– Libelula libelulae libelulorum ¿de las libélulas? –

agosto 13, 2007

une libellule, dragonfly, libellula, Libelle, ابو مغزل, 五峰山, トンボ, 잠자리, libélula, стрекоза, λιβελλούλη… Sí libélula, espía-demonis, mariorratz, txitxiburduntzi, burduntzi, txerrenburduntzi, mariburduntzi

libélula sobre rama

‘Porfía la libélula/ Por prender su cruz transparente/ En la rama desnuda y trémula…’

– J. J. Tablada –

libélula asida a mástil

‘Ámbar Hada alada, del amor/ ardiente rostro de alondra/ llévame en tus alas, seducida/ introdúceme en tu cuerpo gentil/ como una lágrima del alma…’

JEM

libélula sobre fondo borroso

‘La libélula es un ángel caído en desgracia/ que doma – incansable- el aire arisco…’

– Vadik Barrón –

libélula sujeta a espiga

‘Una libélula bélica cálida de Dalí …’

D. Aguilar

Libélula de bronce

‘Exenta de alas/ esa roja libélula/ sería gajo’

– BASHO –

libélula de bronce ii

‘Sí un par de alas/ brotaran a ese gajo/ sería libélula’

BASHO

libélula en caña

‘Si al abrir la boca –dice Juan José Millás– en lugar de palabras, nos salieran libélulas, estudiaríamos entomología para conocernos mejor… ‘

– Raúl Vacas –

Roja libélula

‘Las libélulas son comunes y populares en los campos de arroz… Islas Libélula (Akitsu Shima) … y en Japón aún se canta una canción llamada Aka-tombo (libélula roja) escrita en 1921’

– Konishi Masayasu

libélula sentida

… Entonces va y estalla la libélula.

– Susana Barragués –

libélula tornasolada

‘Yo tenía una libélula en el corazón/ como otros tienen una patria/ la que adulan con la semilla de los ojos/ En aquel tiempo yo tenía el sueño/ de una libélula entre los juncos del corazón…’

– JUAN CARLOS MESTRE –

libélula carm�n beso

‘Él lo ha pensando más despacio:/ le abate la cuadrícula. Él ha puesto/ destinos en la esencia de su copa/ y busca, en el camino del silencio,/ un verso que llevarse a las alturas,/ una libélula de frases/ con que irradiar el don de la metáfora…’

– Nicolás del Hierro –

libélula azafrán

‘Las mariposas tornasol, de pedernal, de hielo, de madera, de fuego, de hierro, de diamante la cubrieron… y fueron volando por el camino esmeralda de vuelta al mundo de la señora de las mariposas. Cruzaron la barrera de las alas del secreto, del deseo y del silencio, cruzaron el bosque perfumado iluminado por las flores… Su vuelo prosiguió hasta entrar al salon transparente del palacio en el centro del bosque: El salón de la libélula , la guardiana del Este. Ahí las mariposas se condensaron para formar de nuevo el cuerpo de The Lady In the Tutty Fruty Hat. La Dama Libélula la recibió amablemente, le ofreció un te que reconfortó su cuerpo y comenzó a recitarle un verso … ‘

– ANODIS – La flor de mil flores o los versos de la libélula –

libélula cercana

‘La princesa no ríe, la princesa no siente;/ la princesa persigue por el cielo de Oriente/ la libélula vaga de una vaga ilusión…/

– Rubén Darío –

la simpat�a a una libélula

‘…On your wings of blue/ I see a flicker of light/ That’s all you need to see/ In the darkness of night…’

– Daniela Violín –

la éterea y hermosa libélula

‘Siempre admirada por su elegancia y ligereza’

*Todas estas imágenes son cortesía de JOSEP MARÍA DALMAU que nos ha permitido tenerlas noctambuleando hoy por aquí. Así que navegante, si quieres disfrutar con más amplitud de nuestras queridas hermanas de vuelo… te advierto que puedes hacerlo, porque todas están linkeadas a la página de su propietario…

10 Responses to “– Libelula libelulae libelulorum ¿de las libélulas? –”

  1. lalibelulaimaginaria Says:

    Porfía la libélula

    Porfía la libélula
    Por prender su cruz transparente
    En la rama desnuda y trémula…

    Juntos, en la tarde tranquila
    Vuelan notas de Angelus,
    Murciélagos y golondrinas.

    El pequeño mono me mira…
    ¡Quisiera decirme
    Algo que se le olvida!

    ¡Del verano, roja y fría
    Carcajada,
    Rebanada
    De sandía!

    Jose Juan Tablada

  2. lalibelulaimaginaria Says:

    LIBÉLULA

    La libélula es un ángel caído en desgracia

    que doma – incansable – el aire arisco.

    La libélula es hija del helicóptero y la abeja,

    curiosísima aventura.

    Cuando nos presta sus ojos

    podemos ver – en el día – las estrellas

    que azulean.

    Con el más leve sonido,

    en las paredes de yeso

    su escasa sombra aterra.

    Poemas de Vadik Barrón, poemas de “cuaderno rojo” (2002)

    http://literatura.mundoalreves.com/?p=45

  3. lalibelulaimaginaria Says:

    Una libélula bélica cálida de Dalí
    que en luna se revela tan volátil
    Una pupila que lila ilumina es angelical
    delinea mil claveles paralelos
    Flor del alelí
    huele la delicia de un reloj en lentitud
    Un caracol que pulula en el ciclo más nebular
    duplica en espirales aleluyas
    Un colibrí de la línea labelo multicolor
    sin brújula especula un plenilunuio
    Lirio de la luz
    que habla la blancura plurilingüe del color
    Célula floral, pétalo lunar de clima claro
    tan bailable y tornasol
    Ve la luz del ala que me vuela si modulas
    el azul de un cielo tan película de limbo
    Una luciérnaga pálida del estilo Ámelie
    que dulce lapizlázuli alucina
    Una molécula líquida helada de girasol
    que baila melodía de ukulele
    Polen del abril
    Dalia sobrevuelo tu pistilo en latitud
    Célula floral, pétalo lunar de clima claro
    tan bailable y tornasol
    Ve la luz del ala que me vuela si modulas
    el azul de un cielo tan película de limbo.

    DAVID AGUILAR

  4. lalibelulaimaginaria Says:

    A las tantas de la luna
    que cuelga
    todas las ausencias tienen
    su salida de emergencia
    al final de los pasillos.

    El insomnio se convierte
    en tiempo
    no catalogado, perdido
    contra la luz de la nevera
    en la noche que espío de puntillas
    con la ciudad dormida
    abajo,
    el sueño se embotella
    se detiene, titubea
    parece
    insoportablemente lento.

    Entonces va y estalla una libélula

    Susana Barragues

    Uno de sus libros lleva por título Libélulame y en él revolotean las palabras con destellos de diferentes colores. Uno de sus poemas dice así:

    http://raulvacaspolo.blogspot.com/2006/04/la-noche-de-las-liblulas-xi.html

  5. lalibelulaimaginaria Says:

    EL DON DE LA METÁFORA

    La cena ha terminado;
    una cena frugal, como de aquellos
    que saben los balcones de su pulso,
    pero accionan y buscan
    otras largas barandas
    con alguna maceta florecida.

    Ella persiste ante la tele,
    viendo una de esas cosas
    que hacen lenta la noche
    y le dan una abulia inoperante,

    Él lo ha pensando más despacio:
    le abate la cuadrícula. Él ha puesto
    destinos en la esencia de su copa
    y busca, en el camino del silencio,
    un verso que llevarse a las alturas,
    una libélula de frases
    con que irradiar el don de la metáfora.

    Quiere volar con ángeles,
    y acuna su lenguaje.
    Alas entraña en el poema
    del libro que, al azar y como ensueño,
    entre sus favoritos condiciona.
    Prefiere la palabra
    escrita, la herramienta
    armónica que Apolo condiciona.
    Pulsa las cuerdas de la lira,
    y se hace al son de sus diademas.
    No sabe si el poema está en la calle,
    si las alas aquellas de los ángeles
    que pretendía, que anhelaba,
    lo elevan a la altura de lo empíreo.

    La noche condiciona su lectura:
    El momento… la luz… la estrella
    que impulsa los proyectos.
    Un golpe de silencio, una figura
    que anide en la metáfora…

    Si supiera verter tras estos puntos
    suspensivos la estética del verso,
    la entraña, ésta que pulsa y tañe,
    para que se deslice la ternura
    del sentimiento y cubra la epidermis.
    Porque es del interior, del alma,
    donde brotan, le brotan
    al poeta los sones y su música.

    Acaso es de la calle,
    de las piedras la culpa,
    que no saben llorar; los brillos
    de la estrella lejana; desde el éter
    intermedio y mediático.

    ¿Quién dispone su música?
    ¿Quién aleación al término
    le impone y la imagen, al golpe
    que a la estética atormenta?

    La cena ha terminado.
    Una cena que ha puesto su distancia
    entre el letargo de los sueños
    y el íntimo latido de la estrofa.

    Ella condicionó a la tele
    su tiempo de importancia,
    su dominio del mando.
    Él, fiel a su perfil, ha derramado
    arpegios en la esencia de su copa
    y brinda por Apolo en su aventura;
    por si acaso el poema le redime
    y esta lectura le humaniza,
    le sitúa más cerca de los hombres.

    Nicolás del Hierro

  6. lalibelulaimaginaria Says:

    – SONATINA –

    La princesa está triste… ¿qué tendrá la princesa?
    Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
    que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
    La princesa está pálida en su silla de oro,
    está mudo el teclado de su clave sonoro
    y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.
    El jardín puebla el triunfo de los pavos reales.
    Parlanchina, la dueña, dice cosas banales,
    y vestido de rojo, piruetea el bufón.
    La princesa no ríe, la princesa no siente;
    la princesa persigue por el cielo de Oriente
    la libélula vaga de una vaga ilusión.
    ¿Piensa acaso en el príncipe de Golconda o de China,
    o en el que ha detenido su carroza argentina
    para ver de sus ojos la dulzura de luz,
    o en el rey de las islas de las rosas fragantes,
    o en el que es soberano de los claros diamantes,
    o en el dueño orgulloso de las perlas de Ormuz?
    ¡Ay!, la pobre princesa de la boca de rosa
    quiere ser golondrina, quiere ser mariposa,
    tener alas ligeras, bajo el cielo volar;
    ir al sol por la escala luminosa de un rayo,
    saludar a los lirios con los versos de mayo,
    o perderse en el viento sobre el trueno del mar.
    Ya no quiere el palacio, ni la rueca de plata,
    ni el halcón encantado, ni el bufón escarlata,
    ni los cisnes unánimes en el lago de azur.
    Y están tristes las flores por la flor de la corte;
    los jazmines de Oriente, los nelumbos del Norte,
    de Occidente las dalias y las rosas del Sur.
    ¡Pobrecita princesa de los ojos azules!
    ¡Está presa en sus oros, está presa en sus tules,
    en la jaula de mármol del palacio real;
    el palacio soberbio que vigilan los guardas,
    que custodian cien negros con sus cien alabardas,
    un lebrel que no duerme y un dragón colosal!
    ¡Oh, quién fuera hipsipila que dejó la crisálida!
    (La princesa está triste, la princesa está pálida.)
    ¡Oh visión adorada de oro, rosa y marfil!
    ¡Quién volara a la tierra donde un príncipe existe
    (la princesa está pálida, la princesa está triste)
    más brillante que el alba, más hermoso que Abril!
    -¡Calla, calla, princesa -dice el hada madrina-,
    en caballo con alas hacia acá se encamina,
    en el cinto la espada y en la mano el azor,
    el feliz caballero que te adora sin verte,
    y que llega de lejos, vencedor de la Muerte,
    a encenderte los labios con su beso de amor!
    Rubén Darío

  7. lalibelulaimaginaria Says:

    Fue Mastsuo Basho quien elevó esta género poético a su mayor altura, aunque hubo otros cultivadores no menos notables: Sokan, Buson, Issa, Shiki. Matsuo Bonefusa adoptó el seudónimo de Basho porque sus discípulos lo llamaron con el nombre de un árbol muy apreciado en Japón. Y bajo sus ramas atendieron sus lecciones de amor a la naturaleza. Los puedo imaginar caminando por el bosque detrás de su maestro o sentados en torno a él. De improviso una libélula se posa en un gajo, el más despierto de sus alumnos exclama:

    Exenta de alas
    esa roja libélula
    sería gajo.
    A lo que el maestro responde: “¡No! ¡No!”, y corrige:

    Si un par de alas
    brotaran a ese gajo
    sería libélula.
    http://www.letralia.com/20/en01-020.htm

  8. lalibelulaimaginaria Says:

    ‘Ero seduto in quella casa di vetro
    col pennello pronto e sognavo
    – come dev’ essere sempre al principio
    della pittura.
    Cadde una libellula.
    Una libellula fiorentina.
    Era molto fine
    con ali
    di struttura bianca.
    Era morta
    ma piena di colori straordinari.
    Comianciai a dipingere.
    Volevo fare una cosa cosí strana
    e meravigliosa come la libellula.
    Man mano che i miei colori
    si moltiplicavano,
    disparvero quelli della libellula.
    Anzi rubavo i suoi colori
    con i quali dipingevo.
    I colori piú belli io presi dapprima.
    Il quarto giorno
    la pittura era finita e bella,
    grigia e sminuzzata la libellula.
    La libellula si è putrefatta a Firenze.
    La pittura, la portai a Vienna.
    Poi al Naviglio di Milano.

    HUNDERTWASSER

  9. errorus Says:

    Raúl Vacas no es Raúl Caravacas. Un poco de típex y solucionado. je

    _________________________
    ________________________

    Pues tenía usted razón .~)

  10. Chiqui Says:

    Me ocurrió ayer y agradecería que alguien me diga qué significa: una libélula de cabeza verde voló de un lado a otro de mi ventana durante 2 horas, haciendo mil pirueta;tan lindo fue,que le puse música. Regresé luego de 1 hora y sonaba toc, toc, toc en la ventana: era la libélula.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s