‘… y entonces me llevo el índice a la oquedad oscura y chorreante que hay entre mis labios inferiores. El clítoris está gordo y me palpita y yo me distraigo ahí unos segundos y luego aprisiono mi dedo entre los dientes, lo lamo con la punta de la lengua y me preparo para hacer una llamada oculta, la única que pensaba que no haría, y le llamo a él… ¿A quién si no?’

Sabbat (cuando era el amante del hombre de los ojos azules) ≤ Nadha (sólo la Amante)

 

 

el cl�toris, la vulva, el sexo, el monte de venus, el pubis

A veces algunas culturas…

El clítoris es el símbolo masculino de la mujer. Cada ser para los dogon y los bambara del Malí, nace con dos almas de sexo opuesto. El clítoris contiene el alma macho de la mujer, de ahí el sentido de su escisión que, suprimiendo la ambivalencia natural, confirma a la mujer en su sexo. El clítoris escindido se transforma en → escorpión (GRIH)

En el hombre es el prepucio lo que contiene su alma femenina. La circuncisión corresponde entonces en él a la escisión, confirmando su carácter viril

compas de no incertidumbre

 

 

 

«El sudor corre por mi cuerpo, me estremece un escalofrío, me vuelvo más verde que la hierba, ya falta poco, me siento morir»

 

– SAFO –

 

BAILARINA ACROBÁTICA EGIPCIA

 

Dos personas distintas habitan en nuestro cerebro, unidas como mellizos siameses, a lo largo de la línea media. Una de ellas es verbal, analítica, dominante. La otra es artística pero muda, casi misteriosa en su totalidad