– AMBIGÜEDAD – ii –

enero 15, 2007

 

DESDE LAS VERTIENTES

 

tu

Esto pretende ser una lectura única para miputaiena … mi puta hiena.. mi puta Llena.

 

Asunto: la Roja pensando.

[odeo=http://odeo.com/audio/6012573/view]

http://odeo.com/audio/6012573/view

  

Hay una diferencia mínima pero importante entre Kasandra y yo y eso debes saberlo. Kasandra goza de esclavizar a los hombres también…

y yo sólo gozo de eso a medias… Si el hombre me subyuga… con ese matiz de lo violento… me vuelvo esclava consorte y caudilla de su Placer, me vuelvo devota, lujuriosa, hechizante como un firmamento, infima en mi vértigo de suspirarte… y Sonreír… Me vuelvo muy sumisa, (mi Señor) ya lo viste, domesticada como una serpiente curvilínea, espasmódica… y lasciva. Y cantan entonces mis sirenas atroces desde mis atolones y arrecifes ígneos para ti.

Pero entonces Ella te dirá cosas como que tu puta (sólo) soy yo, que sólo lo es para ti. Mentira, no la creas. Miente cuando folla. Miente como una condenada. Es perversa. Yo sólo follo como una puta cuando tú me tratas como a una jodida princesa y consigues eso a cambio de mí.

Dócil o lírica como las cuerdas de un laúd. Cuerda y loca para tus ansias de madera, instrumento acorde con tus suelas de viento… Entonces yo misma soy aquella mujer que tocaba el laúd en la instantánea de las pupilas azules de Rubens, de repente tanto Azul… elevada frente a ti por dos hombres, con mis pechos a rebosar de hambres, y tú, un extraño, tan fascinante, el que me miras inmóvil pero bien sujeto a tu polla con esa mano diestra que no deja de subir y bajar… desde aquellas sábanas violadas por el vino y la saliva, te miro… Dime, ¿por qué no podría ser un laúd? Te lo troco por ese olvidado órgano del que me desentendí ya hace tantos años… y al que no quiero ni oír hablar de regresar.

Kasandra te hace… te hace pasar miedo, tensión, placer… te escalofría. Eres un tributo de temblores pero tú nunca sabes, nunca tienes la certeza de si Ella está pasándolo contigo… o si sólo te lo provoca y juega con su piedad, con tu poder evocador, como un carnal, caimán, fuego a discrección… Ella calcula, estima el derrocamiento de tu alma por ese abismo de su vientre venenoso que a la vez es exorcismo. Y entonces sólo eres de gemidos… y aullas, como yo a la luna del alambique, como yo aquella madrugada en susurros a ti…(me aullaste)… en el bosque, entre mis lobos… Au Au Auuuuuuuuu

Kasandra no conoce el Abandono como yo. Kasandra nunca se abandona. Al contrario, persigue implacable tu Abandono. Y su persecución es una arriesgada y sin licencias… yo lo aprendí de Ella. Ahora lo sabes. Luego probablemente juegue contigo. Cuando te sienta como a mí: esclavo, devoto, sumiso… o con los dos. Tal vez. En ese abrazo suyo que es como un telaraña pegajosa pero en el que hay tanta humedad y humana calidez…. un calabozo que vigila un monstruo. Sé que te ha escrito.

  

Sé que te imaginaba.

Sé lo que imaginaba… de ti, contigo, sin mí…

Dijo: ‘a ver esa bocafuente poyaboca bocasuspenso bocavertiginosa… lo qué sería capaz de hacerle a mi coño, el que se devana los sesos por él…

y se imaginó sujetando tu (—————-espera………………………. esto no puedo leerlo ————–) y se imaginó sujetando tu cabeza caliente, espumas de pensamientos reclusos y espiritualidades musicales, agarrándose a tu cabello de niño turbio y un poco estropajoso, como ese salvauñas que las dos utilizamos para ducharnos con ayuda del gel de miel. Con ganas, no sabes con cuántas ganas de ti. Tú que estás arrodillado y sediento de sus piernas nocturnas, de sus callejones preñados de borrachos pero sólo conoces las mías, todo oídos para las lamias y lamidos, como yo lo estuve de las tuyas, todo amor, apabullante amor sediento en aquel desierto azul y marino… ¿Escuchaste mi tristeza?, es índigo meridiana, entonces aferrada a ti en aquel océano mortal de neblinas matinales… había esa magnitud. La de los grandes horizontes sin barrotes.

Ella dijo que parecías desorientado. Como quién sospecha que el perrillo y la correa ahora le pertenecen sólo por habérselos encontrado y no se quieren animales domésticos en el hogar… por mucha pena que den. Con esa crueldad me trata a veces.

  

En el Tantra la mujer es una diosa que da y recibe Energía.

Su lecho … el templo del amor… peceras incendiadas con llamas que son tu llama… ‘millama’ ‘millamamillama millama’… ¿la escucháste decírtelo? Pero su llama era yo. Abrasada bajo el sol de su lengua, centenaria entre el mijo y los escarabajos dorados, porque tú eres ahora la mía, recuerda las briznas de hierba y las amapolas, aquellas pareidolias felices de las que te hablé… luces tenúes y esa fuente, que arrancó como una Semiramis de jardines colgantes de la estantería … se llevó hasta mí para que nos transportara… a nuestro Babel.

Veneremos los Éxtasis, Joder, Sí.

Y sin embargo, no debes olvidarlo… yo sé que te amo y Ella no. No puede saber eso todavía. No hasta que te desnude. No la dejes que te lleve otra vez hasta aquel doliente pasillo. Rescátame a mí. No quiero pertenecerle. Sólo quiero ser tuya. Sólo lo quiero contigo … desde esta inmensidad.

Y esto fue escrito un minuto después de que Ella le diera a su botón de enviar misiles en su outlook.

14h57min. ¿Pensabas en mí?

 

¿Sabes lo que más me gusta de su sexo tántrico? Que Ella dice que la penetración no es el fin. Pero miente. Lo hace porque te desea. Casi tanto como yo… y tú sabes, como nadie, porque lo viviste conmigo, que sólo en la penetración ni tú ni yo tenemos Fin.

la Roja

6 Responses to “– AMBIGÜEDAD – ii –”

  1. kasandra Says:

    Laúd…

    El laúd (del árabe al-ud) es un instrumento de cuerda pulsada cuyo origen se remonta a la Edad Media. Tiene una forma parecida a la bandurria, pese a que su caja de resonancia es de un tamaño mayor y su sonido algo más grave.

    Fue muy utilizado entre los siglos XIV y XVIII y ha resurgido en el siglo XX.

    Por extensión, también se designa laúd a todo instrumento en el que las cuerdas se sitúan en un plano paralelo a la caja a lo largo de un mástil saliente.

    Su afinación más habitual, de la primera a la quinta cuerda, es la-mi-si-fa#-do#-sol#.

    Consta de las siguientes partes:

    * cabeza
    * clavijas
    * cejuelas
    * trastes
    * mástil
    * diapasón
    * caja de resonancia
    * boca
    * cuerdas
    * puente
    * cordal

    La palabra laúd deriva de la voz árabe ‘ud (عود), otra de cuyas acepciones es madera.

    El laúd usado en los países árabes y en todo el Medio Oriente carece de trastes, pues estos impedirían la realización de cuartos de tono, necesarios en las escalas orientales. Tiene el mástil algo más corto en comparación con el laúd europeo y una caja de resonancia más grande. Usualmente sólo cuenta con una bordona y cuatro dobles cuerdas. Su registro es de dos octavas y media. Este instrumento es usado en la música clásica y popular de todos los países árabes además de Turquía, Irán, Pakistán, Armenia y Grecia.

    El laúd disfrutó de un renacimiento con el despertar del interés en la música histórica alrededor de 1930 y a lo largo del siglo XX, y ese resurgir fue impulsado por el movimiento en pro de la música antigua, renacentista y barroca. Julian Bream se hizo famoso por sus conciertos de laúd, y violín así como Hans Neemann, Walter Gerwig, Suzanne Bloch y Diana Poulton.

    Los laúdes actuales son réplicas o casi copias de aquellos instrumentos históricos que han sobrevivido y se encuentran en los museos o en colecciones privadas, pero todavía es posible encotrar artesanos dedicados a la construcción de nuevos laúdes. Se realizan por encargo, o pueden adquirirse de segunda mano en un mercado muy limitado. Como resultado de ello, los laúdes son, en general, más caros que los instrumentos modernos producidos en masa como la guitarra, aunque no tan caros como un violín.

    A diferencia de lo que ocurría en otras épocas, hoy existen muchos tipos de laúd: medievales, renacentistas, el archilaúd para obras barrocas, tiorbas para partes de bajo continuo en conjuntos barrocos, y otras.

    Hay laúdes de diversidad regional en Grecia: laouto, y outi.

    La mayoría de los los laudistas profesionales son, principalmente, europeos o norteamericanos. Entre los laudistas mundialmente famosos cabe citar a Konrad Ragossnig, Robert Barto, Desmond Dupré, Eduardo Egüez, Edin Karamazov, Luca Pianca, Edmund Spencer y muchos otros, como Hopkinson Smith, Axel Wolf, Nigel North, Stephen Stubbs, Richard Stone, Pascal Monteilhet, Ariel Abramovich, Evangelina Mascardi, Luciano Contini. Particular relieve ha alcanzado el célebre virtuoso estadounidense Paul O’ Dette.

    El cantante popular Sting toca el laúd y el archilaúd, ocasionalmente en colaboración con Edin Karamazov.

    http://es.wikipedia.org/wiki/La%C3%BAd

  2. kasandra Says:

    La tortuga laúd, canal o baula (Dermochelys coriacea) es la mayor de todas las tortugas vivientes, alcanzando una longitud de 2 metros y un peso de más de 600 kilos. Un individuo macho llegó a pesar 916 kilos, aunque las tortugas de este tamaño son raras. Se encuentra en todos los mares tropicales o subtropicales y es la única especie dentro de la familia Dermochelyidae.

    Esta especie tiene multitud de características únicas que la distinguen en buena medida de otras tortugas marinas. Su tasa metabólica es aproximadamente 3 veces mayor de lo esperado en un reptil de su tamaño, lo que, unido a sus intercambiadores de calor contra corriente y su gran tamaño, permite mantener una temperatura corporal de hasta 18 ºC sobre el agua circundante. Algunos científicos incluso opinan que la tortuga laúd tiene alguna capacidad para generar su propio calor corporal, como un mamífero, a pesar de que los reptiles son ectotermos o de “sangre fría”, por lo que dependen de la temperatura externa para regular la suya propia.

    Características físicas

    La tortuga laúd es la mayor de todas las tortugas y muy diferente del resto, tanto en apariencia como fisiología. Posee un caparazón liso y oscuro, con crestas que lo recorren desde la cabeza hasta la cola. Esta concha no está formada por escudos óseos, sino que está hecha de tejido conectivo blando (de ahí el nombre de tortuga de cuero que se le da a veces). En el caparazón no se observa el peto ni el afilado borde lateral, solo una suave curva que da una apariencia semicilíndrica al animal. Esta forma, que recuerda vagamente al instrumento músical, es la que le ha dado el nombre de tortuga laúd.

    Las aletas delanteras de la tortuga laúd son mucho más largas que en todas las demás tortugas, tanto proporcionalmente como en tamaño bruto. En los individuos adultos, la distancia de punta a punta puede ser de hasta 270 centímetros.

    El pico ha desarrollado una forma de gancho para ayudar a la tortuga laúd a morder medusas y su garganta tiene barbas apuntando hacia dentro que le ayudan a tragárselas.

    Dieta

    Las tortugas laúd subsisten gracias a una dieta de medusas. Debido a la naturaleza transparente de sus presas, las tortugas laúd a menudo se asfixian comiendo trozos de plástico a la deriva. Se han encontrado ejemplares muertos con bolsas de plástico, piezas de plástico duro e hilo de pescar en el estómago.

    Apareamiento

    Las tortugas laúd se aparean en el mar; los machos nunca abandonan el agua una vez que entran en ella como crías. Las hembras se aparean cada tres o cuatro años, volviendo a las playas donde ellas mismas nacieron para depositar sus huevos. Una hembra puede dejar hasta diez huevos en cada deposición. El intervalo entre una puesta y la siguiente es de unos nueve días. El primer apareamiento se produce después de que la tortuga haya cumplido diez años.

    Después de encontrar una hembra (que posiblemente exuda una feromona para mostrar su disponibilidad reproductiva) la tortuga laúd macho usa movimientos de la cabeza, toques con el hocico, mordiscos o movimientos de las aletas para determinar su receptividad. Las tortugas marinas se encuentran a menudo con dificultades y a veces incluso peligrosas maniobras cuando intentan reproducirse. El macho tiene que montar la hembra desde detrás y subirse encima con el fin de poder copular, pero a veces los caparazones obstruyen este proceso. El apareamiento puede también volverse peligroso cuando el macho está tan desesperado por conseguir aparearse que pasa demasiado tiempo bajo el agua, y tras el encuentro con la hembras, hasta otra hora sin tomar aire. La fertilización es interna, y es normal que varios machos se apareen con una sola hembra. Este comportamiento pede haber evolucionado para asegurarse contra la infertilidad masculina, eliminando el exceso de esperma de baja calidad y permitiendo a la hembra seleccionar el mejor, además de incrementar la variabilidad genética de la descendencia. Sin embargo, los estudios han demostrado que la poliandria en las tortugas marinas en realidad reduce el éxito de la fertilización.

    La división de la célula comienza unas horas después de la fertilización, pero el desarrollo es suspendido durante la etapa de gástrula para mover y envolver las células embrionarias hasta que los huevos son depositados. El desarrollo se reanuda pronto, pero los embriones siguen siendo extremadamente susceptibles de morir en sus nidos por movimiento del huevo hasta que las membranas se desarrollan completamente durante los primeros 20-25 días de incubación, cuando la diferenciación estructural de cuerpo y órganos (organogénesis) prosigue.

    Las playas de anidación deben estar cubiertas de arena blanda y tener una zona de agua costera poco profunda. Esto se debe a que sus blandas conchas se dañan fácilmente con las rocas duras. Esto es una fuente de vulnerabilidad para las tortugas debido a que estas playas son susceptibles de erosionarse. Las hembras excavan un nido sobre la línea de la marea alta con sus aletas. Entonces comienzan a depositar sus huevos, produciendo unos 110 de los cuales 70 son más largos y fértiles, y los 40 restantes más pequeños y estériles. Las hembras cubren cuidadosamente el nido, asegurándose de camuflarlo frente a los depredadores con una capa de arena.

    Los huevos se incuban durante 60 días. Al igual que otros reptiles, la temperatura ambiente del nido determina el sexo de las crías. Los huevos se abren mientras continúan bajo la arena. Después del anochecer, las crías cavan su camino hacia la superficie y siguen su marca hasta el mar. Una vez que las crías alcanzan el océano no vuelven a verse normalmente hasta llegar a la madurez. Muy pocas de ellas sobreviven a este misterioso periodo para convertirse en adultos. Muchas son devoradas por aves e incluso otros reptiles antes de que tengan la oportunidad de sumergirse en el agua. Cuando las luces de las ciudades son visibles desde la zona de andación, las crías de tortuga laúd son atraídas por las luces y se alejan del mar. Muchas de estas crías son atropelladas por el tráfico rodado o perecen de otras formas.

    Las tortugas laúd atlánticas anidan entre Febrero y Octubre según las zonas, siendo sus playas preferidas las de la desembocadura del río Marowijne en Guyana, Bigi Santi (Surinam), Quintana Roo, Isla de Culebra (Puerto Rico), Laguna Jalova y Naranjo en Costa Rica, Terenganú (Malasia), así como Mexiquillo, Tierra Colorada, Chacahua y numerosas playas más de México. Mexiquillo es probablemente la mayor área de anidación de esta especie en el mundo, mientras que Terenganú se reduce cada año debido a la presión humana, hasta el punto de que ha habido temporadas en que no se han visto llegar tortugas laúd a Malasia, a pesar de ser históricamente la zona asiática más frecuentada por estos animales.

    Distribución y Hábitat

    Las tortugas laúd viven en casi todos los océanos del mundo, aventurándose mucho más al norte o sur que otras tortugas marinas gracias a su peculiar sistema de regulación de la temperatura corporal.

    En los meses de verano, las tortugas laúd son más comunes en la zona que va desde el Golfo de Maine al norte hasta Florida en el sur. han sido observadas también al norte del Golfo de San Lorenzo, en Canadá. Las tortugas laúd del Océano Pacífico son más vistas a menudo en las islas Hawaii, donde se sabe que se congregan al norte del archipiélago. Cuando se aproxima el invierno se dirigen al sur, al Mar Caribe y las zonas costeras de América del Sur y África, donde se encuentran con las tortugas procedentes de Europa. En este último lugar, gracias a la Corriente del Golfo, se aventuran aún más al norte durante los meses veraniegos, y han llegado a ser vistas de forma esporádica frente a las costas de Noruega y en el Mar Báltico. Las poblaciones del este de Asia emigran hacia las costas de Indonesia y Australia y el Océano Índico. Gracias a recapturas, se conoce que esta especie de tortuga realiza migraciones transoceánicas, por ejemplo individuos marcados en Gabón, África, han sido recapturados en aguas del océano atlántico sudoccidental.

    Las tortugas prefieren aguas profundas pero se agrupan más a menudo cuando arriban a tierra. En el verano son vistas frecuentemente tomando el sol cerca de la superficie, particularmente en el estuario de Long Island, donde han sido heridas a veces al colisionar con las hélices de los barcos.

    Amenazas y Conservación

    En Estados Unidos, la tortuga laúd ha sido clasificada como en peligro a lo largo de toda su distribución desde 1970. Se le ha incluido también en la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). Esto hace que sea ilegal herir o matar las tortugas.

    Las tortugas laúd adultas son grandes animales, no particularmente vulnerables a los depredadores. Los huevos y las crías recién nacidas, en cambio, son las que corren más peligro de todas. Aves, perros y otros depredadores oportunistas han sido vistos excavando nidos y consumiendo huevos. Las crías son también vulnerables en el trayecto desde el nido hasta el mar. Una vez que entran en el agua se convierten en presas de muchos nuevos depredadores y muy pocas sobreviven hasta la edad adulta.

    La actividad humana amenaza a las tortugas laúd de muchas maneras. Creyéndolos olvidados, los huevos son recogidos por la gente en Puerto Rico, las islas circundantes y probablemente en otros lugares. La remodelación de las playas puede perturbar o destruir el particular tipo de hábitat que las tortugas de cuero necesitan para anidar, y las luces del progreso pueden causar que las crías se alejen del mar en lugar de ir hacia él. El uso humano de las playas puede destruir nidos y puestas o enterrar huevos a demasiada profundidad para que las crías puedan emerger. Finalmente, los humanos pueden dañar a las hembras nidificantes movidos por la curiosidad.

    Mientras los adultos están en el mar sus mayores amenazas proceden por completo de los humanos. Las ingestiones de plásticos, caucho, alquitrán, aceite de motor y otros productos sintéticos pueden matar una tortuga laúd adulta o dañarla seriamente. Muchas han sido heridas por colisiones con embarcaciones, especialmente en aguas poco profundas. El equipo asociado a la pesca comercial, incluidos hilos, redes, cuerdas y cables pueden enredarse en las tortugas adultas y ahogarlas. A pesar de que los “Dispositivos de Exclusión de Tortugas” son obligatorios para las redes, a menudo fallan cuando se trata de permitir que un animal del tamaño de una tortuga laúd adulta escape de ellas. El NOAA estima que alrededor de 640 tortugas laúd adultas son muertas cada año pr ñas empresas de pesca comercial.

    Las redes son puestas deliberadamente para capturar otras especies de tortugas marinas en algunas áreas de Puerto Rico. A pesar de que no están pensadas para las tortugas laúd, algunas son capturadas ocasionalmente. Esta práctica es ilegal, pero sigue realizándose. En Nueva Guinea, las tortugas laúd se cazan regularmente como alimento.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Dermochelys_coriacea

  3. kasandra Says:

    Para otros usos, véase Semíramis (desambiguación)

    Semíramis fue, según las leyendas griegas, reina de la antigua Asiria durante 42 años. Se le atribuye la fundación de numerosas ciudades y la construcción de maravillosos edificios como Babilonia, con sus palacios y hermosos jardines colgantes. Conquistó Egipto y según la leyenda ascendió al cielo en forma de paloma.

    Según una versión de su leyenda, Semíramis fue hija de una sacerdotisa, que la abandonó en el desierto para que pereciese. Unas palomas se cuidaron de alimentarla y un pastor llamado Simas la recogió. Años después, fue la fundadora del imperio Babilónico.

    Probablemente podría identificarse con Samuramat, reina histórica de Asiria, esposa de Shamshi-Adad V y regente de su hijo Adad-Nirari III.

    El escritor español Alejandro Núñez Alonso construyó una ambiciosa serie de novelas históricas en torno al personaje.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Sem%C3%ADramis

  4. kasandra Says:

    Capítulo ij: De Semíramis, reyna de los assirios, la qual muerto su marido Nino, en lugar de su fijo se vistió como hombre y fizo y exerció muy ásperamente la arte militar y del campo. Y no solamente conservó el reyno de su marido, mas ahun fizo el adarbe de Babilonia y acrescentó su reyno fasta la India.

    http://www.uv.es/~lemir/Textos/Mujeres/Boc/Semiramis.html


  5. […] – AMBIGÜEDAD – ii – […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s