.

‘Quienes no han pasado el proceso de individuación, tengan la edad que tengan, tienden a pensar que los demás o bien son lo mismo que ellos, o deberían serlo’.

‘The Development of Personality’

C. G. Jung

.

Estoy releyendo un libro de un autor que me mostró algunas cosas interesantes sobre mí como ser humano; y lo hizo de manera muy amena y constructiva: ‘El Hilo Mágico’ de Richard Idemon. El libro lo constituyen las transcripciones de sus conferencias con participación viva de los oyentes.

minotauro

¿A qué se refiere el título escogido? ¿Os acordáis de Minos de Creta que tenía una hija llamada Ariadna?

Teseo, el héroe, seduce a Ariadna, de quien recibe un hilo de oro, cuya magia consistía en que si su portador se situaba a la entrada del laberinto y desenrollaba el áureo hilo mágico, éste iría conduciéndolo por el camino que llevaba al corazón del laberinto, donde vivía el Minotauro. Y así fue…

.

Dioses de los griegos i

.

Preguntémonos:

qué es un mito.

Idemon (amante de Jung) dice que es una historia metafórica, una metáfora utilizada para describir una percepción de la realidad. Los mitos pueden ser personales, sociales y colectivos, o transpersonales. Dice que cada sociedad tiene los suyos propios. Algunos son universales y entonces los llamamos arquetípicos. Algunos son sociales y se dan en el seno de una sociedad determinada.

No sólo elaboramos mitos en un nivel colectivo y social, sino que también tenemos nuestra propia mitología personal. El problema es que la gente no sabe que eso es su mitología. Lo que dicen es: <<Bueno, en esto está centrada mi vida, y estos son los hechos. Así son las cosas para mí>>. Pero no lo ven en función de que todo eso es un mito… La realidad está en los ojos de quien la contempla (dos individuos distintos observarán realidades distintas; incluso acerca de la misma madre).

Me gusta el ejemplo que él ofrece, así que voy a transcribirlo.

Imaginaos que vais caminando por la calle y veis a una amiga, vuestra mejor amiga, que se escabulle a toda prisa (fácil que alguno me vea a mí hacerlo) por la acera de enfrente, mientras con una mano se oculta la cara. Bien acabáis de observar un fenómeno, pero la cuestión es cómo lo interpretáis. Pues eso depende de cuál sea vuestra percepción, vuestro primer impulso, lo que a su vez se basa en vuestro mito sobre quienes sois y cuáles son vuestras relaciones con los demás y con el universo. Es decir que lo que suceda dependerá de vosotros, que tanto podéis decir: <<Oh, va a toda prisa a encontrarse con su amante>> (fácil que mi mejor amiga lo pensase), como: <<Pobre mujer, seguro que le duele una muela y va corriendo al dentista>>, o <<Me vio con este vestido nuevo que era el que a ella le gustaba y estará furiosa conmigo>> o <<Me ha llamado un par de veces sin que yo a mi vez la llamara, así que con toda seguridad no quiere volver a hablar conmigo>> (que también ha sucedido). Pues bien, ¿cómo verifica uno si sus percepciones tienen alguna base en los hechos reales? Comprobándolo, ¿verdad? Quiero decir que es de esperar que, si tenéis una buena relación con esa amiga, la llaméis para decirle: <<Me crucé contigo, pero ibas con tanta prisa por la calle que me quedé pensando si no me habías visto o si te pasaba algo>>, y entonces podréis aclarar las cosas.

En realidad yo no me tapaba la cara. Yo me sujetaba el auricular en el oído, por eso se lo pareció, que torcía la cara. En realidad yo no la vi. Lo que ocurre que llevaba prisa porque me cerraba la librería y quería llegar… Pero es así como suceden la mayoría de nuestros <<malos entendidos>>. Entonces es importante cotejar con la realidad de la otra persona. Pero si nos dejamos llevar por una de esas interpretaciones, por ejemplo la del vestido… quizás ya nunca la llamemos. O a partir de ese momento seamos falsos con nuestra amiga y ella sin tener idea siquiera de lo que sucede…

.

Dioses de los griegosii

.

Dioses de los griegos iii

.

* El documental fue ofrecido por Odisea, y mi agradecimiento para theaglaukopis , que es quien lo ha subido a la Red

Icono de canal