LA NOVELA MÁS ESPERADA

julio 10, 2008

Saludos.

He dudado muchísimo si enviar este correo o no. Éste es un mail mandado automáticamente a todas las direcciones que tengo guardadas de las personas que escribieron en la bitácora y mostraron interés en saber cuándo aparecía publicada la novela Politeísmos.

Si no tienes ningún interés en esta novela o si dejaste tu dirección por casualidad y luego te olvidaste, este correo te ha llegado por error. No lo respondas: no te llegarán más, y ninguna otra persona tiene tu correo electrónico, ya que estoy ocultando los destinatarios. Si te ha llegado dos veces, será porque dejaste dos direcciones distintas en la bitácora y me confundí. A nadie le gusta el spam. A mí tampoco.

Algunos de vosotros seguís leyendo y escribiendo en la página hasta la fecha. Otros no, así que os contaré rápidamente lo que ha pasado. Después de un año de espera y de envío a editoriales, en una me dijeron que sí. Me informó una persona que conocí allí, bajo cuerda, no de manera oficial. Naturalmente, me puse muy contento. Después pasó otro año en que no me informaron de nada, y hace un mes me llamaron y me pusieron delante el contrato más draconiano que había visto en mi vida. Si queréis más información. No tiene ningún desperdicio, y aprenderéis unas cuantas cosas sobre el mercado editorial español, que es para echarse a llorar. Por contrato, no percibía adelanto alguno. Por contrato, renunciaba a todos los derechos del libro. Por contrato, me comprometía a publicar con esta editorial para el resto de mi vida, teniendo que indemnizarla si se me ocurría irme a otra. Por contrato, me obligaban a acudir a los medios a decir chorradas, tele incluida. Por contrato, permitía que recortaran la novela, la cambiaran e hicieran lo que les apeteciera con ella.

Así que no firmé. Puede que sea estúpido, romántico, cándido y subnormal. Podría haber publicado. Habría estado en las tiendas, habría tenido una repercusión media. La editorial era independiente, mediana, no diminuta. No era Planeta, pero tampoco era Imagine, y si no digo el nombre es para no perjudicar a la persona que conocí allí, que podría ser despedida si realizo publicidad viral negativa bestial. Lo tenéis todo explicado aquí.

Podría haber publicado, sí. Pero otro libro. No el mío. Uno manoseado, “editado” y destruido. Y dije que no.

Así que no firmé, y tras dos años de espera y de depresión, consideré que ya estaba bien. Que no lo soportaba más. Que necesitaba librarme del texto para escribir otro. Que no estaba dispuesto a pasar por otros dos o tres años de espera de respuesta. Que no quería seguir enviando. Que ya había visto cómo funcionaba el mercado editorial, y no me interesaba. Decidí que iba a enterrar el libro bajo la cama y olvidarme.

Pero he tenido lectores fabulosos, que merecían leer el texto y mucho más, que estaban deseando tenerlo en papel, hablar de él y disfrutarlo. Y por esos lectores, subí la novela al sitio más lamentable de la red: http://www.lulu.com. Lulú no es una editorial, sino una imprenta bajo demanda. El libro sólo estará disponible por internet. Yo no gano ni un duro; lo he puesto ahí para que el que lo quiera tener, lo pueda tener. No he marcado beneficios. Lo podéis calcular: la novela tiene 480 páginas, la imprenta cuesta €13.45 y Lulú se queda de beneficios con 4,31. Yo, con nada. Ni lo quiero ni me interesa. Simplemente os aviso de que el libro está disponible, que lo podéis comprar si os apetece leerlo, que os llegará en perfecto estado, en papel, bien hecho, sin ninguna diferencia con un libro habitual salvo que sólo se comercializa por internet. Tiene ISBN, tiene una maquetación profesional. Es un libro. Y es el mío, el que yo escribí, el que quería que leyerais.

Lo podéis comprar aquí: http://www.lulu.com/content/2846620

Sencillamente hay que añadir a carro y seguir las instrucciones. El libro llega en una semana vía económico. Si pagas más gastos de envío, pues tarda menos. Lulú no acepta contrarrembolso y es una pena, porque a nadie le gusta comprar por internet. Lulú acepta tarjeta de crédito y paypal. Si no conocéis paypal (http://www.paypal.es/es), os lo recomiendo. Es el sistema más seguro de compra por internet. Simplemente te das de alta en la página y tu cuenta o tarjeta queda blindada: ninguna empresa la tendrá. Yo compré con tarjeta y mi cuenta sigue con el mismo saldo paupérrimo de antes de la transacción, así que certifico que sin paypal también se puede comprar. No pasa nada.

Todo el que quiera imprimírsela, ya puede hacerlo. El que desee donar un ejemplar a una biblioteca tendrá mi eterna gratitud, porque es ahí donde deben estar los libros. Y los lectores a los que les apetezca reenviar este correo a sus contactos porque creen en el libro, porque creen que esta novela merece la pena que se lea, sin más, que lo hagan. Yo no voy a ganar ni más ni menos dinero: yo no voy a ganar nada.

El escritor escribe para que le lean. Si uno solo de vosotros se imprime el libro que escribí y sudé durante tres años, se lo lee y le gusta, me doy por satisfecho.

Por si acaso ni siquiera recordáis de qué trata la novela, os la resumiré:

.

.

Politeísmos es una novela de fantasía realista, urbana, sucia y contundente, con una mitología elaborada de tipo chamánico, que da una vuelta de tuerca al tópico de los licántropos. La acción se desarrolla en el Madrid de finales del siglo XX y mezcla el realismo cotidiano con la fantasía desbocada, introduciendo los elementos sobrenaturales poco a poco, sin forzar nunca la credibilidad del lector y cruzando dos géneros de manera gradual. Los personajes trabajan en lugares auténticos, salen por bares que existen, pasean por parques que puedes visitar y se sientan en bancos en los que tú puedes sentarte. Compran preservativos en la farmacia y tabaco en el estanco.

Y llevan divinidades animales dentro que luchan por acabar con el alma humana.

Politeísmos es una novela de fantasía. Pero no es una novela de fantasía con orcos, elfos y bolas de fuego. Es una novela de ciencia-ficción. Pero no es una novela con naves, pistolas láser y seres de otros planetas.

Está en la delgada línea, en el punto en el que se tocan realidad y ficción; el punto en el que, si estiras las yemas de los dedos, puedes llegar al cielo, pero con los pies firmemente asentados sobre la tierra. Es una novela de contrastes entre lo más bajo y lo más alto. Se muestra con cinismo y humor la vida cotidiana de adolescentes que pertenecen a la tribu urbana de los siniestros, que juegan con espiritismos, toman drogas y practican el sexo, y se relata también el momento en que otros personajes se acercan a la crisis de los treinta años, se plantean si se han dejado domesticar por la vida, lo que han dejado atrás, lo que eran antes, lo que querían ser, lo que han perdido, lo que harán de ahora en adelante.

La acción comienza en un garito siniestro, en el que el protagonista, completamente borracho, se liga a una niña de instituto. El hilo conductor de la novela tiene veintiséis años, un mal carácter antológico, la boca muy grande y una sinceridad a prueba de escrúpulos —si le preguntan, dirá lo que piensa y no le importará lo más mínimo que la opinión destroce a su interlocutor de por vida—, viste de negro de la cabeza a los pies y es un hombre profundamente religioso. Álex —así se llama— es creyente; creyente hasta el desgarramiento, y eso le destroza por dentro.

Pero no es cristiano. Tampoco es satánico.

Es politeísta.

Cree en un chamanismo moderno basado en los tótems, animales guía, divinidades privadas, bestiales, que escogen a cada persona. Su dios interior es un lobo. Un grandísimo, violento, jerárquico, altivo, noble y sangriento lobo gris de la tundra.

Un siniestro de veintiséis años embutido en un sobretodo de cuero negro, que fuma sin parar y camina elásticamente sobre botas con remaches de acero, con una sonrisa desagradable estampada en la cara, que cree que es un lobo. Y lo es, por dentro. Si te atreves a discutírselo, puede que te tragues los dientes.

Si le pillas en un buen día, es posible que enarque una ceja, sonría torcidamente, tire la ceniza, se gire en la banqueta del antro, te mire con fijeza y te diga: “Dentro tienes dos almas: una es la humana, la que gobierna a la mayoría de la gente; es la que actúa cuando eres acomodaticio, mezquino y cobarde, cuando esparces tu basura y pudres el mundo en el que vives. Otra es el animal que la combate y la devora. Es la que te hace libre”.

Así engancha a su religión a tres chicas de diecisiete años, que comienzan a realizar ouijas y a ponerse en contacto —siempre de forma dudosa, podría tratarse de sugestión, podrían estar ellas moviendo la moneda— con sus dioses interiores: un zorro, un gato y un cuervo.

La novela tiene adolescentes, adultos, un antihéroe lleno de carisma, destrozado, pero que aún pelea, y un gran gurú argentino. Y dioses. Toda la fauna completa. Lobos salvajes, altivos, magníficos, con las orejas derechas, la cabeza gacha, el collarín del pelo erizado y un gruñido retumbando en el pecho. Hay cuervos agoreros, negriazules y violetas, que llenan el cielo cuando echan a volar en bandada, perros, apaleados y tristes, zorros oportunistas, gatos, coyotes burlones, ciervos extraordinarios con cuernas de un metro y una lechuza blanca y cándida con los ojos azules.

¿Dónde están estos dioses? Están dentro. Todos los personajes llevan los suyos, como una carga y una bendición, en el interior del cuerpo, al tiempo que viajan en autobús, reparten propaganda, trabajan de camareros, comen hamburguesas y se duermen frente a la pantalla del ordenador. Y si ellos, que son tan reales, los tienen, también los puedes tener tú.


Recibid un cordial saludo,

Álvaro Naira.

16 Responses to “LA NOVELA MÁS ESPERADA”

  1. yladah Says:

    María dijo

    He recibido tu correo y se fue al antispam rapidamente. Si no lo veo llegar ahí se queda. Te cuento esto porque lleva muchas direcciones y es probable que a la mayoría de la gente que se lo remitas le suceda como a mí y entonces ni lo verán. Yo te linkeo el correo desde el blog y mucha suerte. Trataré de solicitar la impresión de tu libro desde la biblioteca de mi ciudad. A ver si hay eso, suerte. Si todos nos organizamos y solicitamos lo mismo quizás podamos hacer algo. Una petición aislada nunca es suficiente pero muchas juntas podrán tener fuerza. Por qué no lo intentamos y lo movemos. Creo que es un bien para todos los que se sientan en tu lugar. No es que tenga interés en tu novela o no en principio ahora que ando tan liada con otro asunto pero… si tengo interés en tu lucha. Y creo que sería un adelanto.

    5 Julio 2008 | 06:08 PM

  2. Angela Says:

    Hola, de nuevo estoy aca , despues de algun tiempo de no poder entrar por custiones de estudio, pero bueno espero seguir con la terapia, que me hace tanto bien.
    Gracias por leerme y un abrazo.
    Angela.

  3. Pola Says:

    Alvaro, sólo decirte que admiro la decisión que has tomado con respecto a tu novela. Con semejantes condiciones sólo publicarán aquellos que permitan que sus escritos sean tratados como un producto y nunca como una obra donde cada frase y cada coma ha sido meditada. Te deseo muchos lectores que los mereces. En cuanto a la historia, pinta de lo más interesante. También me fascinan los mitos y relatos de hombres-lobo; ¿has leído alguna vez sobre la historia de Thiess el licántropo lituano?

    Un saludo.

  4. candelaarias Says:

    Pola, no sé si Álvaro va a venir a contestar o no. Yo si fuera él andaría bastante quemada y estaría, a estas alturas, para poca conversación. Desde aquí lo que pedimos no es compadreo, y perdóname, sino que ya que no os cuesta nada… los que estéis interesados en contribuir a un mundo más solidario, es que soliciteis en vuestras bibliotecas cercanas la compra de Politeismos. No os costará otra cosa que hacer una petición. Y las bibliotecas suelen comprar. De hecho yo siempre que he solicitado así ha sido. Luego te avisan a casa y tú vas a por tu libro. Y aprovecho a decirlo gracias a ti, porque me consta que la gente está entrando aquí y para que se lea la solución por la que apostamos. A ti gracias por dejarle un mensaje admirativo a este hombre que yo no conozco de nada.

    Buenas noches y a ver si él te contesta.

  5. candelaarias Says:

    Álvaro Naira dijo

    Aunque la verdad, es una idea bonita. Pedirla a bibliotecas. Así nadie se gasta su precioso dinero. Las bibliotecas aceptan peticiones, desideratas. Basta con rellenar un formulario. Habría que poner título y autor y, eso sí, poner muy clara la dirección de venta:

    http://www.lulu.com/content/2846620

  6. Pola Says:

    Candela, ya que dices que el hilo de comentarios debería centrarse en encontrar una salida al tema, me gustaría proponer otra complementaria a la tuya. Dado que el autor ha optado porque se pueda difundir su novela sin beneficio económico para él, me parece que podría llegar a mucha más gente y totalmente gratis, publicando un pdf con el texto desde cualquier sitio de Internet, como podría ser éste. La red nos permite publicar al margen de todo el mercado editorial, así que tenemos herramientas a mano para difundir nuestros escritos sin tener que pasar por sus filtros.
    Por otra parte, no me parece que esté de más el “compadreo”, visto como redes de iguales que se organizan para aprender juntos y difundir sus obras o pensamientos resultado de inquietudes comunes. Querría animar al autor y a todos los que lean este hilo, a que recuerden que precisamente lo que han escrito es lo importante y que pueden difundirlo libremente.
    Si hice el comentario que hice fue porque empatizo totalmente con el autor.

    Un saludo cordial.

  7. candelaarias Says:

    No, si tienes toda la razón Pola.
    Claro que no sobra animarlo y admirarlo. Y por eso esto se ha colgado aquí. Lo que ocurre es que él cuenta en su bitácora que durante dos años ha tenido comentarios a porrillo y burrada de enlaces que le han puesto. Pero a la hora de la verdad, lo que ocurre aquí en la Red es que durante mucho tiempo la gente te comenta o bien porque se aburre y encuentra en tu sitio un lugar donde pasar el rato, que es de puta madre, que yo no critico ninguna postura, o bien por peloteo bitacoril, comentan para que comentes. Y cuando tú lo que estás es trabajando porque eres consciente de que vender una novela está jodido…. y te ocurre que a pesar de todo, la subes a un sitio como Lulú… le ves el alma o la realidad a los que has tenido ahí detrás mucho tiempo. Y entonces pues a tomar todo por el culo. El tío está muy desanimado. Y yo más que el PDF utilizaría la bitácora misma, que para eso están. Pero él es consciente de que ha escrito un libro. Y los libros no quieren PDF. Imagino que para eso él no hubiera escrito. Y que escribió pensando en el puto papel.

    Luego yo diría que el título no es convincente. Y también que como cuenta el argumento tampoco. Pero no lo digo por sacarle fallos a nada. Lo digo porque la gente está acostumbrada a otra cosa y así lo va a tener difícil. El compadreo ya comienza en él. Y no me parece que funcione. Que ojalá que fuera todo y fuéramos todos mas naturales y sí pero ya sabemos que no.

    Un saludo :)

  8. Al Says:

    Buenas. Primero, gracias por la publicidad, pero vamos. Que da lo mismo. El que lo quiera que se lo imprima. Yo a estas alturas no voy a mover un dedo ya por la novela.

    Respecto al título: es un libro de literatura fantástica. Tiene un título de libro de literatura fantástica. Como Neuromante, como Dune, como Jitanjáfora, como Ygdrasil. Son títulos obtusos y cerrados que no dan información. La cubierta que has escogido no es la que puse al final: aunque a mí me gusta más ésta, no quedaba con bastante calidad de impresión. Pero da lo mismo.

    Respecto al resumen, es el que es. El que quiera navegar en mi bitácora encontrará otros cientos.

    Es un libro que parte de la novela juvenil para llegar a otra cosa. Que parte de la novela realista para llegar a la fantástica.

    Y ya está. A quien le guste, está ahí. A quien no, no.

    Y sí, estoy bastante cansado del asunto, Candela.

    A Pola: nadie en su sano juicio aguanta leer en pantalla una novela de 480 páginas en PDF. En la página de lulú puedes ver una previsualización de un par de páginas y ya sólo con eso se te revienta la vista. Y sí, pensaba acabar poniéndola en descarga gratuita. Pero para qué.

    Salud.

  9. candelaarias Says:

    María dijo

    Hay otra solución Alvaro. Una amiga mía estuvo intentando publicar y se desesperó. Entonces no probó en Lulú, probó en otras editoriales de autopublicación en papel. Y se lo estuvo pensando porque la oferta era razonable pero ella no vendía una novela. Vendía el contenido de su bitácora que tenía principio pero no fin que es lo que quiere todo lector. Nudo y desenlace. Pues si yo fuese tú y tuviera esa novela… la publicaría aquí. Hasta el Nudo. Y seguiría currándomela a través de la Red y la daría con cuentagotas. Porque total, dentro de unos meses poco perderías… Mientras procuro hacer crecer el interés, y entonces llegado a un punto haría algo que no soporta nadie, y es que lo dejen a medias. Pero para eso sólo te sirven lectores reales y no lameculos de bitácora, que hay no se sabe por qué muchos. Yo creo que es el aburrimiento, y si eres el tipo que he visto en unas fotos por ahí… puede que otra cosa. Si la novela capta realmente el interés del lector, entonces los beneficios que se lleva Lulú te los llevarías tú, que es lo justo. Porque la inversión sería tuya. Pero lo haría porque a ti se te nota que creías en tu novela. Y como dice tu amiga, tanto remar para… Bueno, te dejo ya, que era lo que te quedaba por aguantar. A mí y a otras como yo. Cuídate esa sonrisa .~)

    Vengo a contarte como me fue en la biblio y si me dijeron terminantemente que no por lo de la tarjeta y el pay pay.

    8 Julio 2008 | 02:42 AM

  10. candelaarias Says:

    Álvaro Naira dijo

    María, gracias por el supporting. Creo que ahora no tengo muchas ganas de seguir peleando por el texto. Quien lo quiera, que lo imprima. Quien no, que no lo haga.

    Respecto a las bibliotecas: puede que sea posible pedirlo y que acepten la desiderata. En cuanto apruebe la distribución de lulú (lo he estado retrasando y retrasando por si veía alguna errata de última hora o conseguía un depósito legal para introducirlo en el copyright, pero ya no tiene sentido seguir esperando) el libro estará también a la venta en Amazon en cosa de una semana. Y tal vez una biblioteca sí pueda comprarlo a Amazon. No lo sé. Ya te contaré.

    Saludos.

    8 Julio 2008 | 11:59 AM

  11. candelaarias Says:

    Álvaro Naira dijo

    Ya está aprobado para distribución, ahora mismo. Aparecerá en Amazon. No sé cuándo.

    8 Julio 2008 | 12:07 PM

  12. candelaarias Says:

    María
    María dijo

    Hola Álvaro, me explicas un poco mejor, como va eso de Amazón. Porque yo a todo este nivel virtual ando fuera de bolos. Si te soy sincera y si te digo que la tarjeta, aunque sea una chorrada me influye a la hora de comprar. Nunca la he utilizado y me corta mogollón. Y no lo voy a hacer. Luego venia a comentarte algo pero mejor te lo escribo por correo, que sólo te incumbe a ti. Venga, un saludo .~)

    Bueno una cosa: hace dos noches vi un libro que me interesaba y el autor decía que lo mandaba por correo y dedicado, aunque está en las librerías. Y se lo pedí a él contra reembolso, por supuesto. Y como ya sabes cual es mi motivo para no gastarme 17 euros o 18 euros en tu novela, tengo una petición que hacerte: que me vendas contrareembolso tu ejemplar u otro cualquiera. Si te parece bien, escríbeme. Si no ya te comento yo en otro momento lo que tenía que decir.

    10 Julio 2008 | 01:24 AM

  13. candelaarias Says:

    María
    María dijo

    Por supuesto, también corro con los gastos que ocasiones el enviarmelo por correos ;)

    10 Julio 2008 | 01:30 AM

  14. candelaarias Says:

    Álvaro Naira dijo

    Me ha encantado tu comentario, chipita. Ni emoticones, ni ánimo, ni pollas. Ya estamos más allá de eso. No me interesan las comidas de polla, ni las palmaditas en la espalda, ni la puta condescendencia. Lo compro, no lo compro. Lo leo, no lo leo. Me ha gustado, no me ha gustado. YA ESTÁ. “Acabo de comprado”. Perfecto. Para eso está, para el que tenga curiosidad y quiera leerlo. Esto no es una obra de caridad: no doy mucha pena y hay que comprarme un libro para que no llore, ea, mi niño, ea. El que necesite sentirse buena persona que se apunte a una ONG. Gracias.

    ME-LA-PE-LA-QUE LO COMPRÉIS O NO. No voy a ganar NADA. Y no, no voy a venderlo contrarrembolso. Primero, porque no lo vendo: lo regalo. Y segundo, porque es facilísimo: el que lo quiera, que use una tarjeta o paypal. ¿Nos da mucho miedo? Los bancos te hacen tarjetas para internet en las que meten el dinero justito que vas a gastar. Si todas las hordas de malvados devoradores de números de tarjetas te acechan en lulú, sólo se llevarán de crédito CERO. El que no quiera meter la tarjeta, que no lo compre. ME-LA-PE-LA.

    Por cierto, chipi. A ti, justo a ti, dudo que te guste. Es juvenil. Espero que al menos se la regales a algún chaval friqui que conozcas. Posiblemente le gustará.

    Salud.

    10 Julio 2008 | 02:44 AM

  15. candelaarias Says:

    Álvaro Naira dijo

    Oh, chipi. En tu segundo mensaje me pones un emoticón. Pero es muy mono, mi cabreo no iba por ahí xDDDD

    Bah. Ya me entendéis. Creo. Espero.

    10 Julio 2008 | 02:48 AM

  16. candelaarias Says:

    Ejemplo de frustrado. Tratad de sed buenos y solidarios y esto es lo que recibiréis a cambio. Ha llorado, ha dado pena y no le gustan los resultados. Entonces que nadie me pregunte que me pasa cuando no cuento si tengo problemas o no. Y si la autocompasión es mala o no. No cuento lo que me pasa porque a mí si que me la pela todo lo que me puedan decir los demás, en general. Es simple.

    Eres un bobo de los cojones y sólo tenía que decirte en privado que tu título es tan cojonudo que han pasado por aquí más de 2000 mil personas en dos días y sólo una se ha interesado por él. Andiamo lobito. Que tienes tú tanta idea de animales interiores como mi vecina de puerta, que debe estar tan frustrada como tú ;)

    Sobre lo de pasar tarjetas por la Red. Ni llevo reloj, ni leo el periodico ni veo la televisión. Y eso es como la biblia de la ácrata moderna. No entro por el trapo del consumismo y las facilidades de biberón y punto.

Los comentarios están cerrados.