– LOS PLANETAS RETRÓGRADOS – (un recorrido por nuestro paisaje interior) – ERIN SULLIVAN –

octubre 23, 2009

erin sullivan los planetas retrogradosUn misterioso principio interior rige la evolución de los planetas retrógrados. En su comportamiento, estos planetas se desentienden completamente de las reglas establecidas por los otros miembros del sistema solar. La introversión, la falta de integración social, pero también los procesos de interiorización y todo aquello relacionado con lo arquetípico, están vinculados a los planetas retrógrados. en todos los casos se relacionan con una manera intensamente personal y creativa de ver la vida.

.


.

(como siempre tres fragmentos al azar)

EL YOD SOLAR

Cuando el Sol es el punto focal en el punto medio inverso de dos planetas superiores, formando así una <<Y>>, un dilema fijo resulta activado por los tránsitos que afectan cualquiera de estos tres cuerpos. El yod escinde en dos direcciones las energías del planeta aislado en su base. Uno de los yods que con más frecuencia encontramos en los horóscopos entre 1940 y alrededor del 2035 es el formado por Neptuno en sextil con Plutón como la configuración <<Y>>, con cualquier planeta en el punto inverso de estos dos. Un yod se puede formar entre tres planetas cualesquiera, pero cuando el Sol es el planeta base de la <<Y>>, la configuración se da entre dos planetas retrógrados en ambas formas de quincucio con el Sol.

Al yod se le ha llamado el dedo de Dios o del destino. Es la mano de plata grabada, cerrada y apuntando con el índice que se usa para señalar el lugar de la Torah en que se hizo la última lectura y ha de comenzar la siguiente. Señala dónde se acalló la voz de Dios, y dónde ha de volver a empezar. De esta manera, el dedo de Dios escribe sobre el destino. (pág. 161)

.

Gauquelin se identificó con Aristarco de Samos, el revolucionario astrónomo griego que se atrevió a sugerir un universo centrado en el Sol, y también con Copernico, el hombre que mil ochocientos años después confirmó esta verdad. Michel sentía que el verdadero significado astrológico había quedado en gran parte oscurecido por los epiciclos de Tolomeo durante un lapso similar de mil ochocientos años. Sentía que él podía ser quien atravesara el velo y desencadenara la nueva revolución copernicana en la astrología al regresar en el tiempo para descubrir un factor perdido, factor que, según demostró, es operativo en el llamado <<efecto Marte>>. Gauquelin reconoció su deuda: <<Yo no descubrí el efecto Marte ex nihilo, sino porque existía ya una bibliografía  astrológica […] Durante su larga historia, la astrología ha conocido más de un ”Aristarco de Samos”>>. Fundamentalmente, Gauquelin encontró una vieja espada y supo forjarla de nuevo para para convertirla en un arma moderna.

De manera similar, Johannes Kepler vio facilitado su trabajo astronómico por detalladas observaciones de Tycho Brahe, quien había anotado con notable precisión el movimiento de Marte. Fue la exactitud de las mediciones de Brahe lo que constituyó la base de las leyes del movimiento planetario establecidas finalmente por Kepler. Gauquelin atribuyó su propia incursión inicial en la investigación estadística a la aspiración que le  proporcionó el trabajo de estos dos astrónomos. La primera compilación de datos y de resultados se refería a Marte, que se encuentra en la <<zona plus>> de Gauquelin para los atletas. (¡El hecho de que él mismo fuera uno de los principales jugadores de tenis de Francia, campeón del circuito de <<veteranos>>, debe haberle fastidiado bastante, ya que su Marte no se encuentra en los ángulos candentes que siguen al Medio Cielo y al Ascendente, sino en la <<zona insignificante>>!) Sin embargo su Marte retrógrado tenía otros planes para él. (pág. 198)

.

Para la persona, pasar de un imagen de sí misma bien definida a un ser amorfo puede ser alarmante, pero en última instancia, forma parte de una transformación más larga hacia un sentimiento de sí misma más creativo y centrado. Este resultado positivo se produce principalmente si el nativo tiene conciencia del proceso de cambio, porque de otra manera es posible que surjan un gran pánico y una tremenda confusión. El alma puede estar acosada por un dolor proveniente  de fuentes desconocidas – Weltschmertz (desengaño del mundo) – y como resultado buscar refugio en diversos rituales más o menos analgésicos: el alcohol, otras drogas, el fervor religioso, por no mencionar más que unos pocos. Idealmente, el nativo podría usar el año de la oposición para explorar con tranquilidad su mundo interior y compararlo con lo que siente que es más benéfico y útil en una visión de conjunto. Sin embargo, hacer esto a través de la nebulosa lente de Neptuno es bastante difícil, de modo que quizá sea el momento de que la fe, más bien que el control, represente el papel protagonista en el propio destino.

La disolución de la estructura del yo durante el año de la oposición puede ser equiparada con la solutio alquímica, en la que el resultado de la disolución del yo y en consecuencia de las impurezas  psíquicas es, en última instancia, un canal denso y menos adulterado a través del cual el yo podrá evolucionar en el futuro. El Sol progresado en oposición con el Neptuno natal puede revelar también el peor lado de la propia naturaleza, es decir, el lado histérico, en donde las fronteras individuales dejan de existir y uno se unifica literalmente con los demás o con el universo. Es necesario tener cuidado de no confundirse con los demás ni traducir dolor personal en dolor cósmico o viceversa. Esto significa estar alerta a la posibilidad de perder las propias fronteras en las relaciones -en todas ellas- e intentar controlar una ansiedad desbordada y sin objeto preciso. La meta final es conseguir un recipiente más puro, en el que el yo pueda contener las verdades y las maravillas cósmicas sin por eso perder la percepción del presente inmediato.

Personas famosas con Neptuno retrógrado

Robbie Burns (en amplia oposición con el Sol, extremo de un embudo)

Bob Dylan (único retrógrado, final de un diseño en locomotora)

Paul Gauguin (aislado)

Alec Guinness (único retrógrado, final de un diseño en locomotora)

Richard Nixon (pág. 290)

© 1992 by Erin Sullivan

.

.

.

– El HOROSCOPO del año 2010 – aries, tauro, géminis, cáncer, leo, virgo, libra, escorpio, sagitario, capricornio, acuario y piscis – AMOR, SUERTE, SALUD, DINERO – (Karma – Feng Shui – Mantra – Mandala – Pronóstico – Predicciones – Los arcanos del Tarot – Aprendizaje – Relación de Pareja – Simbolo – Signo – Arcano )

Octubre 17, 2009

.

.

3 Responses to “– LOS PLANETAS RETRÓGRADOS – (un recorrido por nuestro paisaje interior) – ERIN SULLIVAN –”


  1. EL MENSAJE DE LAS ESTRELLAS

    – Toda ciencia se convierte en poesía, después de haberse convertido en filosofía – NOVALIS –

    (no dudo de que la astrología fue una Ciencia hace dos mil o tres mil años)


  2. TE CONOZCO

    He tardado mucho tiempo en escribir este post, pero ya verás, merece la pena…
    ¡He escrito tu horóscopo!
    Ha sido un gran esfuerzo, porque apenas te conozco.
    Me gustaría que lo leyeras con calma y descubrieras cuánto saben lo astros acerca de ti:

    Necesitas que los demás te quieran y te admiren. Por eso, a veces, eres muy perfeccionista y te criticas excesivamente.
    Tienes un gran potencial en muchos aspectos, pero, por circunstancias externas, todavía no has podido desarrollarlo.
    Te auto-controlas hacia fuera, pero por dentro eres una persona con tendencia a preocuparte en exceso y no siempre tienes seguridad acerca de lo que haces: hay ocasiones en que te asaltan grandes dudas sobre tus decisiones.
    Por último, una característica muy destacada de tu personalidad: te gusta contar con ciertas posibilidades de cambio y variedad y te sientes insatisfecho cuando te ponen trabas y restricciones.

    En resumen: piensas independientemente y no aceptas la opinión ajena a no ser que te presenten pruebas contundentes.

    ¿Te identificas con el horóscopo que te he hecho?

    (seguir leyendo el Horóscopo que ha confeccionado para ti L.M)

    http://www.elhabitatdelunicornio.net/2007/06/28/te-conozco/


  3. ¡Devolvedme el cielo!
    Posted 8 Octubre 2009 by masabadell
    Categories: Astronomía, Debate, Pseudociencia

    El pasado verano, como cada verano, por la noche, me han asaltado dos sentimientos contradictorios: uno de asombro infantil y el otro de profunda tristeza.

    Lejos de las luces de las ciudades y las zonas de veraneo, uno puede levantar la vista al cielo y sentir el vértigo arrebatador de miles de estrellas, la fascinante y cautivadora visión de la Vía Láctea, esa banda lechosa que nos proporciona una hermosa y única visión de nuestra galaxia.

    Hoy Van Gogh sería incapaz de pintar su famoso cuadro de un café de Arlés bajo el cielo estrellado. Hoy nadie es consciente de las fases de la Luna o de que puede observar los planetas en el cielo. Recuerdo que una vez alguien me preguntó con verdadera sorpresa: ¿Es que se pueden ver? Venus, Mercurio, Marte, Júpiter o Saturno son simplemente nombre de objetos que se aprenden en la escuela. El Sistema Solar, el Universo, no son otra cosa que un concepto que nos enseñó el profesor de Ciencias Naturales. No es real, casi es una ficción. ¿Cuántas mujeres enamoradas podrían exclamar con Julieta “No jures por la Luna, por la inconstante Luna, que cada mes cambia en su órbita circular”?

    Hoy nadie ve, de noche en noche, de mes en mes, cómo cambia el aspecto del cielo, cómo desaparecen unas constelaciones mientras aparecen otras. Nadie se da cuenta de que unos brillantes puntitos muy luminosos, fácilmente discernibles porque su luz no parpadea, van mutando su posición en el cielo. Son los planetas. A ellos les debemos mucho, pues al querer explicar por qué se mueven de ese modo descubrimos que no estamos en el centro del cosmos, que no somos el ombligo del universo.

    Una simple mirada al cielo nos revela lo que siempre hemos sido sin saberlo: ciudadanos del cosmos. Y nos envuelve con un sentimiento de humildad, de lo poco que somos ante la oscura inmensidad que nos rodea, habitantes de una mota de polvo insignificante que gira alrededor de una pequeña estrella arrabalera en una de las miles de millones de galaxias que pueblan el universo. Pero no debemos olvidar tampoco lo importantes que somos pues, hasta donde sabemos, somos la única especie capaz de anunciar su existencia en el espacio. Construidos con los mismos átomos que los planetas, las estrellas y las nebulosas, somos una parte del universo que se ha hecho consciente.

    Ante todo esto, causa risa y estupor que aún sobrevivan creencias infantiles, residuos de viejas religiones, como la astrología, producto de un tiempo cuando se creía que el universo estaba diseñado por y para el ser humano y que todo estaba gobernado por unos dioses ininteligibles e inaccesibles. Decía Montesquieu que pensar que nuestros actos están escritos en el gran libro del cielo es una orgullosa extravagancia. ¿De verdad podemos creer que los planetas giran para decidir la forma de vivir nuestras vidas?

    Nuestra sociedad ha eliminado el cielo del vivir cotidiano. Por eso, si tiene la oportunidad de alejarse de las luces de la ciudad, o si al viajar de noche necesita parar para descansar, hágalo en un lugar oscuro y despejado y levante la mirada al cielo. Sentirán ese cosquilleo que recorre el espinazo al saber que están contemplando su hogar, su verdadero hogar.

    http://masabadell.wordpress.com/2009/10/08/%C2%A1devolvedme-el-cielo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s