EROS Y PSIQUE – ii –

marzo 30, 2007

DISTORSION PERSONAL DE LA ESCULTURA DE CANOVA

Afrodita,

siempre Afrodita,

la taimada y penosa Afrodita.

Porque quien piense que esta diosa

es sólo sensual y bella,

y que surge de las espumas…

para reparar las injusticias…

tan dulce, carnal y casi casta a un tiempo,

como nos la presentó Sandro Boticelli…

es que desconoce su auténtica y diabólica Naturaleza.

La envidiosa y deleznable Afrodita, la pérfida,

le escupiría yo a la cara si me dieran la oportunidad.

– Dime,

¿qué sentiste cuando tus principales templos

en Cnido, Pafos y Cítera,

permanecían solitarios, tristes y silenciosos

mientras a los pies de la mortal Psique

se arrojaban los mirtos

y el perfume de esas violetas…

que luego Masoch hizo que te brotaran bajo los tuyos a ti?

Despechada y celosa…

llamaste a tu hijo

y le pediste que te vengara con sus flechas malévolas:

‘Llena su corazón de amor,

pero con el Amor más ardiente

para el ser más infeliz

de la Tierra,

y así juntos compartir su pobreza y su dolor’

¡Maldita Afrodita! ¡Y maldito Amor!

Que nunca necesitó tus besos y cuidados

y el calor de la sangre de tus venas

para que le engatusaras con esa Misión.

Tan puta que fuiste, querida mía,

tan P-U-T-A

que Eres.

.

..

*La imagen es una distorsión personal de la escultura de Canova, acorde a mis colores anímicos de la madrugada y él no es el Amor

One Response to “EROS Y PSIQUE – ii –”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s