bichos, sentido del humor y prejuicios

enero 1, 2007

animales en peligro de extinción

Un año de hace una burrada de años, por estas fechas, la madre de la Roja acertó por fin con un regalo. En realidad dio con ello por pura chiripa, porque no estaba pensando en Ella pero si lo hacía en algo que no fueran sus musarañas: en la antigua pasión, de la Roja, por la lectura . Y entre los libros que le regaló, estaba ‘Días con animales’ de Desmond Morris.

Leer a Morris, ahí, fue como si de repente – Ella me lo cuenta ahora, le soplara en la mente una brisa fresca o un alumbramiento de cocuyos. Entro aire en la jaula de sus pájaros y se apartó por unos meses de su estudio casi obsesivo de la astrología y las tipologías humanas, para dedicarse a leer todo aquello que encontraba en la biblioteca pública y que tuviera que ver con la etología y el comportamiento animal. ¿Otra de tus manías? -le preguntó entonces la madre. Fue una época aquella muy curiosa en que la Roja se dedicó a adoptar cuanto gato se cruzó en su camino y también aquella perra tan inteligente que se empeñó en llevarse a casa y que duró exactamente 18 días. Los mismos que tardó luego en colocarla porque tenía la misma cosa descorazonadora que Medea, la perra protagonista de ‘la cuarta mano’ de Irving y además la Roja no era nada sociable. Así fue como dio con Vitus B. Dröscher y entonces, si lo pienso así, ya no me parece tan extraño que la Roja acabara por fliparse con aquel veterinario..

Yo el otro día regresé a la misma biblioteca en busca de uno de esos libros… En realidad iba buscando otra cosa, a Jeanette Winterson… pero también pensando en aquello de la Roja, en comprenderlo y me vine con éste, cuyos artículos os voy a enumerar aquí, sobre los falsos tópicos de animales. Luego si alguien tiene interés por alguno de estos enunciados… ”la discusión” queda abierta en los comentarios… para anécdotas y todo aquello que queráis dibujar… y yo iré completando un poco esto… o no, depende de vuestro interés.

1. Un elefante en una tienda de porcelanas

2. Perro que ladra, no muerde

3. Cuando las mujeres se convierten en hienas

4. Animales bromistas y seriedad animal.

5. Mono de imitación

6. Como si me espulga un mono

7. Más travieso que un tejón

8. Escandaloso como un verderón

9. El cuervo, pájaro de mal agüero

10. Ni la oveja es cobarde, ni el carnero agresivo

11. El hombre es el lobo del hombre

12. Mimado como el benjamín de la casa.

13. Lavarse como un gato

14. Corre como un galgo

15. Duerme como una marmota

16. Como picado por la tarántula

17. El canto del cisne

18. Se arrullan como palomas

19. Los hombres acuden a Ella como las mariposas a la luz

20. Como buey ante corral nuevo

21. Más tonto que un asno

22. El huevo inteligente

23. El nido del cuco

24. Una golondrina no hace verano

25. Con mucho trabajo se alimenta la ardilla

26. Llevarse la parte del león

27. Más olfato que un perro

28. El zorro y los gansos

29. El pollo ciego también encuentra su grano

30. ¡Como pajarito o te moriras!

31. El gato nunca olvida al ratón

32. Más pobre que ratón de iglesia

33. Mensajeros de muerte y portadores de buenos augurios

34. La Roja, un animal en peligro de extinción

One Response to “bichos, sentido del humor y prejuicios”

  1. lasalamandra Says:

    Sobre ‘Días con animales’ (sé que soy un poco inútil con esto del manejo de la Red) pero la única referencia que me he encontrado es mía. Así que voy a dejar aquí lo que dice ese libro… porque su búsqueda me ha llevado a un suceso EXTRAORDINARIO… Venga, sobre Desmond Morris. Así se anuncia: El autor de ‘El Mono Desnudo’ se confiesa. Divertidísimo.

    En esta irresistible historia personal el autor cuenta la conmovedora, y a menudo, hilarante narración de sus primeros días de contacto con animales. Mucho antes de escribir sus best sellers sobre el comportamiento humano, Desmond Morris, se había convertido ya en una figura familiar de los hogares de toda Gran Bretaña como presentador de ‘la hora del zoo’, una serie de Historia Natural de extraordinaria popularidad en televisión. Su cuartel general del zoológico de Regent’s Park, no era un lugar donde deleitar a millones de espectadores del té en un atrevido intento de coger un terrible escorpión por la cola o dejarse caer del lomo de un elefante, pero sí constituía una avanzadilla experimental donde podía llevar a cabo sus estudios serios sobre el comportamiento humano.

    Días con animales se inicia con un tímido muchacho que, mientras todo el mundo está bailando en las calles, celebra el Día de la Victoria de Europa observando una colonia de grajos. Esta perseverancia no disminuye en años futuros, cuando se aplicará en Oxford al estudio del picón de diez espinas, inspirándose en grandes etólogos, como Niko Timbergen y Konrad Lorenz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s