Despertar… Titania

mayo 6, 2008

.

Titania

.

Despierto. Hay claridad. Conecto el teléfono y lo introduzco debajo de la almohada para amortiguar el ruido que haría la recepción de un mensaje. Espero que L. se haya puesto en contacto conmigo. Mi primer pensamiento es para ella. Aunque los últimos sé que no lo fueron… los últimos fueron egoístas y recordaban sólo el Placer…

.
Son las siete. Es curioso que no seamos capaces más que de recordar el placer último… y ahí está el mensaje pero es de N. Es en respuesta a esos dulces sueños que yo le envié antes de acostarme. Dice que me ha leído y que también ha sido un día duro para él… demasiados sentimientos… Pero por primera vez no sé qué quiere decir y me gusta esa sensación de perderse con otro y que sólo ocurre cuando estás muy apegada a alguien, muy imbuida en él y  que sólo cuando comienza el distanciamiento eres capaz de recuperar… imagino que la ha visto o que no la ha visto… y es su forma de contármelo… Imagino lo justo para continuar con esa progresión de la lejanía, de la extrañeza… Y pienso en lo que a mí me dijo el hombre del tatuaje justo antes de que lo estropeara todo con él, allá por junio… después de que llegara Klaus con aquel Chagall inexistente y aquella canción de Silvio que dice que la cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes y que los amores cobardes no llegan a amores ni historias, se quedan ahí… casi por estas mismas fechas. Un momento, sé que tengo esa carta… Pues no, resulta que no, que no sólo se borraron los archivos de Noviembre… sino que esos días también faltan. Aunque yo creo que en mi baúl sí que la guardo, porque en Octubre creo recordar que me preocupé de recoger todos esos meses; había aprendido demasiado de ellos como para relegarlos al Olvido por mi desidia, o quizás la tenga Alma en lo último que le imprimí pero yo de lo que estoy hablando es de la carta que más me gustó de él… había leído esa canción de Silvio y aquella conversación mía con Susana y se daba por aludido y me decía que él nada más que era un hombre, que era un cobarde, que a lo mejor lo era pero que estaba seguro de que los cobardes como él… eran el mejor reposo para las guerreras como yo… y que cuando me Apeteciera dejar de jugar a la ruleta rusa con la vida porque lo que le parecía es que me había cansado de nuestra sana historia de risas y confidencias, de nuestro sexo bonito y cachondo, de nuestra complicidad… cuando me apeteciera volver a hacer el reposo del guerrero con él… estaría esperándome y me abriría sus brazos gustoso porque estaba seguro de que él querría Estar para escuchar mis historias, las que le contara entre sus brazos… pero cuando me cansara de vivir mis historias… no antes. Que quería que las viviera y que luego, si lo deseaba aún, regresara a él… Llevaba más de diez días sin escribirle y sin responder a sus mensajes, estaba tremendamente dolida porque sentía que él no tenía el suficiente interés en mí y no supe comprenderlo… No supe entender que a ciertas edades y ciertas personas… nunca mienten porque se tienen las cosas muy claras, uno se engaña muy poco acerca del estado actual de sus emociones y se ha dejado hasta de creer en las mentiras… el hombre del tatuaje me ofrecía lo más Hermoso que me habían ofrecido nunca y yo tuve que vivir aquella noche de San Juan y luego tuve que empeñarme en describírsela con pelos y señales… así como a todos mis otros amores románticos, como si no me bastase lo Nuestro, como si nunca fuera a bastarme… hasta herir en él, de muerte, el Deseo por mí… Con mi inconsciencia yo misma metamorfosee un hombre en otro.

No es que un hombre Cruel existiera en el hombre del tatuaje y sólo estuviera esperando a tener un motivo para Existir… no, es que al hombre Cruel lo cree yo en él, lo modelé con mi Barro. Lo cree con mi desconsideración a sus sentimientos, que aún eran frágiles pero que con el tiempo podían haberse convertido en Sólidos… a eso apuntaban, y no, no es que ahora me arrepienta de aquello… en absoluto, porque ya me arrepentí antes de que acabara el verano e intenté repararlo como fuera… me dejé la sangre y la vida en ello pero el hachazo había sido mortal y él no era un corazón joven, era un corazón cerrado por derribo que se había vuelto a abrir a mí, sólo porque consideró que por una persona como yo merecía la pena mojarse….

Eso me dijo y no lo entendí. Pero no hay como vivir las cosas desde el Otro Lado, que era un poco lo que le explicaba ayer a Su, para darse cuenta de todo… de la culpa que tiene uno en las cosas de las que luego se queja… Y ayer estuve a punto de escribirle un mensaje al hombre del tatuaje porque ya estaba empezando a elaborar este teorema… pero lo descarté porque llegado a este punto, y ahora por propia experiencia sé que entre nosotros todo es irreparable. Quiero decir que yo misma ya he perdido la ilusión con él, que mi Verdad, la verdad de mi Cuerpo es lo que me cuenta… y sé que con el hombre del tatuaje, lo más probable, es que nunca llegara a sentir lo que sentí estando con el Amante Vértigo y entonces… vamos, que no tiene ningún sentido.

Le guardo a ese hombre mucho cariño en mi recuerdo pero ya no en lo profundo de mi Corazón…

y sé, sé que pudimos haber vivido algo increíble si yo no lo hubiera estropeado, pero lo hice y eso creo que ya no tiene marcha atrás, le fallé: destruí sus ilusiones y él después despedazó las mías… las hizo pedacitos con su distanciamiento y su crueldad No-Crueldad.Simplemente quería que le Deseara, Sentirlo… no tragarse mis milongas como si por narices, para encajarme en su vida… se las tuviera que tragar, la falsedad de mis sentimientos. Porque yo me invento los sentimientos. Los sentimientos y la Belleza. Si hace falta me los invento, para alimentarme, para sobrevivir. Y eso es un don y una maldición. Soy Titania cuando quiero. Siempre lo he sido. Tal vez para no morir de hambre y de frío, pero lo he sido… Aunque creo que después de todo lo que he aprendido… estoy casi segura de que no lo deseo volver a ser.

Esa Titania alada de la que hablan en las leyendas medievales, la reina de las hadas, la Titania enamorada de un asno que Shakespeare inmortalizó en ‘el sueño de una noche de verano’… la luna más grandilocuente de Urano.

3 Responses to “Despertar… Titania”

  1. candelaarias Says:

    TITANIA
    (interrumpiendo)
    Ven, siéntate en este lecho de flores,
    mientras yo acaricio
    tus amables mejillas,
    y pongo en tu liso y suave pelo
    rosas almizcladas,
    y beso tus amables orejas grandes,
    mi dulce gozo.

    .
    .

    TITANIA
    Duerme, y te rodearé con mis brazos.
    Duerme…
    ¡Duendes, marchaos!
    ¡Retiraos a los cuatro vientos!

    (Se van los duendes.)

    Así se entrelazan suavemente
    la enredadera y la dulce madreselva.
    Así la femenina hiedra pone
    sus anillos en los dedos de madera
    de la corteza del olmo.
    ¡Ah, cómo te quiero!
    ¡Qué loca estoy por ti!

    (Se duermen mientras se oscurece.
    Entran Puck y Oberón.)

    .
    .

    ARGUMENTO

    Durante los preparativos de la boda de Teseo con Hipólita, dos parejas de amantes se pierden en el bosque del amor no correspondido: Hermia ama a Lisandro, pero está comprometida con Demetrio, el que a su vez es amado por Elena.

    Egea, madre de Hermia, se presenta ante Teseo, duque de la ciudad, para que éste obligue a su hija a cumplir su compromiso o la entregue a la muerte.

    Entonces, Lisandro y Hermia deciden huir. Tras Hermia, Demetrio, tras éste, Elena. Todos se pierden en el bosque donde habitan Titania y Oberón, reyes de las Hadas, los cuales desde hace mucho tiempo están disgustados por un capricho. Oberón decide vengarse hechizando a Titania con el jugo de la flor del amor, que vertidos sobre los párpados durmientes, basta para que una persona ame con locura a la primera criatura que vea.

    Al mismo tiempo, se encuentran en el bosque un grupo de actores que ensayan un drama para representar el día de la boda del duque. Puck, duende ayudante del rey Oberón, transforma a uno de ellos en burro, quien al ver que el resto de su compañía huye, decide pedir ayuda. Con sus gritos despierta a la reina Titania, que víctima del encantamiento, se enamora inmediatamente de él.

    Oberón decide ayudar a las parejas de amantes con el mismo filtro de amor, pero ante las sucesivas equivocaciones de Puck, pone fin a todos los hechizos, conservando sin embargo el de Demetrio, que se enamora finalmente de Elena.

    Ante el nuevo orden establecido, los enamorados son disculpados ante La Ley y las parejas se casan junto a Teseo e Hipólita con la bendición de Titania y Oberón, quien ha recobrado el amor de su reina y ha hecho que todo lo que ellos recuerden sea sólo un sueño de una noche de verano.

    Fecha: 07/06/2006 10:16.

  2. nandara Says:

    Cuando un@ elige, sea lo que sea, asume las consecuencias… elucubrar ahora por lo que pudo haber sido y no fue son ganas de infringirse daño a un@ mismo. ¿O tal vez crees que se puede volver atrás? No, no se puede: existe la memoria que camina muchas veces cogida de la mano del orgullo…
    Se supone que vivimos en presente. ¿Es lo que toca? :)

  3. nandara Says:

    ” …él no era un corazón joven, era un corazón cerrado por derribo que se había vuelto a abrir a mí, sólo porque consideró que por una persona como yo merecía la pena mojarse….
    ———————-
    :( Cuánto dolor hay en esa frase. ¿Aún hoy piensas así o sólo es mero recuerdo de sentimientos caducados? Beso pupita :)

    ______________________________
    ____________________________

    Pienso que en aquel momento yo no lo podía comprender porque jamás había tenido mi corazón cerrado por derribo… hasta que supe a qué se refería. Ahora yo también tengo mi corazón cerrado por derribo y sé lo que significa.

    Amo en pasado, a él, a Manuel… y sin embargo… lo que más me gustó leer fue eso que dice que lo amo en la memoria… y sin embargo a veces cuando fumé no…. lo amé más después pero era la memoria… amo en la memoria y amo en el corazón actualmente… sólo que tengo un lío muy gordo con tres… y está dentro el lío, dentro del corazón pero mi corazón por eso está cerrado por derribo. No me volveré a inventar ningún amor. Si alguien pasa y puede… que pase. Yo las puertas abiertas de par en par ya no las tengo. Ni las quiero tener :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s