Carlomagno y el eje del paralelo 42º con sus minutos y segundos…

marzo 16, 2008

.

Compostela

.

Compostela está vinculada a la estrella por su mismo nombre, bien sea esta estrella la del compostum, del campo, o, tal como lo creen los alquimistas, la del compost: estrella que se forma en la superficie del crisol con motivo de una de las primeras operaciones de la Gran Obra.

Existiría una cuarta etimología posible, más secreta y más tradicional, que encontraría su origen en el término compos, que, en ciertas formaciones, podría significar <<maestro>>: el Maestro de la estrella.

Además, tradicionalmente, el camino de Santiago es la Vía Láctea, denominación de este aparente reguero de estrellas que atraviesa nuestro cielo hasta la constelación del Can Mayor.

.

Can mayor

.

Cuando se quiso <<promocionar>> la peregrinación, se pensó en utilizar la considerable fama que había conservado Carlomagno entre los países de Occidente. Aunque jamás llegó a poner los pies, o incluso aunque ni siquiera llegó a oír hablar de ella, se dejó entender que el poderoso emperador había acudido a la tumba del santo y había templado su espada en las aguas atlánticas; posteriormente se dijo que, al menos, había tenido una revelación de ello. Después de su muerte y sobre el relicario que contenía sus restos, se presentó dicha <<revelación>>, y la dirección de Compostela venía indicada por dos hileras de estrellas.

.

Carlomagno pintado por Durero

*enlace wikipedia: CARLOMAGNO

Pues bien, los dos regueros de estrellas existen y se extienden desde el Mediterráneo al Atlántico. Siguen exactamente dos líneas paralelas dirigidas de Este a Oeste. (Es evidente que la exactitud es relativa a la distancia, pues cerca de 1000 km a vuelo de pájaro separan la costa catalana de la gallega.)

La primera línea, la que está situada más al Sur, parte en la Cataluña francesa, de un cierto <<pic d’Estelle>>, pico de la Estrella, eminencia de 317 m próxima a <<Bains du Boulu>>, situada, aproximadamente a 42º30′ de latitud.

.

Puig de l'Estelle

Continúa, a unos 23 ó 24 kilómetros al Oeste, con el Puig de l’Estelle, <<Monte de la Estrella>>, de 1738 m, situado también a 42º30′ de latitud, cerca de La Tour de Batère.

A 20 kilómetros en dirección Oeste se encuentra el Puig de tres Estelles, de 2096 m, el <<Monte de las Tres Estrellas>>, situado igualmente en el paralelo 42º30′.

.

Estella

Pues bien, aproximadamente a unos 400 kilómetros más al Oeste, del otro lado de los Pirineos, volvemos a encontrar, casi en el mismo paralelo 42º40′ de latitud, Estella, <<la Estrella>>, cuyo nombre vasco Lizarra designaba también la estrella. La desviación respecto al verdadero paralelo es, pues, según los mapas, de 10 minutos en cerca de 400 km, lo cual no es muy considerable… Asimismo, en la misma región de Estella, se encuentra un lugar llamado Licharra, y dicho lugar se halla en los 42º36′ de latitud.

Más al Oeste hallamos un Astray, que quizá no se refiera a un Aster… pero que está situado en la latitud 42º36′.

.

isla de la Toja

El resto del camino es menos expresivo en esta ruta. Sin embargo, si se la sigue hasta el Atlántico, vemos que desemboca cerca de Pontevedra, en la isla de la Toja, sobre la que tendremos que volver a hablar.

Y esto no es todo.

El relicario de Carlomagno lleva dos hileras de estrellas. Veamos la segunda:

Siempre partiendo de Cataluña, 20′ más al norte que la primera hilera, es decir aproximadamente a unos 36 kilómetros, encontramos: Les Eteilles, cerca de Luzenac, a 42º36′; Estillón, a 42º47′; luego más allá de los Pirineos, no lejos de la ruta de Olorón a Jaca, cerca de Somport, un lugar llamado Lizarra, a 42º46′ (este último pueblo podría ser un hayal, es decir un <<enjambre de estrellas>>).

Y más tarde aún, pasados los montes de León, Liciella (42º46′), y luego, en Galicia, un Aster (también a 42º46′).

.

Pico Sacro

Y esto nos lleva directamente a Compostela que, en realidad, se encuentra situada un poco más al Norte, en los 42º53′ pero, por el contrario, el Pico Sacro, primera morada legendaria de la tumba, se halla muy cerca de los 42º46′.

Seis puntos en línea recta, seis puntos en el mismo paralelo. Rehacerlo al azar sería excesivo. El azar no puede ser responsable de todo…

El hecho subsiste. Y lo que es más, un recuerdo popular, que se pierde en la noche de los tiempos, lo había tranmitido, puesto que ese camino llevaba el nombre de <<camino de las estrellas>>… Y si Santiago de Compostela se encuentra a 42º53′, es que la última estrella ha sido desplazada, a donde el barco que transportaba los restos del santo había venido a embarrancar; y más cerca a ún de Noya, muchos siglos antes, vino a encallar otro viajero.

(…)

El eje procede de una época anterior al cristianismo. Se trata, evidentemente, de un trazado muy antiguo, del que subsistía un vago recuerdo como camino de las estrellas y respecto al cual se conservaba una tradición.

Mucho antes de la era cristiana, alguien supo bastante sobre topografía, geografía, y astronomía, y lo supo con una técnica suficiente como para poder jalonar este eje, este parelelo del globo terrestre. Es preciso, pues, admitir -o negar toda lógica- que existieron gentes que poseían una ciencia muy superior a todo lo que los prehistoriadores han podido imaginar de nuestros lejanos antepasados.

Pero hay que admitir también que si el cristianismo consideró necesario <<recoger>> este eje, es porque la tradición lo había perdido desde los tiempos prehistóricos o protohistóricos.

Y esto significa que la tradición de la marcha hacia el Oeste a lo largo del camino de las estrellas no había sido abandonada… Y, si no había sido abandonada, era porque tenía su utilidad.

¿Cuál? ¿Quién puede contestar, sino la propia tradición?

La tradición que se ha prolongado mucho más allá de la invención de Santiago… Y las leyendas cuyo origen es infinitamente más lejano.

Pero lo más asombroso -y al mismo tiempo revelador- es que este eje de marcha en dirección Oeste, hasta el océano Atlántico, no es único en nuestro Occidente. Ni mucho menos, ya que se han descubierto al menos otros dos que son aún fácilmente reconocibles en las distribuciones de los monumentos megalíticos y en residuos toponímicos cuya fecha es imposible concretar de un modo serio.

Además del de Compostela, existe, en Inglaterra, un trazado que, desde los alrededores de Dover, llega hasta los confines de la costa atlántica, exactamente a una ría de la costa norte de Cornualles.

En Francia, está el que une Sainte-Odile, en Alsacia, con la punta extrema de Finisterre

Estas tres rutas ofrecen buen número de puntos en común. Las tres van de Este a Oeste en dirección al Atlántico, y las tres desembocan, no en el mar abierto, sino en rías profundas que permiten remolcar los navíos hasta dejarlos en seco y qué, además son refugios muy seguros (…)

‘El misterio de Compostela’

– LOUIS CHARPENTIER –

.

.

*enlace a artículos relacionados con el Camino: – SANTIAGO DE COMPOSTELA

.

8 Responses to “Carlomagno y el eje del paralelo 42º con sus minutos y segundos…”

  1. candelaarias Says:

    Dice el mismo libro más adelante…

    ”El más antiguo viajero casi histórico desembarcado en esta costa de Galicia es Hércules.

  2. candelaarias Says:

    Prosigue…

    ”Además, Hércules, quienquiera que fuera, es un hombre de las cavernas. Tanto cuanto va a saquear el jardín de las Hespérides, cuando regresa con sus bueyes, es en las grutas, donde busca cobijo. La gruta es su hábitat normal, y esto hace suponer que la aventura heracleana tuvo lugar a fines del periodo glaciar llamado Würm V, que terminó cataclísticamente hacia el año 8.000 a. de J. C; lo que se corresonde con la desaparición de la Atlántida según Platón…

    (y ya voy viendo yo los por qués de la fantasía de la McLein con los atlantes y Lemures)

  3. candelaarias Says:

    El segundo desembarco legendario en esta costa de Galicia es contemporáneo del Diluvio, pues se trata de Noé.

    Además del de la Biblia, una leyenda bereber hace desembarcar uno en el Atlas, una leyenda maya narra el desembarco de otro en América Central en NiYi; y el Manú de la India se le parece mucho.

    Según la leyenda gallega, Noé llegó con el arca a una ría que todavía lleva su nombre, la ría de Noya, donde fundaría la ciudad de dicho nombre que Froissart denomina <>.

    Uno podría pensar en una <> debido a las elucubraciones de un lector de la Biblia sobre el antiguo nombre de Noya, pero surge la sorpresa al comprobar la existencia, en las alturas que bordean esta ría de Noya, de una cadena de altas colinas (500m) que lleva el nombre de montes Aro.

    Ahora bien, Noya y los montes Aro están situados al final de una peregrinación cuyo camino está trazado desde hace mucho, mucho tiempo, por lugares con nombres de estrella.

    La peregrinación que partía de Sainte-Odile hacia el océano tenía su término en una ría de los montes Arrée.

    El Noé de la Biblia recaló en el monte Ararat del Cáucaso de donde no parece haber quedado ninguna tradición de peregrinación, pero donde, sin embargo, Jasón iba a buscar el <>.

    Es inquietante

    (y el libro sigue así)

  4. candelaarias Says:

    Bueno, yo sigo leyendo un rato.

    Sobrevivir al cataclismo es remontarnos a la época del cuello de botella genético…

  5. fiorella Says:

    Cuanta informacion,no?cuanto andar de las gentes en distintas partes y en las mismas direcciones.La gente,por esto o lo otro se movìa en grupos, me da la impresiòn de que miramos con una mirada individualista todo esto y nos sorprende eso mismo, como tantos hacìan lo mismo.Ahora, hay una idea actual, de que el hombre antiguo sabìa poco y nada de todo, y sin embargo no es para nada asì. Hoy,evidentemente,existen tecnologìas e instrumentos,satèlites,etc…pero màs se sabe de lo antiguo,màs,al menos yo,llego a la conclusiòn de que se sabìa mucho màs de lo que nos enseñan en historia respecto a esas etapas. Un beso

    ___________________________________________
    ::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

    Ahora la gente se mueve en grupos. Por el camino, probablemente antes mucho antes también, algunos… Pero si era un camino iniciático y de conocimiento, es difícil que se hubiera movido así. El libro quiere ir a pasar a que antes hubo una civilización muy avanzada que ya volaba (Icaro… el primer aviador) …. Luego un cataclismo que envolvió al hombre en las sombras… Estoy leyendo otro libro…. ya lo iré dejando aquí… A ver cuanta luz arroja. Yo desde luego no soy religiosa pero si soy pagana :)

    Un beso


  6. Si mi me moria no me falla, en la Catedral de Aquisgran (Aachen) se encuentra la corona y baculo de Carlomagno. Un templo que por su estructura y entorno,si es posible merece la pena visitar, dice mucho; apàrte tiene unas vidrieras preciosas.

    Me quedan bastante lejano los recuerdos (mas de 20 años desde mi ultima visita, y tal vez mis primeros pinitos con la camara) pero a los pies de la catedral se pone un puesto de coloridas flores una plaza llena siempre de gente y bullicio, doblando la esquina existe una tienda de peluches que es mi debilidad.

    El nucleo antiguo de la ciudad, es una zona peatonal muy bien conservada, que permite pasear o andar en bicicleta recorriendo sus retorcidas calles; y no decir de sus tabernas.

    un saludo

    _________________________
    _________________________

    Espero que la vida me permita verlo :)
    Gracias por contármelo. Me acordaré de ti allí :)
    Un abrazo.


  7. […] Carlomagno y el eje del paralelo 42º con sus minutos y segundos… Marzo 16, […]


  8. […] Pipino el Breve y a Carlos Martel del temario de la escuela… Comenzó a ser una constante, en el eje del paralelo 42, al inició de mi aventura hacia Roncesvalles (Carandell mismo). Shirley McLaine, en su libro […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s