La caballerosidad no es el erotismo. Las flores no son el erotismo. La caricia no es el erotismo. El erotismo para el hombre es una región aparte, resplandeciente y tormentosa, siempre deseada, y siempre huidiza, que aparece y desaparece como un espejismo.

Francesco Alberoni. ’El erotismo’

Eric Bottero Pronovias 1

– El segundo mecanismo capaz de crear uniones sólidas es la Pérdida. Vimos que el primer mecanismo se fundamenta en muchos encuentros emocionantes en los que se produce una Vibración que revela algo de nosotros mismos y de la otra persona: aquello que llamamos: Algo Más. El algo más es el conocimiento de aspectos y dimensiones de nosotros mismos que eran ignotos; es la Gnosis. Cada encuentro sucesivo con la misma persona, es, pues, un pase adelante en el camino del conocimiento, es pues una profundización. De nosotros, de nuestra fortaleza, de aquello que somos y podemos ser. No es una revelación que tenemos desde un principio, sino una trayectoria epifánica. El segundo encuentro produce una nueva emanación, un nuevo asombro y lo mismo ocurre con el tercero, el cuarto, el enésimo. Sólo el conocimiento, el saber tiene esta posibilidad de crecer incesantemente, sin repetirse, sin agotarse…

Eric Bottero Pronovias 2 Elixir

– Hay quienes permanecen mucho tiempo en este estado y dicen entonces que se enamoran continuamente. Otros tienen la impresión de estar enamorados al mismo tiempo de diferentes personas. En realidad todavía no hay enamoramiento. Cuando aparece, la relación con la persona pasa a ser exclusiva total. Si se quiere apartar la imagen amada, vuelve, se impone. Y simultáneamente se manifiestan todas las características del estado naciente.

 Eric Bottero portaretrato

– Quién no está enamorado no recuerda más la experiencia amorosa, no puede hacerla revivir. La memoria masculina es memoria del encuentro erótico y de lo que en aquel momento se relacionaba con el erotismo. Todo el resto se anula, sobre todo los sentimientos.

El erotismo femenino está impregnado de evaluaciones, de expectativas, preparativos, y juicios, de acercamientos lentos, de conocimiento, de apertura y de descubrimiento.

– A veces basta una música para conmovernos, para hacernos llorar. El llanto en el hombre es casi siempre un síntoma cierto de un amor que nace.

 Eric Bottero portaretrato Kossiky

– El deseo de los demás es parte de nuestro erotismo, lo alimentamos, pero después, tanto el hombre como la mujer quieren tener al objeto amado para ellos.Y es el tercer mecanismo que puede crear una unión. La indicación, el deseo de los demás que excita el nuestro.

La persona enamorada queda paralizada por su mismo amor, es tímida, incapaz de valerse de las artes seductoras que conoce. El amor verdadero desarma. La mujer enamorada hace un uso muy torpe de las artes de seducción. Lo único que logra sin dificultad es embellecerse, ser agradable, dulce. Por otra parte tampoco quiere hacer más porque el verdadero amor exige que el otro elija libremente.

Eric Bottero Joal

En la mujer el olor del Cuerpo y el aliento son una condición indispensable para que la relación prosiga. Si el olor es agradable puede continuar. Averiguado el olor pasa al sabor

– El enamoramiento empieza siempre a través de exploraciones, intentos, parte de los cuales no se desarrollan. En estas exploraciones una persona puede encontrarse inseguro entre dos polos de atracción. Pero aún no se puede decir que esté enamorada.

– Cuando una persona cambia, se transforma, adquiere experiencias profundamente nuevas, se encuentra en condiciones de poder enamorarse otra vez. Por tanto una vida larga e intensa difícilmente puede caracterizarse por un sólo y único amor.

Eric Bottero erótic

Estos Momentos de Discontinuidad son por lo tanto, instantes en los que el sujeto se abandona. Se abre. Nosotros nos resistimos siempre al amor, al impulso de soltarnos. No percibimos los impulsos que nos solicitan. Pero llega un momento que abandonamos las defensas, nos abrimos y nos rendimos…

¿Qué es el Flechazo? El producto de la decisión de abandonarse al proceso de la fascinación

– En cambio cuando un sujeto se defiende de la seducción amorosa, cuando no quiere ceder, el proceso ocurre por etapas sucesivas, por sucesivas pequeñas revelaciones, por sucesivos Momentos de Discontinuidad.

El enamoramiento no es un acto, es un Proceso. Es una sucesión de revelaciones, de angustias, es una sucesión de pruebas

El amor para durar debe convertirse también en Confianza, también en Estima. Es decir, debe adquirir algunas de las propiedades de la Amistad.

– ¿Cuáles son los mecanismos fundamentales en los que se funda el Amor?… 1) el principio del placer. 2)la pérdida. 3)La indicación. 4)El Estado Naciente

El placer refuerza el vínculo. La frustración lo debilita.

– El amor del enamoramiento se presenta como algo que se apodera de nosotros contra nuestra voluntad, a veces como una locura; como una enfermedad de la que queremos liberarnos. Así amamos a las personas en las que no tenemos confianza, que nos traicionan. Y seguimos amándolas a pesar del dolor, a pesar de la desesperación, a pesar del odio

La Pérdida no se limita a revelarnos un amor que ya existe, contribuye a crearlo.

Amamos lo que nos ha dado placer pero también amamos aquello que nos ha salvado de la nada. Aquello a lo cual hemos dado Vida y conservado con Vida.

El amor de los hijos por los padres es distinto del de los padres por los hijos. El amor de los hijos nace del principio del placer, es decir, de la satisfacción de las necesidades, como la amistad o el vínculo erótico. El de los padres, en cambio, nace de la dedicación, del olvido de si mismo

– ¿Qué es la indicación? Son los demás, con su deseo, quienes nos indican qué es deseable

– Muchos sostienen que sobre el amor no se manda. Depende de que Tipo de Amor. Muchos grandes amores son sólo chifladuras, caprichos, arrebatos pasajeros. Incluso el verdadero enamoramiento comienza siempre con Exploraciones y para desarrollarse necesita de nuestro consentimiento, de nuestra complicidad

En la adoración divistica. Si el otro no nos ama, no sufrimos. Mientras que en el verdadero enamoramiento, si el otro no nos ama, sufrimos terriblemente.

– El Hombre de Turín habría jurado de buena fe, que amaba a su prometida, convertida luego en su mujer. En realidad sólo la quería mucho. Pero seguía amando a la otra. Y no se libraría de este amor más que con un nuevo gran enamoramiento. Sólo el Enamoramiento tiene el poder de penetrar en el pasado y redimirlo

 Eric Bottero Pronovias calle

– El más estupendo relato de la sexualidad que se convierte en amor es ’Lolita’ de Navokov... Otras veces al contrario, el enamoramiento como atracción espiritual, languidez, deseo de cercanía…

Cuando nos enamoramos, en el proceso de Historización, contamos a la persona amada qué hemos sido, y cómo nos hemos convertido en lo que somos. En este recorrido del pasado los encontramos y los despertamos. Ellos son como demonios durmientes y encadenados (Yoes Previos), demonios que nos pueden proporcionar fuerzas extraordinarias.

Apuntes tomados de los libros de Francesco Alberoni en el dietario del año 2000

 

Eric Bottero Vesta

PAGINA WEB del fotógrafo francés: ERIC BOTTERO