¿Magia vs. Realidad? – iv –

junio 22, 2007

‘De golpe me estremezco como si siete grados bajo cero sacudiesen… ‘

TERESA GÓMEZ

 

ESTaTUa DE aVa

Rafael Muñoz

Rosa I. no fue desde luego la primera persona que me confundió con nadha pero si la primera que creo que no olvidaré mientras viva porque tuvo la desgracia de atreverse a tratarme como si fuera Ella

Yo siempre he sido la hija de mis padres y nadha la de mis abuelos. Y aquel día estaba esperando a Angelita apoyada en el quicio de su portal pero de espaldas a la calle cuando sentí que alguien me daba un tirón fuerte del pelo que me dobló la cabeza hacia atrás. Fue como un resorte pero como lo era siempre.

Ava Gardner

 

 

Ava Gardner

Me volví y con la mano que dejaba libre el brazo que sujetaba mis libros le arreé un tortazo pero impresionante. Rosa I. llevó mi mano estampada en su cara durante días y jamás me lo perdonó; por mucho que luego nadha intentó disculparse con ella y explicarle dónde estaban las diferencias… Rosa I. se quedó ”fría”; aunque tampoco le estuvo mal del todo porque debido a su imponente estatura ( metro ochenta o así), y sobre todo al tono intimidatorio de su vozarrón, tenía acobardada a toda la clase y a medio instituto. Pero yo aún recuerdo aquella mezcla de estallido de colores de la expresión de aquel momento: pardo-rojizo, morado violento, y la pálida transparencia de su rostro que ni la quemazón de los dedos de mi mano podía remediar; y verde, sobre todo ese verde de los espectros; el temor y el asombro mientras se sujetaba la mejilla y yo, verídicamente fría, me daba la vuelta todavía indignada y oscura de ira por haber bajado la guardia y me negaba ni a aceptar escuchar ‘suquenohabíasidoparatanto… ‘ De acuerdo, sí, pero ya verás como tú la próxima vez te lo piensas mejor. Aunque a nadha, cuando se enteró, aquello le dolío porque ella sí apreciaba a Rosa I.; como, por otro lado, a casi todo el mundo. Y es que nadha siempre ha tenido un carácter envidiable, porque nadha es todo lo que no soy yo.

ava-gardner

Así que cuando aquel día le conté la extraña conversación que ‘C’ había sostenido con aquel teléfono de Madrid… fue inevitable que sucediera lo que sucedió…

Ava Gardner en el castillo de Tossa de mar

 

One Response to “¿Magia vs. Realidad? – iv –”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s