La unión de las tres vías francesas en el Camino

marzo 29, 2008

Saint-Jean-Pied-de-Port es el punto de partida de nuestro recorrido por España. Si nos atenemos al Liber Peregrinationis, la guía de los peregrinos del S.XII (Libro quinto del Liber Sancti Iacobi), los peregrinos procedentes de tres de las cuatro rutas jacobeas francesas ya se habían reunido con anterioridad en Ostabat (Hostavalla) antes de llegar a Saint-Jean.

‘Cuatro son los itinerarios que conducen hacia Santiago y que en Puente la Reina, en tierras españolas, confluyen en uno solo. El primero pasa por Saint-Gilles, Montpellier, Tolosa y Somport; el segundo por Santa María del Puy, Santa Fe de Conques y San Pedro de Moissac; el tercero, por Santa María Magdalena de Vézelay, San Leonardo de Limoges y la ciudad de Pérogueux; y el cuarto, por San Martín de Tours, San Hilario de Poitiers, San Juan d’Angély, San Eutropio de Saintes y la ciudad de Burdeos. La ruta de Santa Fe, la de San Leonardo de Limoges y la de San Martín de Tours se juntan en Ostabal y pasado el Port de Cize se unen en Puente la Reina a la ruta que pasa por Somport, formando desde allí un solo camino hacia Santiago’

– CÓDEX CALIXTINUS –

Estas tres rutas de procedencia a las que nos referimos cruzaban toda Francia, después de haber absorbido como un embudo el intenso flujo de peregrinos que venía canalizado por una tupida red de caminos menores extendida sobre toda Europa -y aún más allá-. Son las siguientes siempre según el Liber peregrinationes:

.

itinerarios de Europa

.

– Vía Turonensis: llamada así por proceder de Tours, llegada a Ostabat tras pasar por Poitiers, Saintes y Burdeos. Seguían esta ruta quienes venían de Paris y Orléans, y parte de los peregrinos del Norte de Europa, que habían entrado en Francia por la <<Niederstrasse>> o <<ruta baja>>, llamada así por cruzar la cuenca baja del Rin.

Vía Lemovicensis: su nombre deriva de Lemovicum, topónimo celto-latino que explica el actual Limoges, una de las ciudades por las que discurría esta gran ruta cuyo gran punto de reunión y partida era la Sainte-Madeleine-de Vézeley. Desde ahí cruzaba Francia en diagonal (de nordeste a suroeste) por Bourges, Vézeley, Perigueux, Bergerac y Agen. La seguían una buena cantidad de flamencos y alemanes, aparte de habitantes más orientales.

Via Podensis: llamada así por pasar por Nôtre-Dame-du Puy. Tanto el francés <<Puy>> como el español <<poyo>> proceden del latín podium, que explica el adjetivo <<podensis>> aplicado a esta vía que pasaba por Aurillac, Conques, Cahors y Moissac. La seguían gentes procedentes de Lión y Grenoble, con un buen contingente de suizos, austriacos y alemanes meridionales de la Oberstrasse o <<ruta alta>>, que habían preferido este camino a la transitada y meridional Vía Tolosana.

No obstante la antigüedad de Ostabat como punto de reunión de estas tres <<autopistas>> peregrinales, hoy no se encuentran allí apenas vestigios de tan señalada condición.

´Guía práctica del peregrino’

– José María Anguita Jaén –

.

Enlace en la Mística a todos los artículos de esta temática: ~ El Camino de Santiago ~

 

3 Responses to “La unión de las tres vías francesas en el Camino”


  1. […] descalzado sus pies y los refresca. Viene de lejos de muy lejos, de Le Puy, la vía podiensis, el que dicen es el más antiguo e importante de los caminos de Francia. Buen Camino -le digo […]


  2. […] ♦ La unión de las tres vías francesas en el Camino Marzo 29, 2008 […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s