– BLAS DE OTERO –

junio 21, 2007

 

VI QUE ESTABAS…

Volví la frente: Estabas. Estuviste

esperándome siempre.

Detrás de una palabra

maravillosa, siempre.

Abres y cierras, suave, el cielo.

Como esperándote, amanece.

Cedes la luz, mueves la brisa

de los atardeceres.

Volví a la vida; vi que estabas

tejiendo, destejiendo siempre.

Silenciosa, tejiendo

(tarde es, amor, ya tarde y peligroso.)

y destejiendo nieve…

 

piececillo

 

EN UN CHARCO

No vengas ahora. (No vengas ahora,
aunque es de noche.)
Huye.
Hay días malos, días que crecen
en un charco de lágrimas.

Escóndete en tu cuarto y cierra la puerta y haz un nudo
en la llave,
y mírate desnuda en el espejo, como
en un charco de lágrimas.

Me acuerdo que una vez me mordiste los ojos.
Se te llenó la boca de pus y hiel; pisabas
en un charco de lágrimas.

Despréciame. Imagíname convertido en una ruta gris,
sucia, babeante, con las tripas esparcidas
en un charco de lágrimas.

– S –

One Response to “– BLAS DE OTERO –”

  1. larojateespera Says:

    La A. entre interrogaciones… la explico porque si no hasta yo misma podría olvidar lo que significaba… Significa:

    El nacimiento de eso que dio en llamarse: LA BÚSQUEDA DE ANANDA.
    (PROCESO TERAPEUTICO EXPERIMENTAL Y POÉTICO, BASADO EN LAS NARRATIVAS Y EN LA MÍSTICA SUIGENERIS)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s