LAS DOCE CASAS ASTROLÓGICAS – iniciación a una compleja tirada de Tarot –

octubre 26, 2009

<<Al hombre se le pide que haga de sí mismo lo que se espera que llegue a ser, que cumpla su destino>>.

PAUL TILLICH

.
Las Doce Casas y Los ángulos
.

¿Hay algún mapa que pueda guiarnos en el viaje de regreso a nosotros mismos?

ENTRAR

La carta natal astrológica es un mapa de esa naturaleza.

Es una imagen del cielo tal como se aparecía en el lugar y en el momento en que nacimos, que retrata simbólicamente nuestra propia y peculiar realidad, con su pauta innata y su íntimo designio. El conocimiento de la carta natal nos permite percibir qué cosas estaríamos haciendo naturalmente si no nos hubiéramos visto frustrados por la familia, la sociedad, y lo que es quizá más decisivo, por la ambivalencia de nuestra propia naturaleza.

(Te cuento, yo – que soy la persona que está editando esta entrada- también entré al trapo de este tipo de conocimientos; creo que buscaba ese mapa, entonces, y creo que lo habría seguido buscando mucho tiempo sin dar con él si no hubiera dado con la astrología pero…. mi pero contiene muchos pequeños peros y tendrás que quedarte cerca de mis conocimientos si deseas ser orientado en un ámbito en el que la mayoría se siguen aprovechando de lo que sin duda tú soportas peor de la Vida y es la incertidumbre a la que ésta te somete)

<<Sin embargo, mi propia experiencia me ha permitido descubrir que no sólo las casas no son más simples que los planetas y los signos, sino que quizá sean incluso más sutiles. Y, ¿cómo podría ser de otra manera, cuando finalmente todos los nacidos un día determinado han de tener los mismos planetas en los mismos signos, en tanto que los emplazamientos planetarios en las casas dependen del más individual de todos los factores, el momento del nacimiento? Por lo mismo que son tan individuales, las casas dibujan un mapa de un destino muy individual, y son dignas de interpretación y de un análisis mucho más detallado de lo que generalmente ofrecen los textos de astrología>>

LA PREMISA FILOSÓFICA EN LA CUAL SE BASA LA ASTROLOGÍA PSICOLÓGICA ES QUE AQUELLO QUE ES REALIDAD PARA UNA PERSONA BROTA DE SU PROPIO PAISAJE INTERIOR DE PENSAMIENTOS, SENTIMIENTOS, EXPECTATIVAS Y CREENCIAS.

LIZ GREENE

fragmentos del libro que vamos a frecuentar los próximos días:

‘LAS DOCE CASAS’

HOWARD SASPORTAS

.

.

– El HOROSCOPO del año 2010 – aries, tauro, géminis, cáncer, leo, virgo, libra, escorpio, sagitario, capricornio, acuario y piscis – AMOR, SUERTE, SALUD, DINERO – (Karma – Feng Shui – Mantra – Mandala – Pronóstico – Predicciones – Los arcanos del Tarot – Aprendizaje – Relación de Pareja – Simbolo – Signo – Arcano )

Octubre 17, 2009

.

.

4 Responses to “LAS DOCE CASAS ASTROLÓGICAS – iniciación a una compleja tirada de Tarot –”


  1. EL MENSAJE DE LAS ESTRELLAS

    – Toda ciencia se convierte en poesía, después de haberse convertido en filosofía – NOVALIS –

    (no dudo de que la astrología fue una Ciencia hace dos mil o tres mil años)


  2. TE CONOZCO

    He tardado mucho tiempo en escribir este post, pero ya verás, merece la pena…
    ¡He escrito tu horóscopo!
    Ha sido un gran esfuerzo, porque apenas te conozco.
    Me gustaría que lo leyeras con calma y descubrieras cuánto saben lo astros acerca de ti:

    Necesitas que los demás te quieran y te admiren. Por eso, a veces, eres muy perfeccionista y te criticas excesivamente.
    Tienes un gran potencial en muchos aspectos, pero, por circunstancias externas, todavía no has podido desarrollarlo.
    Te auto-controlas hacia fuera, pero por dentro eres una persona con tendencia a preocuparte en exceso y no siempre tienes seguridad acerca de lo que haces: hay ocasiones en que te asaltan grandes dudas sobre tus decisiones.
    Por último, una característica muy destacada de tu personalidad: te gusta contar con ciertas posibilidades de cambio y variedad y te sientes insatisfecho cuando te ponen trabas y restricciones.

    En resumen: piensas independientemente y no aceptas la opinión ajena a no ser que te presenten pruebas contundentes.

    ¿Te identificas con el horóscopo que te he hecho?

    (seguir leyendo el Horóscopo que ha confeccionado para ti L.M)

    http://www.elhabitatdelunicornio.net/2007/06/28/te-conozco/


  3. ¡Devolvedme el cielo!
    Posted 8 Octubre 2009 by masabadell
    Categories: Astronomía, Debate, Pseudociencia

    El pasado verano, como cada verano, por la noche, me han asaltado dos sentimientos contradictorios: uno de asombro infantil y el otro de profunda tristeza.

    Lejos de las luces de las ciudades y las zonas de veraneo, uno puede levantar la vista al cielo y sentir el vértigo arrebatador de miles de estrellas, la fascinante y cautivadora visión de la Vía Láctea, esa banda lechosa que nos proporciona una hermosa y única visión de nuestra galaxia.

    Hoy Van Gogh sería incapaz de pintar su famoso cuadro de un café de Arlés bajo el cielo estrellado. Hoy nadie es consciente de las fases de la Luna o de que puede observar los planetas en el cielo. Recuerdo que una vez alguien me preguntó con verdadera sorpresa: ¿Es que se pueden ver? Venus, Mercurio, Marte, Júpiter o Saturno son simplemente nombre de objetos que se aprenden en la escuela. El Sistema Solar, el Universo, no son otra cosa que un concepto que nos enseñó el profesor de Ciencias Naturales. No es real, casi es una ficción. ¿Cuántas mujeres enamoradas podrían exclamar con Julieta “No jures por la Luna, por la inconstante Luna, que cada mes cambia en su órbita circular”?

    Hoy nadie ve, de noche en noche, de mes en mes, cómo cambia el aspecto del cielo, cómo desaparecen unas constelaciones mientras aparecen otras. Nadie se da cuenta de que unos brillantes puntitos muy luminosos, fácilmente discernibles porque su luz no parpadea, van mutando su posición en el cielo. Son los planetas. A ellos les debemos mucho, pues al querer explicar por qué se mueven de ese modo descubrimos que no estamos en el centro del cosmos, que no somos el ombligo del universo.

    Una simple mirada al cielo nos revela lo que siempre hemos sido sin saberlo: ciudadanos del cosmos. Y nos envuelve con un sentimiento de humildad, de lo poco que somos ante la oscura inmensidad que nos rodea, habitantes de una mota de polvo insignificante que gira alrededor de una pequeña estrella arrabalera en una de las miles de millones de galaxias que pueblan el universo. Pero no debemos olvidar tampoco lo importantes que somos pues, hasta donde sabemos, somos la única especie capaz de anunciar su existencia en el espacio. Construidos con los mismos átomos que los planetas, las estrellas y las nebulosas, somos una parte del universo que se ha hecho consciente.

    Ante todo esto, causa risa y estupor que aún sobrevivan creencias infantiles, residuos de viejas religiones, como la astrología, producto de un tiempo cuando se creía que el universo estaba diseñado por y para el ser humano y que todo estaba gobernado por unos dioses ininteligibles e inaccesibles. Decía Montesquieu que pensar que nuestros actos están escritos en el gran libro del cielo es una orgullosa extravagancia. ¿De verdad podemos creer que los planetas giran para decidir la forma de vivir nuestras vidas?

    Nuestra sociedad ha eliminado el cielo del vivir cotidiano. Por eso, si tiene la oportunidad de alejarse de las luces de la ciudad, o si al viajar de noche necesita parar para descansar, hágalo en un lugar oscuro y despejado y levante la mirada al cielo. Sentirán ese cosquilleo que recorre el espinazo al saber que están contemplando su hogar, su verdadero hogar.

    http://masabadell.wordpress.com/2009/10/08/%C2%A1devolvedme-el-cielo/


  4. NADA DEL OTRO MUNDO

    Los mellizos “Jim” (Jim Lewis y Jim Springer) fueron estudiados allá por los años 80. Y se descubrió algo sorprendente: a pesar de que habían sido separados desde pequeños, sus vidas habían sido prácticamente paralelas…

    Ambos se habían casado con mujeres que se llamaban Linda. Después, se habían divorciado. Y los dos, después, se casaron con mujeres que se llamaban Betty. Los dos tenían un hijo llamado James Alan y perros que se llamaban Toy, fumaban cigarrillos Salem y tenían un Chevrolet.
    Además, trabajaban de ayudantes de sheriff, se comían las uñas y tenían en su jardín bancos circulares blancos alrededor de los árboles. Compartían, por último, jaquecas desde los dieciocho años y amagos de infarto desde los cuarenta. Incluso se supo que habían adelgazado y engordado al mismo tiempo…

    Las semejanzas de los “Jim” eran impresionantes y fueron utilizadas como argumento por muchos investigadores partidarios de que los genes gobiernan nuestra conducta. Aducían que si dos gemelos mellizos criados por separado actuaban de modo tan similar era porque al tener los genes idénticos su naturaleza les llevaba a hacer las mismas cosas.
    Esto parecía un argumento a favor de la decisiva influencia de la genética en nuestras vidas. Viendo las vidas paralelas que habían seguido los “Jim”, parecía claro que los genes deciden hasta el nombre que va a tener la persona de la que nos enamoramos…

    Arrasmith2.jpg

    El argumento de los mellizos con vidas idénticas parecía irrefutable hasta que a alguien se le ocurrió probar a hacer la misma comparación vital con personas que no compartían genes. Y así encontraron a dos personas que no tenían nada que ver llamadas Patricia Ann Campbell, nacidas el 13 de Marzo de 1941 en diferentes estados y sin ninguna ligazón familiar. A pesar de ser completamente ajenas, estas dos Patricias eran hijas de señores llamados Robert, trabajaban como tenedoras de libros, habían estudiado cosmética, eran aficionadas a la pintura al óleo y se habían casado con militares con 11 días de diferencia entre una boda y otra.

    Conclusión: la genética, probablemente, sólo nos da un potencial que luego el ambiente irá moldeando. Es difícil ver la influencia de la genética en actos tan concretos como la elección del nombre de nuestra pareja…

    Pero eso sí, estas investigaciones nos ayudan a descubrir que, en el fondo, no somos nada originales, aunque nos guste ignorarlo.

    Arrasmith1.jpg
    Todos nos parecemos un poco y, si escogemos dos personas al azar, veremos que hay en sus vidas muchos actos similares.

    Porque tampoco es tan raro nacer un 13 de Marzo, tener un perro que se llama Toy, estudiar cosmética o tener en el jardín bancos circulares de color blanco.

    No somos nadie. Y es bueno saberlo: aumenta nuestra tolerancia al fracaso.

    http://www.elhabitatdelunicornio.net/2009/08/25/nada-del-otro-mundo/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s