– Fábula que tampoco duele –

junio 23, 2007

 

‘… Venu Via regno./ Fariĝu Via volo,/ kiel en la ĉielo, tiel ankaŭ sur la tero…//’

 

rosa y espiga

,

Al esperanto le dio carraspera,

y un doctor en la materia dictaminó su reposo;

así fue como acabó escribiéndose en lengua de signos.

Pero entonces no había manera de expresar cosas como llevarse los dos dedos a la nariz y aspirar la fragancia de esa rosa ; y así fue como los colores empezaron a diluirse en el olvido universal. Por los siglos y los siglos y amén.

.

‘… Padre nuestro que estás donde estás./ Rodeado de ángeles desleales/ Sinceramente: no sufras más por nosotros./ Tienes que darte cuenta,/ de que los dioses no son infalibles./ Y que nosostros perdonamos todo//.

Nicanor Parra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s