– de cuando los borradores me emborronan –

marzo 11, 2007

Quien te ama existe desde antes de ti. Desde antes de conocerte. Te lo repito.

– Lisboa no me ama. Existe pero no me ama. Pero me hace sentirlo como si me amara. Y saber eso para mí significa un jodido desgarro y vos, mamita, tenés que …

Entonces recuérdalo… las rosas azules no son un plagio y te estarán esperando… como la Luz

– Y la Muerte también.

Olvida eso.

delvaux falsificado

1 de diciembre

– Verona dice que aún se acuerda del primer correo que te escribí…

Aquel día le digo a Verona, Lisboa por donde primero le entró fue por los ojos

– La zona de las dudas es una zona atormentada…

Más al sur es el Sur. Más al Sur es la Meseta.

– Tu piel cuero cosido a mi boca, Lisboa. Lo que ha de ser… como la de Verona después de la primera vez.

Por verona llegaría a pasar noches insomnes, como luego por ti, como antes por él, el hombre-mente. Noches en las que el deseo se me enroscaba como una serpiente ávida al coño y que me hacían dar mil y un vueltas buscando un cuerpo que no se aquietaba a mi lado.

Rosa azul, luz, plagio.

– Fueron las escaleras del destino.

Verona fue tu patíbulo. Te balanceaste como una ahorcada en un patio de jazmines.

– Así se perfumó la noche.

Y Verona te despertó a la sangre de nigromante. Incluidos sus circunflejos. Sonaste entonces a música de Femme fatal

– Andaba a la luz, como las mariposas.

Andabas a las sombras como la madrugada

– Entre los sueños la hierba como jade.

No estaría mal que apareciera un Tolousse por aquí y te descuartizara de cuajo. Ahora que tiemblo.

– Y eso que todavía no te he hablado de mi matruska y de mi espiral.

Espora….

la soledad delvaux

8 de diciembre

Se aprende por osmosis, Hasta a gemir.

– Lisboa y yo nos conocimos como Extraños y nos despedimos como Amantes. Verona y yo… rompimos después.

Y las caderas de aquel. Te faltó eso. Tener un refugio para tu gemido de niña durmiente. Destruirlo. Reconócelo

– Sí, maldita seas, sí.

Y ahora tú me escribes. Precisamente hoy que la Roja hacía un siglo que no celebraba su cumpleaños. La Roja aquella que renegaba de los pueblos y de las ciudades. Enamorada

– Estoy Enamorada de él

Comienzo… la Roja nació un día de lluvia, un viernes. Arropada por una galleta china de la suerte. Beatus ille para las cabras. Loca como una puta cabra.

La roja no era sólida. Había nacido en la cresta del limo. Y sin embargo su compañero de camino era un tigre.

¡Que rayas anaranjadas tan preciosas tienes!

– Aquel Hombre … aquel Hombre… podía sujetar mi llanto sobre su hombro, un llanto que era como el vómito blanquecino de bebé

No digas mentiras. No lloraste. Hiciste algo mucho peor. Aquello fue fatal para ti y para mí. Para las dos.

– Le Amo. Lo sé. Yo sabía que existía y Él me Amó.

¡Quien te Ama existe desde antes de ti! Desde antes de conocerte. Pero podrías estar equivocada, ¿lo entiendes?

él la espera

9 de diciembre

Pat y yo hablamos del infinito contenedor de basura de las pulsiones humanas. De angostos pétalos, de florales subterfugios. De su historia con licencias y de la mía entre susurros. Y ella se sacó unas semillas de mística del bolsillo del pantalón. La monstruosa chica dentilarga fue amable tras el acristalado de la expenduría de billetes. Y nosotras nos reímos de ella pero amablemente también mientras la Roja se había enredado con aquel Amante como una puñetera hipomoea.

– Hermosos y lozanos morados trepadores en los muros del antiguo convento. ¿No lo creíste entonces tú así?

Ella lo espera

15 de diciembre

Manuel cobró la piel del oso.

A la Roja le gustan los cementerios pero no el culto a los muertos…

No asustar a su bandada de pájaros. Eso fue desde el principio.

La Roja le dijo que quería apartar el velo de la muerte y regresar junto él y através de él, de ellos …

efecto monstruo

8 de enero

¡Dios mío! Por qué … por qué … por qué … por qué … por qué … por qué … por qué …

– Pero no supe si era una Tregua.

efectuo monstruo

6 de marzo

(borrado)

espejismo

Hola, mi niña, estoy vivo, pero bastante desubicado y de nuevo liado como un ejercito
de ochos, mira, asi: 888888888888888888888888888888888888888888888888888
Te sigo de cerca y me acuerdo de ti. Algun dia volvere a la vida. Muchos besos, sigue
siendo tan linda. M.

2 Responses to “– de cuando los borradores me emborronan –”


  1. […] – de cuando los borradores me emborronan – […]


  2. […] 9 « .O.N.T.O.S……………………..k en – de cuando los borradores me emborronan -Nº 9 « .O.N.T.O.S……………………..k en – de cuando […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s