– EL TÉCNICO –

mayo 12, 2008

..

Había que cambiar el COM21 por un nuevo cablemodem. El servidor nos estaba ofreciendo de forma gratuita mejores prestaciones y el técnico me llamó el martes por la tarde, y quedamos para el jueves…

.

Mi pareja estaba en la cocina cuando él llegó. Descongelaba la nevera. Yo simplemente allegué la puerta pero para darle privacidad a él. Mi estudio queda justo enfrente y la conexión está aquí. Fue puntual. Encendí la luz del pasillo para abrirle. Era guapo. Sorprendentemente guapo y moreno y recio y joven, juraría que no sobrepasaba los 30.

.

‘Sí, entra’, le dije tocándole suavemente el brazo para guiarle. Me gustó de inmediato, y creo que yo a él también, aunque tal vez de otra manera… más como pensando: ‘Estaba pero que muy bien la mari esta’. Empezó a sudar a mares. Yo, por el contrario, más segura de mí, ni me inmuté cuando su brazo asomó por el agujero de los cables lleno de polvo centenario. Es que ahí dentro nunca limpio, le digo a modo de disculpa que no pretende serlo en absoluto; más bien un ‘chico, qué quieres, esto es lo que hay’. Además ya le había advertido y él dijo que daba igual… yo nunca miento, que lo fuera sabiendo… y la cosa se alargó, mi madre dijo que en su caso fueron cinco minutos justos, ni más ni menos, pero nosotros hablamos un buen rato mientras realizaba la operación y yo me reí varias veces; no es que me olvidase de que mi marido nos estaba escuchando desde la cocina, es que no me importaba… Yo estaba aquí, sentada sobre esta mesa, explicándole que tampoco me interesaba demasiado la velocidad, y que sí, que sólo utilizaba la red para navegar y que no recibía archivos de gran tamaño, y no solía conectarme a redes como el emule… ‘tú ya sabes… se incrementa la posibilidad de que te metan un virus y esas cosas y yo soy un desastre’. Y todo el tiempo sé que tenía la cabeza en el sexo. ‘Si haces una copia del disco duro eso no tiene demasiada importancia. ¿Guardas ahí algo importante?’ Lo dudaba. Me veía como una chateadora y poco más… cómo una calientapollas de salones virtuales. Y le dije: No. No guardo nada importante en ese trasto, porque lo único que necesito se encuentra en mi cabeza, eso es lo irremplazable. ¡Oh, entonces, interés! ¿Pero bueno, qué te pueden meter? ¿un troyano? ¿te robarían algo de valor? ¿tienes secretos de estado? No pero mira, tal como yo lo veo… esto es una ventana al mundo, igual que un bar… ‘yo me muevo por los bares y siempre hay gente pero no quieres conocer a todo el mundo, ni te interesa darte a conocer a todo el mundo, sólo a quién eliges…’ Claro, y hasta qué punto, matizó él. ‘Sí y para mí esto es igual… Yo elijo a quién me muestro y hasta que punto. Me gusta conservar siempre la posibilidad de elegir’. Las hormonas se han disparado y me da la razón. Se siente cómodo. Y yo le pregunto hasta preguntas de las que ya me sé la respuesta. Y él las alarga. Alarga todas las contestaciones y yo creo que eso es porque ya ha saltado el salvapantallas dos veces y ha comenzado a ver desnudos, desnudos femeninos de un erotismo apabullante… erotismo de otras épocas, desde las glamorosas chicas Ziegfeld hasta las contundentes y despampanantes modelos de los años 60 y 70 en poses que como poco resultan perturbadoras. Esta, por ejemplo, fue una de ellas.

.

aLGUNA MADURA
.

Y al final él me ofrece que llevemos cable hasta la habitación del fondo, dónde se encuentra el otro ordenador pero yo le digo que no es necesario, nunca lo sería y no tiene que ver con que no estemos solos porque yo he actuado como si lo estuviéramos, e incluso le toco varias veces a lo largo de esos 20 minutos, eso sí, procurando que viniese a cuento, el otro brazo, la cintura… pero porque la gente que nos provoca emociones es más difícil de olvidar y algunas huellas táctiles nunca se borran del todo… yo conservo varias… algunas que detesto y logran hasta revolverme el estómago y otras que me hacen cerrar los ojos dulcemente y suspirar… y sobre todo hablamos de las IP, y le muestro la página de mis estadísticas. ‘No sé qué página es esa’, dice. Sólo una por dónde se accede a las direcciones que te visitan. ‘¿Y qué importancia tiene que se sepa que eres tú?’. Ninguna sólo que a mí me gustaría contar con una IP más dinámica, no sólo semi-dinámica y que eso no se supiera… ya te lo dije, me gusta poder decidir ciertas cosas… Pero luego bromeo y hablamos de delitos y del gobierno y yo le acompaño hasta la puerta y él con ironía se despide diciendo que ciertas cosas sólo pasan en las películas y lo que ocurre es que la gente ve demasiada televisión. Pero yo ahí ya no le saco de dudas. No sé, tal vez tengas razón y sonrío, sonrío con la misma fuerza que le deseo y pienso que me gustaría volver a encontrármelo un día cualquiera, en cualquier otro lugar… Sé que le gustó esa metáfora acerca de los bares y me temo que pensé: ‘Si regresaras en algún otro momento…’ Sólo un deso, el deseo, otra vez los deseos, una vez más…

Y luego mi marido el viernes por la noche cuando le contaba todo esto me informó de que el chico si regresó.

– Ahora lo entiendo. -dijo. Aunque tampoco puedo asegurarte que fuera el mismo…

Pero eso no importaba. Yo creo que lo era y creo también que si él quisiera no le sería nada difícil acceder a este lugar. Es mi técnico, ¿no? Pues seguro que conoce la manera de desentrañar mis intrincados secretos, aunque sólo hay uno, uno importante y es que ya lo dicen en la biblia ‘polvo somos…’ ;)

Así que bueno, nada, besos si has llegado hasta aquí.

.

Vía: Erotismo y sexualidad de las criaturas

.

.

One Response to “– EL TÉCNICO –”

  1. Renton Says:

    La imagen de beber un vaso y frotarse la patata me ha impactado.

    ‘Si regresaras en algún otro momento…’ Sólo un deso, el deseo, otra vez los deseos, una vez más…

    Ya lo ha hecho… a través de tu recuerdo, ya sabes.

    _____________________
    ________________________

    Yo es ahora esto en una etapa que todo regresa en el recuerdo entre patatas pero que de hombres paso… que me tengo que hacer una cura de desintoxicación :))

    Más besos y sonrisas… Es impactante sí. Pero mú corriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s