La mochila de Shirley MacLaine…

febrero 28, 2008

.Siempre que he de viajar, prefiero ir ligera de equipaje; no obstante, tres kilos de ligereza era algo nuevo para mí. Habiendo hecho el Camino, mi amiga brasileña Anna Strong me advirtió de que pasadas unas semanas, cada gramo que llevara en mi mochila se convertiría en toneladas.

.

Shirley MacLaine

.

Bueno, el calzado sería esencial y …

.

.

.

Esta entrada ha sido cedida a la bitácora:

EL ESPÍRITU DEL CHEMIN

… a donde tú puedes encontrarla íntegra.

.

.

.

11 Responses to “La mochila de Shirley MacLaine…”

  1. candelaarias Says:

    Ya he comprendido qué significaba el amarillo… Yladah = amarillo.

  2. belenos Says:

    Que buena pinta tiene ese libro, Candela, adelante, acuerdate de la cita de Mark Twain.

    __________________________
    ___________________________

    El libro como libro es malísimo Belenos. Malísimo.
    Pero cuenta el itinerario que sigue. Eso era lo que me interesaba.
    Luego todas esas historias de sus visiones durante el Camino… yo lo entiendo. Ella quiere hacer un libro que se salga en lo espiritual. Pero a mí me aburrió. Lo de sus fantasmas, lo de Olof Palme=Alejandro Magno. Lo que sí me facilitó es una concepción real del Camino y sus gentes. Si quieres te lo dejo, cuando acabe con lo del itinerario :)

  3. Angela Says:

    Aca en la noche, reflexionando en todo lo que me dijiste, leyendólo, en el mismo orden de ideas, seré más especifica donde así me lo indicaste. Ya me pase por la sonrisa mística pero no encontre los ejercicios, o depronto si los vi, pero no estoy segura de cuales sean exactamente, entonces si puedes indicarmelos….

    – Anda déjalo. Como ya he visto que tienes ganas de trabajar te enviaré la dirección y la contraseña para que comiences. Lo intentamos. Hasta donde lleguemos. No todo el mundo solicita ayuda como tú, así que … hay que probar. Por algo será.

    En cuanto a las profundizaciones, hoy lo voy a hacer en la primera parte que me lo pediste, mis orígenes. Nací 25 de junio (este año cumplo 23), signo cáncer.

    – No, no quiero saber tu fecha de nacimiento. No la quiero saber con respecto a nadie porque lo que dice el poema de la Invitación es precisamente: Yo no quiero saber qué planetas están en cuadratura con tu luna, quiero saber sólo lo que tú seas capaz de contarme :)

    En el jardin, cuando era muy pequeña, según lo que me cuentan, era muy extrovertida, no estoy segura en que momento perdí esa faceta, aveces pienso que fué por una vez que me sentí muy insegura y vulnerable (fué una situación incomodisima para mi de niña, y así parece porque siempre la recuerdo. Mi profesora del prescolar, me mando a hacerle un favor en el segundo piso, y fuí pero no sé por qué no pude hacerlo, y ella tenía, creo, mucho afan, asi que me grito y no sé..depronto me dijo algo ofensivo, no precisó bien, pero me acuerdo q lloré mucho),creo que fué la primera vez que me sentí así.

    – Ese suele ser un hecho traumático. A mí algunos también me han marcado. No se me ocurre qué hacer para limpiarlos. A no ser que logremos verlos desde nuestra madurez de otra manera. Tú tendrás que coger en brazos a la niñita que fuiste y consolarla. Comprenderla. Esa es tu labor para toda la vida, ¿lo entiendes?

    Luego pase al colegio en el cual dure hasta terminar, era de monjas (femenino) y conseguí una amiga, que considere mi mejor amiga y también para mí era lo mejor del mundo, la admiraba mucho, no tenía mas amigas eramos solo ella y yo, o siempre la preferí a ella, pero un día, se canso de mi compañia y busco otras personas, asi que me quede sola, y recuerdo que lloré, hasta le dedique una canción. Me acuerdo que yo le fastidiaba y ella me lo hizo saber, con sus desplantes e indiferencia, entonces no me quedaba otra opción que relacionarme con otras personas, y así fué, luego de un tiempo tenía no una sino un grupo de amigas, hum después ella haría parte de nuestro grupo.

    – Has dicho conseguí… ¿Te das cuenta de las implicaciones que tiene esa palabra? Yo he tenido muchas amigas. O alguna que otra. Creo que también perdí a alguien como tú. Tenía una amiga. Luego pronto, en los primeros cursos, dejamos de serlo. Ella encontró otra amiga. Imagino que eso también modeló mi forma de ser con las amigas. En todos los años siguientes. Así que entiendo que es algo que hay que valorar sí. Hasta que un día hace 20 años otra amiga… de las muchas amistades que hubo… hay empezó algo con esa persona… Algo que tardó en hacerse a lo mejor 10 o 12 o 13 años. Es mi amiga indudablemente porque la quiero, pero la quiero como si fuera mi hermana. Más que a mí hermano, ¿me entiendes? Entonces yo tenía tu edad. Probablemente todo lo bueno se haga esperar.

    Tengo otra amiga… Tiene poco más que tú. Lleva de amistad con alguien desde que son niñas. Ella conoció la amistad de otra manera distinta a la mía… Nos influyen todas esas vivencias sí. Pero no podemos consentir que todas esas pérdidas que dolieron sirvan para aferrarnos más a las personas. Porque nunca podrás tener nada seguro. Es mejor que comprendas que cuanto más confíes en ti menos dolor te dará aferrarte a alguien porque preferirás aferrarte a ti que eres la única que no te puedes fallar. Si no te aferras no vives con miedo. No te ves obligada a ser distinta de lo que eres para gustar más, para que te necesiten más, para hacerte más imprescindible.

    Bueno ya luego de eso cuando iba a salir del colegio tenía un grupo de amigas muy bonitas todas y todas salian mucho ya a fiestas, iban a bares,tenian muchos amigos, historias de amor. Mientras que yo en ese momento no sabía que era eso(cuando estaba en quinto de primaria tuve un grupo de amigos en el conjunto, pero eran mas bien amigos de mi hermana mayor, esto no duro mucho), y siempre quise vivir eso pero no paso nunca, así que muchas veces me inventaba historias y amigos que no existian y escribia las situaciones que me imaginaba. Ellas me invitaban siempre, algunas veces iba y muchas no, la mayoría no, porque mis papás no me dejaban, me acuerdo una vez que me puse muy mal, era mi cumpleaños y ellas hicieron una fiesta para mí. Y mis papás no me dejaron ir!…esa noche llore en mi habitación y me lastime la muñeca, me queria hacer daño, quería cortarme.

    – Probablemente yo también conozca eso.. Al leerte todavía no he sido capaz a recordar… Pero es lógico ser niña y querer vivir la vida de una jovencita… Son lógicas las pataletas. Para eso es la adolescencia.

    Pero como te digo, muchas veces no me dejaban y yo me quedaba en mi habitación llorando y maldiciendo. Otra cosa que me marco, en el tiempo de colegio, fué que yo siempre fuí y sigo ( ahora menos que antes)callada, había una profesora que le encantaba las participaciones en clase, ella era muy ofensiva, o así lo sentia yo(por supuesto siempre me la monto, siempre me preguntaba..cosas así). Un día me ridiculizo, frente a todo el salón; el colegio estaba preparando una fiesta, yo estaba en 10 grado, osea un año antes de la graduación, y paso repartiendo las boletas, a mi me dijo: “será que esta niña ya la dejan salir”, algo así, me sentí muy mal.

    – :))
    Mujer es comprensible tu reacción. Pero míralo ahora, desde la perspectiva actual. No sabes como era ella, no sabes por qué te utilizaba como chivo expiatorio, pero si que tú inseguridad respecto a ella (te violentaba) hacía que te sintieras así. Hay personas de que aquellos tiempos que a mí también me acomplejaban. Se sufre mucho en el colegio. Pero luego la vida te cambia, te mejora si tú se lo permites y te darás cuenta de que no tenía por qué tenía que existir el complejo. La INSEGURIDAD es tu problema. Entonces habrá que trabajar porque te vuelvas más a ASERTIVA. En el momento que seas más asertiva (afirmativa de una manera positiva) poco a poco podrás ir venciendo tus propias inseguridades. Ya verás… nos ha ocurrido a casi todos.

    Yo soy de corta estatura y en la etapa del colegio, a medida que fuí creciendo me sentía mal por eso, porque muchas veces la gente hacía comentarios ofensivos. Bueno todo esto contribuyo forjar mi inseguridad, tanto que cuando yo conocía a los amigos de mis amigas, sentía un calor interno y una calentura en la cara horrible, sentia como un momento extremo. Ahora me pasa aveces. Cuando me dejaban salir con ella, en esas salidas mis amigas siempre, les gustaban a algún tipo, yo nunca le guste a nadie en esas salidas, pero no demostraba importancia, aunque por dentro lo sintiera importante, y me preguntara ¿Por qué?…

    – ¿Cuánto mides?

    Entonces, con mis papás la relación a sido muy tensa, ellos son amorosos y sé que me quieren mucho, pero siempre ha habido una pared entre ellos y yo. Yo los veia como ellos son los papás y yo en otra esquina alejada, aunque no se reflejara eso, y no me diera cuenta de eso, es como un cambio brusco de la niñez a la adolecencia, yo lo persivo así. Luego vino la universidad, claro la relación con mi ex novio toco un punto neurálgico de lo que pasaba con mis papás, pero ahora yo los desobedecia, era rebelde, pero un poco presionada por él; entonces sufría mucho porque sentía que estaba haciendo daño en mi casa, pero que por otro lado necesitaba vivir esas cosas que quería hace tanto tiempo, ahora lo tenía. Esto desencadeno una serie de malestares, recuerdo una ocación que llegue tarde muy tarde y mi mamá me tomo duro de los brazos, me sacudio, me empujo y me caí,mi papá me consolo esa noche. Mi mamá también me decia muchas cosas ofensivas, me trataba de puta…y mil palabras feas.

    – A mí también. No le des ninguna importancia. Son etapas las que describes que hemos pasado casi todos. ¿Sabes por qué lo hacía? Por temor, ella también se sentía insegura y tenía miedo de como estabas cambiando.

    Me dolía eso, y cuando recuerdo eso me dule. El valor que tienen mis papás es muy grande, así que lo que ellos piensen de mí , la relación con ellos, me afecta mucho; en ese tiempo más, porque nunca había estado con ellos así, y nunca me imagine que mi “familia perfecta,feliz” tendría problemas y menos causados por mí.

    – De ser una niña de papá y mamá a ser tu misma como quieras ser y en las condiciones que quieras estar… hay un abismo. Y es un abismo, el de la individuación, que a veces se cruza con saltos de fe (en uno mismo) y con distancias que parece que se nos hacen insalvables (con los nuestros).

    Todavía sigue esto, pero ahora ya no siento que lo que dicen mis papás es lo que se debe hacer, porque ahora los veo como humanos igual que yo, y sé que en muchas cosas se equivocan, y que yo no soy la mala del paseo, que ellos también tienen defectos, que yo también tengo opiniones tan respetables como las de ellos. Todo a disminuido, pero sigue esa sobreprotección, y aumenta mis ganas de tener mas libertad. Al mismo tiempo es una contradicción, porque aunque he luchado por ser lo más independiente, no lo soy del todo, porque tal vez más de lo que yo me imagino soy dependiente de ellos.

    – Cuando vivas bajo tu propio techo. Podrás ser todo lo independiente que quieras. Te lo habrán dicho ellos mismos, ¿verdad? Por eso todos queremos independizarnos. Porque queremos decidir como queremos ser y en qué condiciones, sin tener que acatar toda una vida de normas que quedan obsoletas en cuanto te ocurre lo que a ti, que te sientes tan válida como adulto como ellos, o así comienzas a sentirte ya.

    Yo, por hacer mi voltuntad, los he decepcionado en muchas ocaciones: Cuando estaba con mi novio, mi mamá encontro unas pastas del día despues, mi papá me hablo llorando, me dijo que si quería seguir estudiando?..que podía perder mi futuro…, me sentí muy apenada con el en ese momento, y me dolío verlo llorar así(es natural que llorara, su niñita ya no era niñita). El año pasado no llegue a la casa por quedarme con el tipo que tenía novia, evidentemente me arrepiento por el sufrimiento que cause a mis papás. Son unos ejemplos de las situaciones incomodas.
    Esto es todo lo que presiso en este momento, de esta primera parte. Hasta el próximo! un abrazo!

    – Venga voy a escribirte el lunes… Si sigues por aquí yo te invito a que formes parte del grupo de terapia. Mientras sigue contándome lo que quieras :)
    Un abrazo :)


  4. […] 1, 2008 Ando leyendo a la Shirley McLaine, en su libro El Camino… Eso me está cambiando la cabeza… Creo que no debí leer ese libro… […]


  5. […] feb 29, 2:15 AM — — La mochila de Shirley MacLaine… […]


  6. […] de siempre y lo veo en un expositor. Me llama el nombre y luego compruebo que lo ha escrito Shirley McLaine. Me lo llevo y pasa años en la estantería donde lo […]


  7. […] de siempre y lo veo en un expositor. Me llama el nombre y luego compruebo que lo ha escrito Shirley McLaine. Me lo llevo y pasa años en la estantería donde lo […]


  8. […] por yladah on Abril 2, 2008 Ando leyendo a la Shirley McLaine, en su libro El Camino… Eso me está cambiando la cabeza… Creo que no debí leer ese libro… […]

  9. BERROS Says:

    Alguien sabe donde puedo enontrar una pelicula que rodo La Shirley y pasaron por Tv. en 1992 o 93 proximaamente y que se titulaba dentro de mi

  10. raissa Says:

    con emule podes bajar de internet con el titulo mis dos universos, tambien puede estar como cita con los dioses y el ingles que no me acuerdo ahora el titulo


  11. […] ♦ La mochila de Shirley MacLaine… Febrero 28, 2008 […]

Los comentarios están cerrados.