La mujer o los caracoles o la despedida definitiva…

julio 26, 2008

Caracoles, la cara llena de incrustaciones de pequeños caracoles como los que pueden verse en las rocas marinas. De lejos me parecieron pústulas, algo enfermo. Pero al acercarme más eran eso, la frente, los pómulos, el mentón, crías de caracol asilándose en su epidermis. Y aún así lo amaba, y aún así me dolía su actitud. Distante y frío, muy frío, para conmigo. Pero ahora será más fácil. Todavía. Leí el mensaje escrito en la pizarra…, como si me estuviera dando una lección. No sé qué habló con mi madre pero su postura era tajante. De la reconciliación amorosa a la peste. Escribo unas notas en un diario, entonces, al despertar. En un cuaderno donde no debería escribir nada que no se escribiera sobre la marcha. Pero acaso el sueño no es la andadura del espíritu.

Recuerdo aquellos besos, el contacto, la sensación de estar siendo envuelta en una crisálida de babas hermafroditas. Y cualquier día yo arrastraré mi casa a hombros, mi único hogar, que soy yo.

Leo acerca de la cara, <<que suele decirse que es el espejo del alma y que en los sueños eso es más cierto que nunca, que cuando las caras son normales carecen de significado profético, pero cuando en los rasgos o expresiones existe algo anormal, cada advertencia en un área determinada del rostro constituye una advertencia acerca de una posible deformación en las cualidades representadas por dicha zona, o la posibilidad de una enfermedad de la misma.>>

Aquello, en lo que más me fijé fue en su frente. Tan hermosa en otros sueños. Y en sus ojos, que de repente eran oscuros como el azul de la tormenta en la noche. Hundidos de amargura y dolor. Pero nuestros sueños somos nosotros. Y no hay nada en ellos que no nos pertenezca. Me callo o creo que voy a hacerlo pero me escucho e indago más en lo que sospechaba:

<<La frente simboliza el carácter y el valor, y cuando en sueños vemos a algún conocido (o a nosotros mismos) con una frente distinta a la que posee en realidad, lo que estamos viendo es un reflejo de su verdadero carácter… Y si la vemos cubierta de manchas es que tratará de traicionarnos vergonzosamente>>.

– EMILIO SALAS-

El inconsciente aflora poderoso:

Entorno insalubre. –

El caracol onírico vaticina el pronto traslado de un lugar a otro. –

Sea paciente con las gestiones emprendidas y con los resultados que espera obtener. –

Verlo meterse dentro de su caparazón: el nerviosismo y la impaciencia que usted demuestra, irritan a personas conocidas cuya ayuda y apoyo le resultan indispensable. –

Comerlo, aplastarlo: una decisión irreflexiva le causará algunos perjuicios. –

.

.
Pongo fin a esto con la recomendación de un cortometraje: EL SUEÑO DEL CARACOL

La imagen pertenece a CRISTINA DE COS-ESTRADA, a quien he descubierto hoy y de la que llaman mucho la atención sus mujeres sin boca, quizá destinadas a guardar secretos que no se quieren o deben confiar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s