– tristes y consentidas meditaciones –

junio 9, 2007

 

‘No puedo decir quién soy, sino qué voy siendo’

Nicolai Hartman.

Después de escaparme de la devoción que ya te profesaba… Y antes de regresar más convencida a ella…

Casanova

Dicen que una noche el misterioso Giacomo Casanova se acercó al Moncayo y pasó una noche de sus noches en una posada. Allí pidió quedarse sólo en sus aposentos y que le trajeran un libro de Sor María de Ágreda… Los volúmenes de ‘La Mística Ciudad de Dios’, confesó en sus memorias luego, le condujeron a todo tipo de delirios, hasta el punto de que creyó enloquecer…

”—Era verdad que el santo esposo José lo prevenía así con su afecto, mas el Señor tenía dispuesto lo que él entonces ignoraba; y porque se le frustraron sus deseos sintió después mayor amargura y dolor, como se verá. No declaró María santísima a San José lo que en el Señor tenía previsto del misterio de su divino parto, aunque sabía no sucedería lo que él pensaba, pero antes bien animándole, le dijo: Esposo y señor mío, yo voy con mucho gusto en vuestra compañía y haremos la jornada como pobres en el nombre del Altísimo, pues no desprecia Su Alteza la misma pobreza, que viene a buscar con tanto amor. Y supuesto será su protección y amparo con nosotros en la necesidad y en el trabajo, pongamos en ella nuestra confianza. Y vos, señor mío, poned por su cuenta todos vuestros cuidados.”

Más que la mística, más que Dios, yo creo que a Casanova, aquella noche, lo que le enloqueció fue el deseo y la imposibilidad de no poder tener la dulce boca de tan ingenua e inviolable escritora sobre su polla, mamándola, venerándola con ese amor que la monja bilocada frecuentaba en sus visiones … Así creo yo de la religión cuando pienso en sus ” celestes altas esferas” y en ”la religiosidad” de algunos.

¿Habría logrado Casanova seducir a la buena hermana? ¿Se habría excitado ante sus muertes místicas? ¿Habría eyaculado con placer en su cara y sobre su levitación?

Tal vez no; tal vez lo sagrado lo sea de alguna forma, y tal vez haya que ser más que esfínteres y testículos para engañar a un alma…

Nosotras de niñas somos las mestras de nuestras muñecas y sus amantes

(por lo menos algunas, las que no tenemos vocación de monjas)

Pero no sabemos que sois vosotros de niños

¿Cómo se siente un niño cuando es niño y no niña?

Ahora quiero escribir sobre el hijo que no he tenido…

Dave McKean

– Dave McKean – 

Todas las madres que conozco están enamoradas de sus hijos, de los hombres; los quieren más que a sus maridos, aunque eso no todas; y unas lo encuentran enfermizo de las otras. Por ejemplo yo, de mi amiga; por ejemplo, mi amiga de su amiga. Lo podemos ver en las demás pero no nos damos cuenta en nosotras. Y por eso yo deseo quererte como a un hijo; para enfermar de ese enfermizo amor por ti y sentir que tú mamas de mi pecho, que yo te alumbré: Te alumbraré. Porque el amor de una madre por un hijo es incondicional. Sagrado. Y eso escribo ahora. Un ritual que cumpla ese Rito. Pero no te cuento. Quiero sorprenderte…

Lo de la amiga de mi amiga… ayer me enteré de que acabó con unas esposas; tal como yo me temía y hasta mucho peor. La policía se presentó en su casa y la detuvieron. La ficharon en comisaria. Fue la venganza de él por haber amado más a su hijo… Y ahora esa mujer entenderá (entendería) el por qué de mi desdén y de mi rechazo hacia ese hombre, su marido. Porque yo he podido verlo desde que nos conocimos en el instituto: lo que era, lo que sería… Cuando él se sentaba detrás de mí… Quise ponerla sobreaviso en la última cena en la que nos sentamos juntos pero ella … y sus prejuicios; no soporto la mojigatería pero ahora que ya es tarde… no haré de esa piedra molino. No era una mala mujer, sólo era una mujer que quería equivocadamente a su hijo; demasiado y demasiado mal. Porque no sabéis el flaco favor que le estáis haciendo tantas madres a vuestros hijos refugiándoos en ellos y no en los esposos que elegisteis… o en otros hombres; que para eso fueron hechos algunos hombres; para amarlos con esa devoción que secretamente profesais por vuestros hijos. Y eso que ya estamos en este siglo y no hemos evolucionado nada, la mayoría… ¡que tristeza no poder aprender a Amar desde el Buen Amor! Como en ese poema de Fritz Pearls

 

 

Yo hago lo mío
Y tú lo tuyo.

No estoy en este mundo
Para vivir de acuerdo a tus expectativas.

Y tú no estás en este mundo
Para vivir de acuerdo a las mías…

A veces también recuerdo a la zurda tirando de aquella polla, como una pequeña bestia hambrienta; recuerdo la cara de placer de él… mamar de una polla como si lo que se mamara fue un nutricio pecho materno, y también la lluvia sobre la cabeza y el viento acariciando mi cuerpo desnudo en la noche… y a mí contemplándolos y bailando ‘sagrada-mente’ con mi sombra a la luz de la luna. El baile de aquel pasaje cierto…

Y ahora sólo quiero pensar en tus antagonistas, concentrarme el resto de esta tarde en eso. Y la noche y la noche… igual que la de ayer pero ya amando con los ojos abiertos a eso que no conocía de usted.

3 Responses to “– tristes y consentidas meditaciones –”

  1. lasalamandra Says:

    4 Responses to “- tristes y consentidas meditaciones -”

    1.

    Buenas noches.
    Sigo visitándote de vez en cuando, de noche, cuando tengo un ratito para asegurarme que sigues ahí.
    Salu2.

    _______________________________
    _________________________

    Por aqui andamos compañero pero bastante alejadas del mundanal ruido :)
    Gracias por esos salud-2 ;)

    Hasta los cojones said this on Junio 11th, 2007 at 9:30 pm (edit)
    2.

    Ese amor de madre e hijo todavía no lo puedo entender bien, tiene tantos lugares secretos que resulta como un laberinto, de aquellos míticos con Minotauro incluido. Un beso guapa.

    _________________________________
    ___________________________

    Y yo lo estoy tr_t_ndo querido Osc_r :)
    un beso

    Óscar said this on Junio 11th, 2007 at 10:08 pm (edit)
    3.

    El otro día, en clase, le pregunté a los chavales, a propósito del hedonismo, qué pensaban ellos que era el placer. “¿Qué os resulta placentero?”, les pregunté. “Decidme otra cosa aparte de eso”, y con “eso” quería decir sexo. Alguien dijo que el placer era como un estado de éxtasis. Yo, que seguía con el sexo en la cabeza, no pude más que comentar que Santa Teresa se lo tuvo que pasar pipa, todo el puñetero día en éxtasis, o sea, con un orgasmo bestial que ella misma se abría inducido. Y muy bien que hacía. Esta aclaración no la hice, pero la clase la sobreentendió. Risas generalizadas.

    ___________________________________
    _____________________________

    Si, es el coment_rio tipico de todos los profesores.
    Lo he oido un centen_r de veces.
    Pero de verd_d que el ext_sis es m_s _mplio y no te creeri_s _ veces con lo que tiene que ver…
    No se si el hedonismo _c_b_ de irle del todo :)

    La estatua del jardín botánico said this on Junio 12th, 2007 at 1:15 pm (edit)
    4.

    Por favor, Kasandra, lee el comentario que te he dejado en tu mensaje del 10 de mayo
    Blanca Andreu

    _____________________________
    _______________________

    Espero h_ber s_bido enmend_rlo :)
    Tú me dice si est_ _hor_ _ tu gusto…

    – cos_s que se dicen con l_ m_rihu_n_ pero si… reconozco que qued_ _lgo _mbigúo y no, t_mpoco se tr_t_ de que _lguien sep_ no leer y lo confund_ y si, tienes r_zón, siempre h_y quien podrí_ confundirse/lo
    un s_ludo
    (y tengo que h_certe l_ mism_ correcci_ón entonces en otr_ p´_gin_ d_me un r_to)

    Blanca Andreu said this on Junio 12th, 2007 at 3:51 pm (edit)


  2. […] dijo: 31 de Octubre, 2007 – 12:06 pm ah, a mí la altura me la da ese poema citado… […]


  3. Conflictivo de saber a quién coño le estoy hablando si a AntiSímbolos o a Lisboa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s