¿Magia vs. Realidad? – ii –

junio 19, 2007

 

‘En esta plegaria sangra/ mi temblor acorralado’

Pedro Juan Ávila Justiniano

 

fragmentación

Así que ese hombre y yo estuvimos de acuerdo en que a él no le preocupaba en absoluto lo que yo hiciera en el umbral de su consulta (de puertas para afuera) y comprendió lo que deseaba explicarle. Es decir, que con mi atención relajada, él no debía confundir ninguno de mis comportamientos con algo que no fuese yo un algo ”colocada”, que siempre será y sería algo muy distinto a una yo que se le estuviese insinuando. Eso procuré que le quedase meridiano, puesto que soy una mujer que a la primera mirada sabe si un hombre podría apetecerle o no. Y lo que me atraía más de él era precisamente eso. La certeza de que ese tipo no me generaba ningún tipo de deseo sexual. ¿Por qué era tan importante en este caso? Por mis dos últimas experiencias con los machos ”de su especie”: la humana. La primera con un profesional como él. El chico me gustó y … digamos que en vez de mejorar mi estado de salud, empeoró, con una indebida manipulación, el estado de mis cervicales, de mi bolsillo (no fue satisfactoria la relación entre la calidad el precio) y de mis emociones: con él, en cuanto me ponía las manos encima, si tenía ganas de follar y a él le encantaba calentarme pero en el fondo era un estrecho… tenía novia, once años menos que yo, y acababa de mudarse a vivir con ella. Bueno y si yo hubiera querido sé que sí; pero habría tenido a alguien a quien culpar, y yo ya no estaba, ni por aquel entonces, por la labor de hacerme cargo de semejantes papelones. ¿Soy una vampiresa? No, todo lo versus a eso. No, en mi estado relajado. Así que no y así no. Y de muchas otras formas ¡NO! Aunque a mí me gusta llamarlas Principios; que lógicamente suelen acabar por constituirse en finales…

Y al segundo chico, por el momento, vamos a dejarlo aparcado por que precisamente en aquella época … estaba terminando de Conocerle. Y hay una primera sesión. Estupenda. Y hay una segunda: inmejorable. En esa ya cargo un poco más la mecha del cañamo porque voy confiando pero… Le he tendido una trampa porque yo si he notado su interés sexual por mí. Es muy bueno en su trabajo y sus servicios terapéuticos me Interesan. ¿La trampa? … umm, no sé si quiero hablar de ella pero tiene relación con otra mujer. Así que… ¿qué podría ser? Entonces magia… hablemos de magia…

Detecto en la primera sesión su interés por los temas esotéricos. Y tiro precisamente de ese hilo en la segunda. Estoy desesperada porque me recoloque el cuello… Yo sé, no sé por qué, que él puede hacerlo pero que no quiere hacerlo por el riesgo que conlleva… Aún no cree eso que yo le he explicado acerca de mi umbral de dolor. Dice que hombres fuertes, como templos, se le presentan hablándole de ese enorme umbral de dolor que soportan, y que a las primeras de cambio lloran como niños… y yo soy sólo una mujer.

Este hombre es uno de esos hombres que cree en la Superioridad de algunos rasgos genotípicos. Como aquel, porque ni todas las lecciones de la historia sirven para exterminar, en algunos individuos de la especie, la idea de la Necesidad de los genocidios. Y eso yo también lo detecto y si fuera otro el caso… me habría levantado de aquella camilla y le habría escupido. Pero los principios sirven de poco a los seres humanos cuando es el Dolor lo que te somete, y trato de ser prudente, aunque ahí la náusea…

Es mucho mejor el otro camino, hablar de magia. Entonces hablemos de magia.. Y menciona un libro. Dice que lo tiene en su poder.. Me está hablando de uno de ”los libros malditos” y del poder de la oscuridad… y me asegura que ese libro se encuentra en su poder, que va a dejármelo ver y que yo reconoceré el hechizo que ha barajado en la última semana y que entonces temblaré por mí.

One Response to “¿Magia vs. Realidad? – ii –”

  1. lasalamandra Says:

    One Response to “¿Magia vs. Realidad? – ii -”

    1.

    Vaya sarcasmos los del destino, que de repente se nos aparezca un fascista (o cualquier extremista, para el caso es lo mismo) que tenga en sus manos nuestra salvación. ¡Cochino destino, por eso la gente a veces te odia desdichado!.. jeje… un beso.

    ________________________________
    ___________________________

    Me gusta sentir que pareces haberte excluido de ese odio…
    un beso sin desdichas

    Óscar said this on Junio 19th, 2007 at 8:36 pm (edit)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s