– ¿algo más común de lo que pensamos? –

marzo 27, 2007

Tal vez algún día lo escriba en un post, tal vez no, por eso te lo cuento ahora. Por si no sabes quien soy, vengo de blog (…) y  soy (…)

Tengo varias historias como ésta, pero de momento y por cuestiones de tiempo y espacio (no quiero aburrirte a la primera) allá va la que más me impresionó. Te aseguro que todo es cierto.

Sucedió hace bastantes años, supongo que algo así como veinte, tengo cuarenta y nueve y entonces tendría unos 20. Estudiaba filosofía y letras y tenía un compañero de clase amigo o conocido (algo más que conocido, algo menos que amigo) que se llamaba Alfredo.

Paseaba, yo,  una mañana, por la plaza mayor de Salamanca y en el otro extremo de la plaza vi a Alfredo, vestido muy como en la época, jersey blanco de cuello alto, pantalones de pana (el color no lo puedo asegurar, creo que negros, oscuro cuando menos) y una bolsa de deporte en la mano.

Crucé la plaza, corrí, me apetecía charlar con él (además de simpático era bastante guapo). Cuando llegué no le vi, imaginé que se había marchado por una de las calles que le quedaban cerca. Qué desilusión!!!

Al día siguiente, justo el siguiente, pero por la tarde, volví a ver a Alfredo en idénticas circunstancias, yo desde el otro extremo de la plaza,  él muy cerca del sitio del día anterior. La misma ropa, la misma bolsa… “esta vez no te me escapas”. Fijé los ojos en él y no dejé que se escapara, le seguí por donde se movía, de todas formas no fue muy lejos, esta vez fui muy rápida. La conversación fue más o menos así:

“- Hola Alfredo, ayer te me escapaste, hoy te pillé

– ¿Cómo ayer?

– Sí, te vi ayer, pero te fuiste antes de que te alcanzara

– ¿Dónde me viste?

– Aquí

– No, no era yo, acabo de llegar de Madrid, he pasado unos días allí, acabo de bajar del tren

– Deja de tomarme el pelo, tenías esta ropa y la misma bolsa

– Te aseguro que acabo de llegar de Madrid, mira, tengo toda la ropa en la bolsa….”

Y me lo creo, Lucía, era la hora de llegada del tren y no tenía motivos para mentirme, pero aunque así fuera… la misma ropa, el mismo sitio, la misma bolsa…. coincidencias sospechosas.

De todas formas he vivido con este tipo de experiencias desde pequeña, mi madre acostumbraba a decir. “he soñado con tu abuela, hoy tenemos carta” y era exacto. Claro que puede, y por justificarlo con una normalidad, que el intervalo en el que mi madre y mi abuela se escribían estaba tocando a su fin y mi madre soñara con mi abuela por eso mismo.

De cualquier manera… ya te dije que, estas cosas están al margen de mi vida cotidiana. Ni les hago centro de mi vida, pero tampoco las niego, ni las aparto, cuando suceden me entretienen, las cuento, me siento un poco “bruja”… y sigo adelante sin investigarlas.

Espero haber satisfecho un poco tu curiosidad, tengo más, si quieres me las pides y te las cuento. Espero, también, no haberte aburrido mucho.

Besitos

  

Pues de aburrirme en absoluto. Me ha resultado fascinante. Es más, te aseguro que tengo todos los pelos de los brazos de punta. Y esa es una reacción muy fiable en mí. Si me espeluzno es que me estoy creyendo todo lo que me cuentan. Y me gusta que me haya pasado eso en el primer correo que recibo de ti. Yo viví algo así. Pero no exactamente así. Con un testigo hablé con el padre de una amiga que llevaba meses muerto. Sólo que yo entonces no sabía que estaba muerto. No tengo ni idea de porque ocurren estas cosas pero en esta étapa de mi vida, sé que me apetece ponerme más a fondo con ellas. ¿Pero me queda una cosa en el aire? Y con tu amigo… ¿hubo futuro? ¿Quiero decir que si después de aquello ocurrió algo significativo entre vosotros? Estuve en Salamanca hace 21 años por estas fechas. Para abortar en la clínica Canalejas. Te acordarás de aquel escándalo. Tengo 38. Estuve en la plaza mayor aquel día. Quiero decir mi día. Aunque tal vez entonces nos cruzamos por primera vez. Vaya usted a saber

Un beso y  muchas gracias 

salamanca al fondo

2 Responses to “– ¿algo más común de lo que pensamos? –”


  1. […] – xi – – ¿algo más común de lo que pensamos? – […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s