– Lo poético de Julia Margaret Cameron –

junio 26, 2007

‘ No te fies de la máscara de quien te muestra el rostro demasiado descubierto ‘

F. Pananti

juliamargaretcameron

julia jackson

(1867, cien años antes de mí…)

 

Si Divakaruni hubiera coincidido en el tiempo de las moras… con esta ”excéntrica” fotógrafa, bien habría podido ser que yo esta noche me encontrase leyendo un retrato literario basado en algún giro inusitado de su historia personal. Puesto que Julia Margaret Cameron, residente en la época victoriana, nace en Calcuta o Ceylan, de padres que se codean con la sociedad bengalí.

Educada en Francia, elige o es elegida por un jurista, 20 años mayor que ella, con el que regresa a la India, puesto que él posee una plantación o plantaciones de te. Y en donde permanece hasta la edad de 33 años. Para luego recalar en la Isla de Wight; donde ”cría” a sus seis hijos, y a los que se le ocurre adoptar, en un gran caserón que frecuentan poetas, artistas y científicos: Darwin y Herschel, por ejemplo. Y que debe ser el mismo que le dio nombre a ese planeta ulterior, que durante el trancurso de este año se debe haber propuesto acabar con mi vida sexual (entre otras cosas).

 

sirjohnherschel

– Sir John Herschel –

 

En fin, que artículos muy didácticos, donde se analiza su técnica fotográfica o escasez de ella, los hallareis por doquier y a patadas en esta Red nuestra de cada día. Pero yo quería dejar constancia de que a mí el trabajo de esta mujer ‘me pone’. Y que me carga las tilas leer cosas acerca de ella, como las que he leído: que si era una aristócrata ociosa, que si no tenía ni idea de lo que hacía y dio con el ‘efecto flou’ por casualidad, que si no le preocupaba que las placas estuvieran rayadas porque eso acentuaba… Yo me imagino una Isla de Wight brumosa y fría en los inviernos; desde la que se recuerda en sepias el pescado salteado con comino negro, el alu dum recién cocinado, el sudor de los conductores de rickshaws y vacas, el raga matinal de algún joven, las aves de largas patas rojas y picos rojos, los saris y la cegadora luz… y eso entre el vuelo no menos magnífico de algún cormorán o albatros. Y me alegro, de que a sus 48 años su hermana o quien fuese, le pusiera una cámara en las manos para paliar su soledad o no.

 

cameron

Rachel Gurney, I Wait, 1872

¿Tú esperas, chiquilla? Pues yo también. No te preocupes, esperamos juntas lo que haga falta. Ya sé que es terriblemente aburrido posar y sobre todo con alas, tierno diablillo, pero la inmortalidad, a algún primer gilipollas se le dio por inventársela así… y luego todos le siguieron como borregos. Pero entre tú y yo, para volar, como podemos volar los mortales… no se necesitan. Eso sí, sin mística y sin amor… difícil lo tenemos tú y yo y todos en general. Pero si me abrazas, si me abrazas muy fuerte y nos queremos, nos queremos mucho… te parecerá que sí, que lo hacemos porque nos emocionaremos juntas y eso enmienda cualquier ley de gravedad. Y ahora ven aquí y sonríeme, por favor xD

3 Responses to “– Lo poético de Julia Margaret Cameron –”

  1. lasalamandra Says:

    1.

    Desde la primera vez que vi esa fotografía (la de la niña con alas) me encandiló. Me gusta muchísimo…nosé.. esa nniña con cara de ¿hastio? ¿desilusión? no sé definirma pero me parece enigmática, como la gioconda si quieres…
    Y hablando de volar, ya me he bajado la peli “el lado oscuro del corazón”, a ver si durante el finde la veo.
    buenos días y un beso fuerte

    ______________________
    ____________________________

    Un beso y y_ te escribo ;)

    Su said this on Junio 27th, 2007 at 6:47 am (edit)

  2. María Says:

    HOla !
    Hermosas fotos !!!
    Amiga, de verdad, te extraño muchoooo. Ando con mil cosas, y sin mucho tiempo pero, de verdad, estás en mi corazón.
    Besotes inmensos

    _________________________________________
    _________________________________________

    María, que bien que me visitas :)
    Sé que estás muy viva y viviendo… eso es lo mejor que puedo saber :)
    Un gran abrazo y a ver si aquel mail que me escribiste y que no me llegó si que lo recibo.
    Sonrisas para ti :)


  3. […] El abuelo le pide a Peru que robe una de aquellas cámaras, de principios de siglo, con las que inmortalizó sus rostros cuasi ectoplásmicos Julia Margaret Camerón. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s