UTILIZARTE

enero 28, 2007

Paolo Zambalid

Hoy domingo tarde… ( – ii – )

¿Sabes? Creo que me apetece más irme a la cama a ponerme calor en las cervicales que continuar escribiendo aquí. Estoy agotada. El sexo ha sido total y agotador. Y la fantasía libre, contigo en la cabeza todo el rato. Primero follándote cuando él luego masajeaba mis vértebras. Como tú te dejas follar a veces en mi mente, como aquel día, casi virginal, distante, como si no quisieras entregar nada más que tu polla, o ni siquiera tu polla y contuvieras en ti lo que no puedo arrancar yo de ella sin tu complicidad, sin tu implicación emocional…Estoy cansanda. Muy cansada. Se me abre la boca y por una parte quiero seguir. Casi acabo de terminar de cenar ahora pero por otra… Por otra sólo quiero cerrar los ojos y dejar de pensar en esto que te quiero y no te quiero escribir, para seguir contándoselo calladamente a tu mente.Es curioso. Y según me masajea las vértebras tengo una apetencia… quiero que me meta el vibrador-consolador por el coño mientras yo me masturbo con los dedos de vibración eléctricos. Pero luego no hago eso primero. Le hago besarme y chuparme el culo mientras yo sigo boca abajo y él me penetra muy poco a poco con ese consolador enorme y mientras yo me masturbo primero con una mano y luego con la otra. Y luego le pido que me muerda. Y joder es cómo me estoy moviendo. Absolutamente obscena y a lo mío. Nunca me he preocupado más por mí que en ese instante. Todo está pactado para que yo disfrute. No puede hacerme daño y él está ahí sólo para complacerme.

Jamás creí que llegaría a manifestarme con esa soltura y libertad con la que lo hago delante de él, que no para él. Es como si no me importara de ninguna manera lo que vaya a pensar acerca de estas necesidades mías que antes él ignoraba y yo misma ignoraba. Ahora quiero esto y ahora si no te importa no me muerdas más las nalgas, sólo besos y caricias, y entonces sólo recuerdo placer, placer, placer y cuando me canso de eso le pido que me deje darme la vuelta y que él mismo sea quien mueva los dedos de vibración mientras yo sujeto el consolador y busco mi ritmo. Tampoco nunca le había pedido eso. Y luego intercambiamos posiciones y luego vuelvo a poner el control en sus manos para irme… Es maravilloso, alcanzas un éxtasis y cuando crees que no podrás soporarlo más porque ya te viene el orgasmo, te acostumbras a ese nivel hasta que un movimiento de los dedos te sube un peldaño más allá todavía y así y así, y así podrías, te parece, quedarte infinitamente hasta que vences el egoísmo y liberas a ese hombre de lo que tiene que ser sólo una tediosa tarea porque tú ni siquiera le estás tocando nada. Sólo te estás sintiendo tuya y contigo por completo. A pesar de su presencia, y a pesar de estar todo el rato hablándote a ti. A veces, ¿sabes? Creo que me quieres volver completamente loca. Porque solo una loca enamorada, irremisiblemente enamorada, como tú lo estuvistes tal vez de esa mujer, atrapado, te ofrece la garantía de la tranquilidad. Y otras pienso que te preocuparían las consecuencias. ¿Y si te cansaras definitivamente? Soportarías lo peor que a mí se me pueda ocurrir hacer, en ese caso. Es una lucha, sí. Tiene que ser una lucha interna. ¿Me enamoras o no? ¿Te conviene realmente que me enamore de ti o no? ¿Cuál es la mejor estrategia? Y luego …. pero no quiero hablar ahora de ese luego. Y ya sé lo que quiero decirte. Quiero enviarte un mensaje que diga lo que no dejo de pensar en mi cerebro:

¡Joder! me gustaría que un día me hagas todo lo que me está haciendo él hoy. Sí, ya sé todo, todo, todo, lo que quiero que me hagas, y lo que luego voy a hacerte a ti yo.

Y una intuición que puede que ahora me parezca absurda y vergonzosa. Pero que en aquel instante me excitaba. Le detestas a él porque él se está convirtiendo en mi esclavo sexual y es lo que más desearías tú, con todo lo que hables de libertad. Convertirte en el esclavo sexual de una mujer que te excitase como tú deseas ser excitado. Aunque me da la sensación de que tú para excitarte así antes necesitas sentir Amor.Y también sé en ese instante que es lo que quiero que pase cuando nos encontremos a finales de este mes. Y no hay paseos románticos, amor, ni cenas en restaurantes, sólo hay una habitación y sexo para llenarla y comida y sexo, y más marihuana y sexo, para que puedas follar conmigo durante horas y yo no te permita ni cansarte. No necesitamos ni parar para hablar porque hablamos de todo mientras nos follamos. No dejamos de follarnos ni un instante hasta que caemos rendidos de sueño.Pero primero sólo quiero fumar yo como con él y que tú consciente me vayas haciendo todo lo que yo te pida. Pero yo soy muy dulce pidiendo. Te gustará. Ya lo verás. Te gustará como pienso utilizarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s