El autoengaño y las mentiras vitales…

enero 17, 2008

– Lo único que puede librarnos del poder hipnótico del autoengaño es el valor para buscar y afirmar la verdad. Y uno debe tener la osadía de expresarla.

– Nuestro principal propósito será descubrir cómo nos DAMOS o EVITAMOS DARNOS CUENTA DE LAS COSAS. O dicho de otro modo, como fragmentamos nuestra conciencia, perdemos parte de nuestra atención y creamos una laguna.

el buen soldado

” Esta es la historia más triste que jamás he oído. Habíamos tratado a los Ashburnham durante nueve temporadas en la ciudad de Nauheim con gran intimidad… O, más bien, habíamos mantenido con ellos unas relaciones tan flexibles y tan cómodas y sin embargo tan íntimas como las de un guante de buena calidad con la mano que protege. Mi mujer y yo conocíamos al capitán Ashburnham y a su señora todo lo bien que es posible conocer a alguien, pero, por otra parte, no sabíamos nada en absoluto acerca de ellos. Se trata, creo yo, de una situación que sólo es posible con ingleses, sobre quienes, incluso en el día de hoy, cuando me paro a dilucidar lo que sé de esta triste historia, descubro que vivía en la más completa ignorancia. Hasta hace seis meses no había pisado nunca Inglaterra y, ciertamente, nunca había sondeado las profundidades de un corazón inglés. No había pasado de sus aspectos más superficiales. “

(…)

“Todos tenemos mucho miedo, todos estamos muy solos, todos estamos muy necesitados de alguna confirmación exterior de que merecemos existir”

– Ford Madox –

– La mentira constituye el tema fundamental de la historia de Edipo, en la novela ‘El buen soldado’ de Ford Madox Ford y de varias obras de Ibsen.

 

NORA: ¿Qué consideras tú mis deberes sagrados?

HELMER: ¿Tengo que decírtelo yo? Son tus deberes con tu marido y tus hijos.

NORA: Tengo otros no menos sagrados.

HELMER: No los tienes. ¿Cuáles son esos deberes?

NORA: Mis deberes conmigo misma.

casa de muñecas

HELMER: Ante todo, eres esposa y madre.

NORA: No creo ya en eso. Creo que, ante todo, soy un ser humano, igual que tú…o, cuando menos, debo intentar serlo. Sé que la gran mayoría de los hombres te darán la razón, Torvaldo, y que están impresas en los libros tales ideas. Pero yo ya no puedo pararme a pensar lo que dicen los hombres ni lo que se imprime en los libros. Es preciso que por mí misma opine sobre el particular y procure darme cuenta de todo.

‘Casa de muñecas’. Ibsen

De hecho, fue el mismo Ibsen quien bautizó esta clase de secretos como <<mentiras vitales>>, los mitos familiares que ocultan las verdades más embarazosas.

La atención nos permite recolectar la información necesaria para la existencia. Y cuando esa información se registra como una amenaza, la respuestas suele ser la angustia. Pero también podemos utilizar nuestra atención para negar la amenaza y amortiguar de ese modo nuestra percepción de la angustia. Sin embargo aunque hay ocasiones en que el autoengaño resulta provechoso, en otras es completamente inapropiado.

– El caso de la fotografía retocada, en concreto, constituye una metáfora especialmente apropiada para lo que ocurre en la mente, ya que lo que llama nuestra atención queda dentro del marco de nuestra conciencia, mientras que aquello que es desechado termina desvaneciéndose.

Los puntos ciegos resultan especialmente tentadores para una mente hipersensible al dolor y proporcionan un fácil consuelo ante el flujo de circunstancias que lo acicatean, independientemente del hecho de que su origen sea profundamente personal (como el recuerdo de una herida infantil o la actitud despectiva de nuestra esposa esta mañana) o colectivo (la amenaza nuclear y los asesinatos o torturas que acontecen a diario en países que se hallan sometidos a regímenes injustos).

cerebro

– Es cierto que la conciencia requiere algún tipo de filtro que seleccione en cada momento la información más relevante de entre la amplia vastedad de datos disponibles. El córtex -la adquisición más reciente del cerebro humano- invierte buena parte de su energía en la selección de esta clase de datos. De hecho -según afirma el neurocientífico Monte Buchbam– una de las funciones más importantes del córtex cerebral consiste en seleccionar y filtrar el abrumador exceso de información que el ojo, el oído, y el resto de los sentidos pueden llegar a verter sobre el sistema nervioso central.

– Así pues percibir es seleccionar. Pero aunque el proceso de filtrado de la información sea fundamentalmente positivo, la misma capacidad del cerebro lo torna vulnerable a distorsionar lo que debe admitir o eliminar de la conciencia.

– La ATENCIÓN se halla gobernada por fuerzas conscientes e inconscientes. Algunas de ellas -como las limitaciones estructurales propias de la misma mecánica de la mente – son inocuas, mientras que otras, como el teñido de todo lo que percibimos en función de la preocupación que en un determinado momento ocupa nuestra consciencia, resultan cruciales; y otras, por último -como veremos a continuación- pueden llegar a ser contraproducentes.

– Una de las distorsiones más notables en este último sentido, consiste en el hecho de trocar ansiedad por conciencia.

Mi tesis, en suma, gira en torno a las siguientes premisas:

a) La mente puede protegerse de la ansiedad disminuyendo la conciencia.

b) Este mecanismo origina un punto ciego, una zona en que somos proclives a bloquear nuestra atención y a autoengañarnos.

c) Estos puntos ciegos tienen lugar en cada uno de los niveles de organización de la conducta, desde el psicológico al social.

d) Cuando el consuelo proporcionado por esta atención disminuida llega a convertirse en HÁBITO, pasa a formar parte del carácter.

‘El Punto Ciego’

DANIEL GOLEMAN

One Response to “El autoengaño y las mentiras vitales…”

  1. fiore Says:

    Clarìsimo como el agua…..”valor para buscar y afirmar la verdad. Y uno debe tener la osadía de expresarla” y yo dirìa tambièn aunque de mucho trabajo y sea por momentos,agotador.Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s