– VÍA NAVEGACIONES – i –

julio 5, 2007

 

‘Todas íbamos a ser reinas,/ de cuatro reinos sobre el mar:/ Rosalía con Efigenia/ y lucila con Soledad./ En el valle de Elqui, ceñido/ de cien montañas o de más,/ que como ofrendas o tributos/ arden en rojo y azafrán …’

GABRIELA MISTRAL

[odeo=http://odeo.com/audio/14827013/view]

http://odeo.com/audio/14827013/view

 

 nefertiti

 

– Nfrtt –

“La bella ha llegado” quiere decir su nombre. Por ahora su busto habita en Berlín, entre el Altar de Pérgamo y la Puerta de Ishtar, en el Altes Museum (…)

 

 

palenque reina roja 

 

[odeo=http://odeo.com/audio/14827353/view]

http://odeo.com/audio/14827353/view

 

cao

 

Lo que no está en duda es que esta joven difunta gobernó una comunidad perteneciente a la cultura moche, o mochica, que existió en los valles de la costa norte del Perú a lo largo de 800 años (desde el 200 A.C hasta el 600 D.C.), que desarrolló complejos sistemas hidráulicos, centros ceremoniales impresionantes (Huacas del Sol y de la Luna, Pañamarca, Huaca Cortada, Mallocope, Miraflores…), una cerámica que no tiene su madre y un primoroso trabajo en metales. (…)

– NAVEGACIONES –

2 Responses to “– VÍA NAVEGACIONES – i –”

  1. Pedro Miguel Says:

    No fue sueño de mi áspera escritura
    el ser en tu cinabrio recibida
    y no se imaginó siendo leída
    con tal complicidad y tal premura.

    Lo que fue sólo impulso, travesura
    —enviar dos links a la desconocida—,
    devolvió mi palabra, convertida
    en sonidos de inédita dulzura.

    Qué honor inesperado, qué sorpresa
    esta conversación de dos ausentes
    que separa el Atlántico profundo.

    Señora de la Voz, mi letra impresa,
    legión de signos torpes y silentes,
    dicha por ti, se vuelve piel del mundo.

    ___________________________________
    ___________________________________

    – que g_l_nte :))
    besos

  2. lasalamandra Says:

    Alguien, en el otro lado del Atlántico, sueña con el cinabrio. Este navegante –que ha ido a dar, por una razón que no viene al caso, a su página rojinegra, doliente, risueña, cachonda, extraña—, recuerda que en un par de ocasiones ha hurgado en esa sustancia fúnebre y vital y le envía las llaves de los textos correspondientes: “ojalá que te digan algo nuevo”, le escribe, a sabiendas de que tal vez no porque, a lo que puede verse y leerse, se dirige a una cinabrióloga experimentada. Luego se da una vuelta a ver si quedó algo de sus semillas y escucha, estupefacto, la voz hermosa de una salamandra que lee los textos correspondientes y se los comenta como si ambos estuvieran situados en el mismo metro cuadrado o, al menos, en el mismo segundo. Qué impresión. ¿Y por dónde se le habla a este teléfono? ¿Cómo hará el navegante para responderle que en esta orilla la cañabrava es una planta silvestre cuyo tallo se utiliza para dar consistencia al adobe y que, por extensión, designa al sistema constructivo correspondiente?

    Como no tiene forma de agradecerle el cruce, el encuentro y la metamorfosis de letras en sonidos articulados, se le ocurre ésta:

    No fue sueño de mi áspera escritura
    el ser en tu cinabrio recibida
    y no se imaginó siendo leída
    con tal complicidad y tal premura.

    Lo que fue sólo impulso, travesura
    —enviar dos links a la desconocida—,
    devolvió mi palabra, convertida
    en sonidos de inédita dulzura.

    Qué honor inesperado, qué sorpresa
    esta conversación de dos ausentes
    que separa el Atlántico profundo.

    Señora de la Voz, mi letra impresa,
    legión de signos torpes y silentes,
    dicha por ti, se vuelve piel del mundo.

    posted by Pedro Miguel at 2:18 AM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s