Guía para padres con poco tiempo y mucho cariño (LUIS MUIÑO)

abril 2, 2008

.

Cuando tomé conciencia de que mis padres, abuelos, entorno… no habían sabido educarme (como a mí me habría gustado ser educada), y que había una cosa pequeña (la cosa alma) dentro de mí, que ”me pertenecía” y que estaba práctica-mente en estado salvaje… busqué orientación (sí, en este chico por el que conservo cierta devoción, porque sigo sus evoluciones por la Red desde hace años; aunque sé que habla por la radio -lo dicen sus oyentes en el blog- pero yo nunca lo escucho).

.

gua para padres

.

Una de las cuestiones que se van definiendo en estos seis primeros años de vida de nuestros hijos es el ajuste entre los diferentes conceptos que tienen de sí mismos. El juego es un equilibrio continuo entre lo que uno es y lo que podría ser. Mientras tu hijo juega, está ensayando posibilidades para acabar formando tres conceptos esenciales para el resto de su vida:

– Su Yo real, lo que él cree ser.

– Su Yo ideal, es decir, lo que le gustaría ser.

– Su Yo indeseado, es decir, lo que no quiere ser.

Tu hijo será feliz cuando tenga un buen ajuste entre esos tres conceptos. Por ejemplo: Es muy importante que el Yo ideal esté un poco alejado del Yo real, pero sólo un poco. Si sus metas están muy lejos de lo que él piensa que es, lo pasará mal. Su autoestima se resentirá y se sentirá frustrado por no alcanzar sus objetivos. Y si el quererse o no a sí mismo depende de la consecución de esos anhelos, entonces la distancia entre el Yo ideal y el Yo real puede paralizarlo en vez de servirle de reto.

Sin embargo cuando los ideales de tu hijo estén un poco más allá de lo que él cree ser, los deseos de ser mejor le servirán de incentivo.

Y otro ejemplo: es fácil que tu hijo acabe estando más en contacto con su Yo indeseado que con su Yo ideal. A fin de cuentas, nuestros sueños son hipotéticos: son cosas que nos gustaría tener, pero que todavía no hemos vivido. Pero el Yo indeseado es tremendamente real: está anclado en experiencias en las que hemos sentido humillación, miedo, ira o tristeza. Muchas veces educamos a nuestros hijos en esta cercanía de lo negativo: les enseñamos a no ser malos (fomentamos el alejamiento del Yo indeseado) en vez de ayudarlos a ser buenos buscando la cercanía del Yo ideal…

El juego es básico para ayudar a manejar estos tres aspectos del niño y construir una personalidad sana.

LUIS MUIÑO

.

Y encantada que me quedé, porque yo en cuanto me hablan de juego (lo disfrutable)… y es que a mi niña interior le encanta cualquier planteamiento lúdico. Así que veamos ahora como podría funcionar esto en un adulto:

Soñadora

Una imagen de mi yo ideal podría ser esta… la soñadora

Todo el viento sopla en tu dirección

Una imagen de mi yo real podría ser esta… escuchante y dialogante, comprensiva, serena

La chica más triste de la ciudad

Una imagen de mi yo indeseado podría ser esta… reconcentrada en mis tristezas, perdida, quizás hasta demente, toda la esperanza extirpada. Apunto de cruzar un umbral irreversible…

.

¿Las imágenes? Indudablemente de NICOLETTA TOMÁS

Seguro que tú en ella también encuentras alguna Ventana del Alma como para jugar a este ”juego”. O por lo menos para sentir lo que son sus ventanas del alma… No te las pierdas.

One Response to “Guía para padres con poco tiempo y mucho cariño (LUIS MUIÑO)”

  1. candelaarias Says:

    He alucinado. Yo no uní esas imágenes a ninguna página de esta bitácora. Lo ha hecho solo el sistema… por qué … Sobre todo las que ha elegido… muy curioso. De la misma fecha en que se leyó este libro.

    ¡Ah! Para flipar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s