rayo que te parte por la mitad la jodida alma ... de Amor..

 

Este rayo ni cesa ni se agota:
de mí mismo tomó su procedencia
y ejercita en mí mismo sus furores.

Miguel Hernández, de ‘El rayo que no cesa’

 

¿A quién le habla la Roja? ¿al alma o a la mente? ¿qué importa el hombre si todo tiene género femenino al final? ¿y al principio … la incomprensión de esos niños que nacen en familias que no quieren ser diferentes pero tienen hijos ”diferentes”… como Avellaneda cuando era todavía Serengueti, lo era… como tú, quizás, ese amor… que le tienes a él… de quién más me hablaste… cuando aún no estabas desnudo y te habías despojado y bebías…

 

para Pavese

Ella recuerda un besazo rabioso intercambiado en un
bosque,
interrumpido por un rumor de pasos, y que todavía
le quema.

Cesar Pavese, ‘Trabajar cansa’

 

[odeo=http://odeo.com/audio/4601753/view]

http://odeo.com/audio/4601753/view

 

Como si fuera una sucesión de hombres… variaciones con permutación de ‘n’ elementos… opiniones de Verona: unas circunstancias personales que podrían o no importar… dónde se encuentra a través de una ventana tan limitada un símil a eso…

 

como agarra sus lápices

El hombre que me ame
deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
encontrar la profundidad de mis ojos
y conocer lo que anida en mí,
la golondrina transparente de la ternura.
Gioconda Belli, ‘Reglas del juego para hombres que quieran amar a mujeres mujeres’

[odeo=http://odeo.com/audio/4601933/view]

http://odeo.com/audio/4601933/view

Alguien que afila sus últimos lapices y deja las cosas bien atadas, antes de que se acaben las clases, un hombre sumamente ocupado … la Roja que regresa ese día de su particular ruta de la seda… Villon que era tan distante… y tres pequeñas necesidades…

 

no sé cómo definirlo pero hay de todo un poco, ¿no?

EL EXCESO

he de beberte a sorbos muy pequeños,
deletrear las frases, hacer alto
después de cada encuentro,
cerrar los libros de las confidencias,
amarte muy despacio, y distanciando
Los besos como islas.

Josefa Parra, de ‘Geografía Carnal’

[odeo=http://odeo.com/audio/4602403/view]

http://odeo.com/audio/4602403/view

Farenheit, más celsius, reamur… imaginarse a uno jodiendo con otra… imaginarse a una calentando vilmente a ese uno en la sala de espera de un aeropuerto… imaginarse … detestar algunas ciudades desde el alma.. envidiar profundamente a otras… y de repente verse hablando un dialecto desconocido, como le sucedió a la Roja.. ‘tsolotso tsitsa’, las ordenes de esa voz que escuchaba….

 

 

robert Mapplethorpe

BAJEL DEL VIENTO

La complicidad de mi cama
se ha vuelto un campo ingrávido y lejano;
ya no tiene largueros ni pies ni cabecera.
Es una interminable llanura incandescente
donde mi ser se calma.
Desprendida del mundo brujulo entre los astros;
deshabito el incógnito territorio del cuerpo,
destrabando mis jarcias,
y parto
desplegando los brazos,
desamarrada y leve:
bajel de viento.

Diciembre

RENÉE FERRER

[odeo=http://odeo.com/audio/4604723/view]

http://odeo.com/audio/4604723/view

 

Casi escatología del amor flagrante… tags de lo supino… cogito ergo sum… mitología de la trascendencia del inconsciente… eso que fuimos… ¿follamos un poquito? …

 

Saudek

De qué constan las lunas del tiempo hecho ocaso
de tardes que no vuelven a derivar en noches,
qué materiales suspendidos de un único momento
permanecen sonámbulos en la luz de aquellas horas…

Miguel Anxo Fernan-Vello, ‘Poema Crepuscular’

 

[odeo=http://odeo.com/audio/4606423/view]

http://odeo.com/audio/4606423/view

Un silogismo. No es Pitágoras. No sé cómo le resultó a él aquella expectación. Juicio aristotélico, por tanto.. la poética como preludio de la muerte… hot hot hot… si quieres Sentir esta transcripción íntegra… sólo existe una manera imposible… tú ya la sabes… pero te la guardo…

 

Un fragmento de ‘La puta y la ballena’

LA LLAMA

Asistida por mi alma antigua, por mi alma primera al fin recobrada, y por tanto tiempo perdida. Ella, la perdidiza, al fin volvió por mí. Yentonces comprendí que ella había sido la enamorada. Y yo había pasado por la vida tan sólo de paso, lejana de mí misma .Y de ella venían las palabras sin dueño que todos bebían sin dejarme apenas nada a cambio. Yo era la voz de esa antigua alma. Y ella, a medida que consumaba su amor, allá, donde yo no podía verla; me iba iniciando a través del dolor del abandono. Por eso nadie podía amarme mientras yo iba sabiendo del amor. Y yo misma tampoco amaba. Sólo una noche hasta el alba. Y allí quedé esperando. Me despertaba con la aurora, si es que había dormido. Y creía que ya había llegado, yo, ella, él… Salía el Sol y el día caía como una condena sobre mí. No, no todavía.

María Zambrano: ‘Diotima de Mantinea, en Hacia un saber sobre el alma, Madrid’

el baño de la habitación número 13 de la Casona de Cefontes

El final… Mark Strand… o ese poema de Biedma, sí, ese poema, seguro que eres tú, un poco también ahí… ‘Ojos de solitario, muchachito atónito que sorprendí…’ en Peeping Tom, o tal vez algo de Pessoa… (no figura Rimbaud)… o yo y Merteuil… da igual… me tienes Ahí, íntegra, transcritA, disuelta en brumas ¿o era envuelta?… estrictamente para las ocasiones importantes… ‘Es usted o la Muerte’, ¿recuerdas? Muchos besos, profesor mío…

16 Responses to “22D”

  1. lasalamandra Says:

    LINKS O CABO DO ROCA:

    http://www.gomedi.net/lisboa/cabo.htm (imágenes)

    Cabo da Roca, de Sintra o Sagrado
    En este bellísimo lugar, considerado el punto más occidental de Europa, existía en época romana un famoso santuario al Sol y a la Luna, con aras consagradas en círculo; las dos que hemos conservado (del santuario apenas quedaban rastros ya en el siglo XVI, pero hay de él un bonito dibujo del renacentista Francisco de Holanda) lo fueron por legados imperiales. Los romanos (que seguramente estaban traduciendo su nombre) lo llamaban Promunturium Sacrum. El cabo es famoso por sus vientos, que pocos días del año faltan
    http://www.celtiberia.net/verimg.asp?id=770

    A sólo 18kms de Sintra: http://www.revistaiberica.com/Rutas_y_destinos/Portugal/sintra/sintra_cascais.htm (más de la playa de la osa y de la boca del infierno)

    Boca del infierno: http://www.fotomaf.com/displayimage.php?album=51&pos=57

    cabo da roca para mi es de las cosas mas bonitas que he visto… impacta… y no mires ninguna foto antes de ir… que pierde el encanto… o mira sólo uno… no investiges mucho… es mas bonito tener una pequeña idea del sitio… i sintra es como un pueblo de cuentos de hada… pero vale la pena
    http://www.cpanel15.gzo.com/~foros/viewtopic.php?t=3105&start=135&sid=b3e97f68bb4ff857169a3fac7e089a68

    Después de esto.. sí, decirte que sí que éste podría ser el lugar que ella imaginó aquel día… o no, es que no sé… todavía no lo he escuchado pero hay un libro de una escritora asturiana, muy simpática ella cuando la escribes, Nunca miras mis manos… Susana Perez Alonso… http://www.elmundo.es/encuentros/invitados/2003/11/893/
    Describe todos esos lugares con una magia fascinante. Y mi Asturias… ahí se gestó la mezcla…

    Es la historia de un hombre que la enamora, bueno o a su protagonista pero que nunca llega a amarla como Ella Desea…

  2. lasalamandra Says:

    NO HAY PUERTAS

    Con arenas ardientes que labran una cifra de fuego sobre el tiempo,
    con una ley salvaje de animales que acechan el peligro desde su madriguera,
    con el vértigo de mirar hacia arriba,
    con tu amor que se enciende de pronto como una lámpara en medio de la noche,
    con pequeños fragmentos de un mundo consagrado para la idolatría,
    con la dulzura de dormir con toda tu piel cubriéndome el costado del miedo,
    a la sombra del ocio que abría tiernamente un abanico de praderas celestes,
    hiciste día a día la soledad que tengo.
    Mi soledad está hecha de ti.
    Lleva tu nombre en su versión de piedra,
    en un silencio tenso donde pueden sonar todas las melodías del infierno;
    camina junto a mí con tu paso vacío,
    y tiene, como tú, esa mirada de mirar que me voy más lejos cada vez,
    hasta un fulgor de ayer que se disuelve en lágrimas, en nunca.
    La dejaste a mis puertas como quien abandona la heredera
    de un reino del que nadie sale y al que jamás se vuelve.
    Y creció por sí sola,
    alimentándose con esas hierbas que crecen en los bordes del recuerdo
    y que en las noches de tormenta producen espejismos misteriosos,
    escenas con que las fiebres alimentan sus mejores hogueras.
    La he visto así poblar las alamedas con los enmascarados que inmolan al amor
    -personajes de un mármol invencible, ciego y absorto como la distancia-,
    o desplegar en medio de una sala esa lluvia que cae junto al mar,
    lejos, en otra parte,
    donde estarás llenando el cuenco de unos años con un agua de olvido.
    Algunas veces sopla sobre mí con el viento del sur
    un canto huracanado que se quiebra de pronto en un gemido
    en la garganta rota de la dicha,
    o trata de borrar con un trozo de esperanza raída
    ese adiós que escribiste con sangre de mis sueños en todos los cristales
    para que hiera todo cuanto miro.
    Mi soledad es todo cuanto tengo de ti.
    Aúlla con tu voz en todos los rincones.
    Cuando la nombro con tu nombre
    crece como una llaga en las tinieblas.
    Y un atardecer levantó frente a mí
    esa copa del cielo que tenía un color de álamos mojados
    y en la que hemos bebido el vino de la eternidad de cada día,
    y la rompió sin saber, para abrirse las venas,
    para que tú nacieras como un dios de su espléndido duelo.
    Y no pudo morir
    y su mirada era la de una loca.
    Entonces se abrió un muro
    y entraste en este cuarto con una habitación que no tiene salidas
    y en la que estás sentado, contemplándome, en otra soledad
    semejante a mi vida.

    Olga Orozco

  3. lasalamandra Says:

    YO TE DI HUESOS DE PALOMAS ROJAS…

    Los muertos odian el número dos.
    F. García Lorca

    Yo te di huesos de palomas rojas
    de palomas que alientan dentro de los rasguños
    desdeñoso licor de herida
    pequeño peldaño de muerte

    Atrapé las palomas que habitaban en la sangre alterada
    de los niños perversos
    robé vuelos morados
    vuelos de adelfa y alarido
    vuelos de arteria y arañazo
    espejos
    fiestas
    del jacintos del sur

    Yo te di huesos de palomas muy pequeñas
    astrolabios de tierno esqueleto
    guías luciérnagas y otras luces nerviosas
    para que oyeras cómo el fósforo declama los viejos versos
    del número par
    para anclarte a mi noche
    para anclarte a mi noche con la cal delicada

    Yo te di huesos
    anclas pequeñitas
    para que te encallaras en la sal de las puertas
    y dije las palabras que así existen
    filtros de Melibea
    brujas líquidas
    o la voz fuerte de Rilke el poeta:
    retenle
    sí, retenle.

    “De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall”1980
    Blanca Andreu

  4. lasalamandra Says:

    Cristina Peri-Rossi para el fuego y el agua… esa combinación…

    ERÓTICA

    Tu placer es lento y duro
    viene de lejos
    retumba en las entrañas
    como las sordas
    sacudidas de un volcán
    dormido hace siglos bajo la tierra
    y sonámbulo todavía

    Como las lentas evoluciones de una esfera
    en perpetuo e imperceptible movimiento
    Ruge al despertar
    despide espuma
    arranca a los animales de sus cuevas
    arrastra un lodo antiguo
    y sacude las raíces

    Tu placer
    lentamente asciende
    envuelto en el vaho del magma primigenio
    y hay plumas de pájaros rotos en tu pelo
    y muge la garganta de un terrón
    extraído del fondo
    como una piedra.

    Tu placer, animal escaso.

  5. lasalamandra Says:

    lo que si he hecho es buscarte un poema que yo creo que le va mucho al elemento Tierra… de Chantall Maillard, porque la tierra es el mundo… pero están todos los elementos

    AXIS MUNDI

    Desciendo
    desciendo al cuerpo y veo
    la lombriz de mi espíritu
    alojada en mi vientre.
    Subo, subo en espiral
    hacia el motor del mundo
    huyendo
    huyendo del mareo
    del mal de ser sola
    tan sola entre las vísceras
    subo al latido
    me alojo
    en su arritmia y descubro
    mi rostro de lombriz
    adherida a las válvulas
    y asciendo
    sigo ascendiendo en busca
    de una razón que diera
    sentido a mi existencia
    me deslizo en la tráquea
    bloqueo las palabras
    asciendo
    resbalo. Hay un agua
    viscosa tras los ojos
    resbalo y se me pegan
    imágenes de un mundo
    apenas insinuado
    asciendo y al llegar
    a la cúpula descubro
    que sus paredes lisas
    transparentes, vacías
    tienen la textura
    carnosa de mi vientre.
    He bajado al espíritu
    he subido al instinto.
    La misma lombriz tensa
    el eje que mantiene
    erguida mi cintura.
    El nombre que le ponga
    ahora será el tuyo
    pero su nombre es el
    de aquellos que he amado
    de aquellos que amaré
    es todos y ninguno
    el eje que mantiene
    erguida mi cintura
    me previene de ti
    te crea a mi medida
    y asume el reto
    de ser muchos
    de ser tantos
    que da la impresión
    que no cabrá mi espíritu
    adentro de este cuerpo
    que no cabrá este cuerpo
    adentro de mi espíritu
    por eso muero un poco
    cada vez que te nombro
    y sin nombrarte apenas
    alcanzo a definirme.
    Mi vientre es quien pronuncia
    las sílabas secretas
    que se inscriben arriba
    en la cúpula.
    Mi existencia es señal
    de un fuego
    que arde eternamente
    en sí mismo.
    De “Lógica borrosa” 2002

  6. lasalamandra Says:

    Estoy viendo ‘Memorias de África’. Yo amaba a ese hombre que era como algunos pero me parecía demasiado a Ella, a la baronesa Blixen… hoy quiero poner los puntos sobre las y griegas a lo que concluí la última vez. Aprender a Amar. Como algunos necesitan ser amados. No quiero que nadie estropee mi soledad ni me acuse de estropear la suya.

    – Me has estropeado la Soledad – le dice Finch Hutton (ignoro si se escribe así) a Karen…

    Sí, son como señales… extrañezas. Cosas que hacen pensar en otras cosas. Puede que fuera …

    A mí casi todo me sorprende. En eso consiste la casualidad, la coincidencia, en dejarnos extrañar… ¿no te das cuenta de que los niños casi todo lo señalan con el dedo? Y miran a la luna… tú ya me entiendes ;)

    Ya he seleccionado ese fragmento de Bello… algo que nombra a las puertas…

  7. lasalamandra Says:

    EL PODER ENVEJECE

    Ella me besa, marca la sonrisa
    y viaja por los labios al pasado
    con el adorno de sus sentimientos,
    lujosa y encendida como un árbol
    de navidad, paloma
    de amistades difíciles
    que abriga con recuerdos lo que duele
    por demasiado frío en el presente.

    Ayer te vimos por televisión,
    no vas a cambiar nunca.

    Él mide las palabras y me tiende la mano:
    hubiese preferido no encontrarme.
    Seguro como un pino del norte en su montaña,
    vigila los recodos, las umbrías,
    y sólo se interesa por el rumbo
    que la vida nos marca.
    Yo no pienso en traiciones, en el sucio
    prestigio de sus manos.
    Únicamente veo
    estos ojos de halcón y me pregunto:
    ¿qué pensarán de mí?

    Calle arriba, después, al despedirnos,
    mi cuerpo reflejado se detiene
    en los escaparates,
    y con necesidad de asegurarse,
    por encima de objetos de regalo,
    abrigos, maletines de piel, televisores,
    levanta el dedo y con temor me dice:
    no vas a cambiar nunca, no vas a cambiar nunca.

    Luis García Montero

  8. lasalamandra Says:

    CANCIÓN

    ¡De que callada manera
    se me adentra usted sonriendo,
    como si fuera la primavera !
    (Yo, muriendo.)

    Y de que modo sutil
    me derramó en la camisa
    todas las flores de abril

    ¿Quién le dijo que yo era
    risa siempre, nunca llanto,
    como si fuera
    la primavera?
    (No soy tanto.)

    En cambio, ¡Qué espiritual
    que usted me brinde una rosa
    de su rosal principal!

    De que callada manera
    se me adentra usted sonriendo,
    como si fuera la primavera
    (Yo, muriendo.)

    Nicolas Guillén

  9. lasalamandra Says:

    #

    Hasta el día de su fallecimiento, en 1986, Josefina Manresa (la viuda de Miguel Hernández) luchó contra todas las calumnias de biógrafos e investigadores interesados que únicamente pretendían el morbo y la controversia como fuente de dinero. Halagó, corrigió y calló según correspondía, a expensas del tiempo, ya tocase en los años finales del siglo XX o bien, cincuenta atrás, cuando los ejemplares del poeta quedaban apartados en las esquinas de alguna librería, sobre una vieja caja de cartón en la que colgaba la etiqueta de “obras republicanas”.

    Pero toda defensa conlleva un peligro que debe eliminarse –los propios-, que la eterna compañera del poeta no pudo limar. Josefina Manresa siempre negó de forma explícita, la posibilidad de que otras mujeres hubieran sido motivo de sus versos o merecedoras de un espacio en la vida de su marido, Miguel Hernández.

    Su primer y alocado amor de juventud, brota cuando le delatan el temblor de sus manos y la rojez de sus pómulos, en su Orihuela natal, y contempla a aquella muchacha llamada Carmen Samper Reig, que le rechazó porque “tenía ojos de loco, como si quisieran salirse de sus órbitas”. Un tiempo después, se produce su marcha a la capital. Las epístolas iniciales a su llegada a Madrid van dirigidas a Josefina, hasta que la distancia se convierte en un muro infranqueable y el tiempo mata los recuerdos.

    Entre las numerosas hipótesis de esta causa que sostienen los estudiosos, la más evidente: la pura y electrizante atracción entre el poeta y Maruja Mallo. Ella era una pintora de indudable valor, con prestigiosas colaboraciones en la Revista de Occidente, sus decoraciones para el teatro de Rafael Alberti o sus exposiciones en la ciudad de las luces. Él, un poeta que venía de la naturaleza cargado de versos. Porque la poesía es siempre un acto de amor como de liberación, ya que nada nos libera tanto como amar.

    Gracias a las reconstrucciones que nos sirven otros intelectuales de la época, conocemos sus escarceos bajo los puentes, sus salidas por las afueras de Madrid y sus noches recostados en los trigales, contando juntos las estrellas. Tras el rechazo de la pintora gallega, Miguel se sumergió en los amores efímeros de María Zambrano y María Cegarra. Y es que Miguel Hernández era creyente. Y creyó siempre en lo mismo, en el rayo que no cesa y en el amor que no acaba.

    http://azorinperiodista.blogspot.com/2006/04/el-amor-en-miguel-hernndez.html

    No me conformo, no: me desespero
    como si fuera un huracán de lava
    en el presidio de una almendra esclava
    o en el penal colgante de un jilguero.

    Besarte fue besar un avispero
    que me clama al tormento y me desclava
    y cava un hoyo fúnebre y lo cava
    dentro del corazón donde me muero.

    No me conformo, no: ya es tanto y tanto
    idolatrar la imagen de tu beso
    y perseguir el curso de tu aroma.

    Un enterrado vivo por el llanto,
    una revolución dentro de un hueso,
    un rayo soy sujeto a una redoma.

    Enlace al Rayo que no cesa y que comienza con esa dedicatoria que tanto me gustó a la temprana edad de once o doce años: ‘A ti sola, en cumplimiento de una promesa que habrás olvidado como si fuera tuya’, aunque yo le cambio a eso el sexo:
    http://www.geocities.com/revistaversoados/webpoemas/webpoemarios/mh-elrayoqnocesa.htm

  10. lasalamandra Says:

    TRABAJAR CANSA

    Los dos, tendidos sobre la hierba, vestidos, se miran
    a la cara
    entre los tallos delgados: la mujer le muerde los
    cabellos
    y después muerde la hierba. Entre la hierba, sonríe
    turbada.
    Coge el hombre su mano delgada y la muerde
    y se apoya en su cuerpo. Ella le echa, haciéndole dar
    tumbos.
    La mitad de aquel prado queda, así, enmarañada.
    La muchacha, sentada, se acicala el peinado
    y no mira al compañero, tendido, con los ojos
    abiertos.

    Los dos, ante una mesita, se miran a la cara
    por la tarde y los transeúntes no cesan de pasar.
    De vez en cuando, les distrae un color más alegre.
    De vez en cuando, él piensa en el inútil día
    de descanso, dilapidado en acosar a esa mujer
    que es feliz al estar a su vera y mirarle a los ojos.
    Si con su piel le toca la pierna, bien sabe
    que mutuamente se envían miradas de sorpresa
    y una sonrisa, y que la mujer es feliz. Otras mujeres
    que pasan
    no le miran el rostro, pero esta noche por lo menos
    se desnudarán con un hombre. O es que acaso las
    mujeres
    sólo aman a quien malgasta su tiempo por nada.

    Se han perseguido todo el día y la mujer tiene aún la
    mejillas
    enrojecidas por el sol. En su corazón le guarda
    gratitud.
    Ella recuerda un besazo rabioso intercambiado en un
    bosque,
    interrumpido por un rumor de pasos, y que todavía
    le quema.
    Estrecha consigo el verde ramillete -recogido de la
    roca
    de una cueva- de hermoso adianto y envuelve al
    compañero
    con una mirada embelesada. Él mira fijamente la
    maraña
    de tallos negruzcos entre el verde tembloroso
    y vuelve a asaltarle el deseo de otra maraña
    -presentida en el regazo del vestido claro-
    y la mujer no lo advierte. Ni siquiera la violencia
    le sirve, porque la muchacha, que le ama, contiene
    cada asalto con un beso y le coge las manos.

    Pero esta noche, una vez la haya dejado, sabe dónde
    irá:
    volverá a casa, atolondrado y derrengado,
    pero saboreará por lo menos en el cuerpo saciado
    la dulzura del sueño sobre el lecho desierto.
    Solamente -y esta será su venganza- se imaginará
    que aquel cuerpo de mujer que hará suyo
    será, lujurioso y sin pudor alguno, el de ella.

    Cesar Pavese

    http://amediavoz.com/pavese.htm

  11. lasalamandra Says:

    REGLAS DEL JUEGO PARA LOS HOMBRES
    QUE QUIERAN AMAR A MUJERES MUJERES

    I

    El hombre que me ame
    deberá saber descorrer las cortinas de la piel,
    encontrar la profundidad de mis ojos
    y conocer lo que anida en mí,
    la golondrina transparente de la ternura.

    II

    El hombre que me ame
    no querrá poseerme como una mercancía,
    ni exhibirme como un trofeo de caza,
    sabrá estar a mi lado
    con el mismo amor
    conque yo estaré al lado suyo.

    III

    El amor del hombre que me ame
    será fuerte como los árboles de ceibo,
    protector y seguro como ellos,
    limpio como una mañana de diciembre.

    IV

    El hombre que me ame
    no dudará de mi sonrisa
    ni temerá la abundancia de mi pelo,
    respetará la tristeza, el silencio
    y con caricias tocará mi vientre como guitarra
    para que brote música y alegría
    desde el fondo de mi cuerpo.

    V

    El hombre que me ame
    podrá encontrar en mí
    la hamaca donde descansar
    el pesado fardo de sus preocupaciones,
    la amiga con quien compartir sus íntimos secretos,
    el lago donde flotar
    sin miedo de que el ancla del compromiso
    le impida volar cuando se le ocurra ser pájaro.

    VI

    El hombre que me ame
    hará poesía con su vida,
    construyendo cada día
    con la mirada puesta en el futuro.

    VII

    Por sobre todas las cosas,
    el hombre que me ame
    deberá amar al pueblo
    no como una abstracta palabra
    sacada de la manga,
    sino como algo real, concreto,
    ante quien rendir homenaje con acciones
    y dar la vida si es necesario.

    VIII

    El hombre que me ame
    reconocerá mi rostro en la trinchera
    rodilla en tierra me amará
    mientras los dos disparamos juntos
    contra el enemigo.

    IX

    El amor de mi hombre
    no conocerá el miedo a la entrega,
    ni temerá descubrirse ante la magia del enamoramiento
    en una plaza llena de multitudes.
    Podrá gritar -te quiero-
    o hacer rótulos en lo alto de los edificios
    proclamando su derecho a sentir
    el más hermoso y humano de los sentimientos.

    X

    El amor de mi hombre
    no le huirá a las cocinas,
    ni a los pañales del hijo,
    será como un viento fresco
    llevándose entre nubes de sueño y de pasado,
    las debilidades que, por siglos, nos mantuvieron separados
    como seres de distinta estatura.

    XI

    El amor de mi hombre
    no querrá rotularme y etiquetarme,
    me dará aire, espacio,
    alimento para crecer y ser mejor,
    como una Revolución
    que hace de cada día
    el comienzo de una nueva victoria.

    Gioconda Belli

  12. lasalamandra Says:

    POEMA CREPUSCULAR

    De qué constan las lunas del tiempo hecho ocaso
    de tardes que no vuelven a derivar en noches,
    qué materiales suspendidos de un único momento
    permanecen sonámbulos en la luz de aquellas horas.
    Queda detenido el gesto interior del recuerdo,
    el sentido y las formas, la exactitud intensa
    del brillo del crepúsculo en los ojos conmovidos.
    Cómo invadir las cosas en un relevo de ecos
    de un grave corazón sobre todo el espacio,
    la música de las llamas que ardieron pensativas
    sobre tanta distancia y horizonte y altura.

    ¿Por veces algún verso es sólo un silencio oscuro?
    Una tarde es una fábrica de límites de fuego
    que divide las palabras, un hueco en el horizonte
    que penetra una espada de fulgor, sangre pura
    de un labio que penetra entre la tierra y el aire.
    Antes de la sombra un grito de fuego, color y luz
    de espectro traspasado como una brasa antigua
    por el tiempo sin carne, en el crepitar silente
    de la añoranza en dureza de herida y de incendio.

    De qué forma la nostalgia es un vacío crepúsculo
    donde el cuerpo adivina un dolor frente al tiempo.
    de qué lugar los ojos transmigran el recuerdo
    de una ardiente salud, cuando el amor fluía
    interminable sabia reverdeciendo el alma,
    cuando el placer mordía un cielo por la sangre
    una luna en la tarde que diluye la belleza.

    Queda el amor en las cosas, desde las tardes, en el tiempo,
    frente a la noche, en líquidos que desvelan la muerte.
    Un color triste y profundo, encendido y espeso,
    una sombra violenta que centellea en lo alto,
    un espíritu oscuro como un cuerpo olvidado
    que atraviesa una llama de purpúrea presencia.
    Qué abismal para los ojos tanta hermosura.
    Qué vértigo en el tiempo, qué locura infinita
    frente al mar, esta muerte que calcina y consume
    hasta la totalidad de las estrellas del fin que brillarán en la sangre.

    De Livro das paisaxes vivas, 1985

    Miguel Anxo Fernán Vello

  13. lasalamandra Says:

    PEEPING TOM

    Ojos de solitario, muchachito atónito
    que sorprendí mirándonos
    en aquel pinarcillo, junto a la Facultad de Letras,
    hace más de once años,

    al ir a separarme,
    todavía atontado de saliva y de arena,
    después de revolcarnos los dos medio vestidos,
    felices como bestias.

    Te recuerdo, es curioso
    con qué reconcentrada intensidad de símbolo,
    va unido a aquella historia,
    mi primera experiencia de amor correspondido.

    A veces me pregunto qué habrá sido de ti.
    Y si ahora en tus noches junto a un cuerpo
    vuelve la vieja escena
    y todavía espías nuestros besos.

    Así me vuelve a mí desde el pasado,
    como un grito inconexo,
    la imagen de tus ojos. Expresión
    de mi propio deseo.

    Gil de Biedma

  14. lasalamandra Says:

    AMOR ES LO ESPECIAL

    Amor es lo esencial.
    Sexo, mero accidente.
    Puede ser igual
    O diferente.
    El hombre no es un animal:
    Es carne inteligente,
    Aunque algunas veces enferma.

    PESSOA

  15. lasalamandra Says:

    The end

    Not every man knows what he shall sing at the end,
    Watching the pier as the ship sails away, or what it will seem like
    When he’s held by the sea’s roar, motionless, there at the end,
    Or what he shall hope for once it is clear that he’ll never go back.

    When the time has passed to prune the rose or caress the cat,
    When the sunset torching the lawn and the full moon icing it down
    No longer appear, not every man knows what he’ll discover instead.
    When the weight of the past leans against nothing, and the sky

    Is no more than remembered light, and the stories of cirrus
    And cumulus come to a close, and all the birds are suspended in flight,
    Not every man knows what is waiting for him, or what he shall sing
    When the ship he is on slips into darkness, there at the end.

    El final

    Mientras zarpa la nave y observa el muelle
    ningún hombre conoce la canción que cantará al final
    ni lo que pasará cuando esté atrapado, inmóvil, entre los rugidos
    del océano sin posibilidad o esperanza de retorno, allá al final.

    Cuando no haya más tiempo para podar las rosas
    o acariciar el gato, y el crepúsculo que enciende el césped
    y la luna llena que lo refresca no existan,
    ningún hombre sabrá cómo reemplazarlos.

    Cuando el peso del pasado se apoye en la nada
    y el firmamento sea apenas una luz en el recuerdo
    y las historias de cirrus y cúmulus lleguen a su término
    y las aves permanezcan suspendidas en su vuelo,
    ningún hombre sabe lo que le espera, o la canción que cantará
    cuando la nave donde viaja entre a lo oscuro, allá al final.

    Mark Strand

  16. lasalamandra Says:

    Y a Xuan Bello, por ser de la tierra vamos a trabajárnoslo en un ‘a parte’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s