La mandorla ignorada

julio 24, 2008

Una niña iba con sus padres. Era alta, muy alta, casi tanto como el guía, que era alto. A la salida de una iglesia prerrománica. Ella, la niña, insistía, ¿pero y la mandorla? ¿Y qué es eso? -le pregunta el guía. La niña, ella, trataba de explicárselo haciendo un gesto con las manos pero el guía contesta: ‘No, yo de términos religiosos no sé nada’. Pero enseña iglesias. Y sin embargo saben cobrar tres euros y a cuantos más mejor, sin importar que ni espacio haya para moverse en un palacio, por soltarte un rollo en tono cansino y ensayado, y contestar estupideces. Como puestos por el ayuntamiento, como las farolas pero sin iluminar nada. Como cuando la otra mujer le preguntó: ¿y por qué no borran esas pintadas? Quería decir: Manu y Yoli, febrero de mil novecientos y algo, en el interior de una joya que algún día ya lejano se cayó a pedazos, y otras similares. <<No. Eso no se borra>> -contesta el hombre. <<Ahí se queda de ejemplo. Porque esto hace un tiempo -años 50 y los que él tenía- estaba abierto al público y podía verlo cualquiera y entrar cualquiera>>. Sin embargo hoy que ni dejan que saques una foto, ni acerques la videocámara, podía leerse: Carlos, 7-8-06.

La mandorla yo tampoco sabía en que consistía ni dónde había que mirarla. Pero resulta que quiero aprender. Y aunque nunca me paguen por enseñar iglesias. Vergüenza me habría de dar no saber contestar las preguntas de las niñas inquietas.

Aureola de forma ovalada que enmarca la imagen de Cristo o de la Virgen en la pintura y escultura románicas.

Italianismo que significa almendra, representada por un óvalo o marco almendrado que circunda o rodea al Cristo mayestático, especialmente en el arte románico.

La imagen para verla como es, sin deformar, y entre otras mandorlas… mejor aquí.

<<In der Mandel -was stecht in der Mandel?
Das Nicht>>.

Y los versos de Paul Celan… en El latido erótico de la palabra en Mandorla

One Response to “La mandorla ignorada”

  1. ocrus Says:

    El latido cóncavo de la música

    Instrumento de ocho cuerdas, tensadas entre un clavijero y un cordal encolado a una caja, a lo largo de un mástil con trastes. Esas cuerdas van divididas en cuatro órdenes que se afinan, de grave a agudo Sol, Re, La, Mi (también a veces Mi, La, Do, Fa). La forma de pera o almendra de su caja es probable que contribuyese a fijar su nombre (en italiano mandorla es almendra), aunque algunos autores quieren hacer derivar su origen de la palabra pandora, de donde vendría mandora, o de vandora, de donde saldría bandurria y vandola. Hay modelos con la tapa inferior plana y otros que mantienen la forma del laúd renacentista, con costillas componiendo una especie de casco de barco…

    …Mandolina Napolitana (http://www.funjdiaz.net)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s