EL TALLADO Y LA CÁMARA…

julio 3, 2008

.

.

Llegué cerca de la una y media. Ellos estaban el la otra pista, en la dos. En esa no hay manera de situarte en el medio. Tienes que quedarte en uno de los extremos. En la primera una pareja de jóvenes disputaba un partido. Quizás en otro momento me hubiera sentido fastidiada por la situación pero con esta nueva manera de afrontar los hechos trato de ver y aprovecharme del lado positivo de cada circunstancia.

.
Le llevaba a ‘D’ una ampliación de una fotografía suya en b/n, la mejor de las que le tomé, y a ‘D’ le encantó. Guernika mostró interés por verla y creo que se sorprendió gratamente con el resultado.

.
– Deberías hacer negocio -me dijo. En el próximo torneo te vienes con la cámara y los retratas a todos y luego el que quiera recuerdos que te los pague.

.
Se sentía orgulloso porque yo había cumplido y si ‘D’ hizo alguna crítica a mis espaldas por la tardanza en recibir las imágenes que le tomé por propia iniciativa… allí estaba sin que nadie hubiera que tenido que decirme nada.

.
Aún no lo he escrito pero el último día que estuvimos juntos en el Faro, mientras teníamos sexo me dijo:
– Si sigues portándote así follaremos más veces. Quiero que te portes bien en la Vida y que en el sexo hagas lo que te apetezca.

.
Ya, se pensará, que cómo consiento que me hable así… Bueno, el contexto importa. Primero no era un instante cualquiera: él era ‘Mi hombre’ en ese momento, y yo su Mujer. Un día cualquiera profundizo más en estos conceptos tan… voy a llamarlos ‘personales’. Y segundo Guernika está por completo convencido de que él ha sido quien me ha tallado como si yo hubiera sido cuando llegué a sus manos un diamante en bruto. Fue él quien descubrió que yo no era un vulgar trozo de vidrio porque así lo sentía y ahora creo que piensa que ha comenzado a pulirme. Quizás tenga alma de orfebre. Hace años cuando me habló de ella, de aquella mujer que quiso tanto y me dijo: ‘La modelé. La hice a mí y ya me había acostumbrado a ella cuando se fue…’, yo no era capaz de comprender como alguien podía estar diciéndome algo así en serio pero le convencí por instinto de que era lo mismo que había hecho conmigo:

.
– Y a mí. Tú me lo has enseñado todo.
– ¿Qué te he enseñado yo a ti? A ti no te he enseñado nada.
– Pero tú me despertaste.
– No. Tú ya estabas despierta y lo sabías todo. A ella la hice yo. No era nadie. ¡Qué engañado me tenía!

.
Con el tallado se trata de conseguir que toda la luz que entre en la gema se refleje hacia afuera concentrada en esos destellos brillantes tan especiales que todos hemos visto por lo menos alguna vez cuando nos hemos detenido a contemp… Así le he descubierto mirándome estos días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s