‘Aunque la noche, / conmigo, / no la duermas ya, / sólo el azar nos dirá / si es definitivo. / Que aunque el gusto / nunca más vuelve a ser el mismo, / en la vida los olvidos / no suelen durar. //’

– Jaime Gil de Biedma –

 

 

Michal Macku

 

¿En qué consiste la técnica de Precipitar el Pasado y eso de la teoría (política) de las vías muertas?

Para Kasandra consiste en intuir un final; más que verlo, llegar a él y tocarlo, presentirlo… ahorrarse una dolorosa caminata o trayecto donde habrá más pesar que felicidad. Imagínate que has llegado a un punto de tu vida en que sufres, digamos que por un percance sentimental. En vez de sentir únicamente todo ese dolor y miedo, que se conjuga ante la perspectiva de poder perder definitivamente a otro… preguntarse inmediatamente:

 

¿y qué salgo yo ganando si eso sucede?

Ese es el interrogante mágico. Si uno es sincero con uno mismo siempre habrá cosas que se te ocurran, ¿o no? ¿Qué te frena a dejar partir el Pasado? ¿el estigma de la soledad? Ahí haces una retrospectiva. Y tomas conciencia de las veces que te has sentido sola, más que sola/o, desconsolada/o, en esa relación. Eso aunque no lo creas suma puntos en la parte de tu haber y en el descrédito del otro (seamos civilizados pero sin una pizca de enodiamiento tienes más que difícil tu pronta recuperación; el enodiamiento es la sal de la vida cuando te acercas peligrosamente al desamor: condiméntalo a tu gusto; kasandra está habituada a comer soso; no necesita mucha sal de esa sal, la justa y necesaria…)

Pero sólo funcionará si reconoces que el amor es eso que a uno le hace sentirse bien y no mal, apreciar la belleza y no experimentar la opresión de la fealdad.

Puedes tomar la postura de compadecerte de ti mismo /misma pero es una pérdida de tiempo supina (estúpida). La adaptación consiste en que los que mejor se adaptan al medio sobreviven. En un Duelo (no hablo de la muerte de un ser querido; nos limitamos a frivolizar lo que sin duda es frivolizable) te sientes en un medio hostil: desvalido, frustrado, furioso… Ahora bien si no te procuras una actividad paliativa que logre obsesionarte… es difícil que la idea recurrrente del dolor parta, y regrese y regrese. Sin embargo, centrarse en un objetivo ajeno al ámbito de las emociones Ayuda. Pero es justo ahí donde ni yo ni nadie puede ayudarte. Sólo tú. Que no es sólo otro. Si lo basas en otro… puede salirte bien, claro que sí, o puede volver a salirte como una cagada. Yo creo que es mucho mejor partir de la independencia para »curarse del mal de amor»; así cuando encuentres algo (otro especimen humano, por ejemplo) lo mirarás con los ojos del ¿y éste? Y no pretenderás que venga a ocupar ningún hueco que ningún otro ser saLadino haya ocupado. Tú y sólo tú eres tu Tierra Santa. Tú y sólo tú tienes que defenderla y no permitirle a nadie que te haga sentir despojada. Tampoco culpar a nadie. Culpar no es Crecer. Crecer es la única solución para todo. Crecerse por encima de las dificultades, del dolor, de lo que sea, si es posible…

Michal Macku 21

¿Y las noches? -te preguntarás. Porque claro, el argumento de la congoja se adhiere a ellas como una lapa obstinada a su roca, y es cuando más echas a faltar los besos que te calmarían el ansia y el abrazo futuro que no está … Las noches hay que pasarlas. Pero todo mejora al día siguiente, si cuentas con esa actividad que logre inmiscuirte a tiempo completo dentro de ti; y yo no te recomendaría nunca una huída (anestesia) por medio de farmacologías y similares. No pienses que experimentar el dolor emocional va a matarte porque no lo hará. Al contrario dejará su poso en ti. Y el poso del dolor que se acepta y se comprende es dulce y no amargo.

Michal Macku 22

En cuanto al olvido… a nadha le gusta inmersionar en él pero como si fuera otras, una ajena que ni siquiera estuvo allí porque ha olvidado, como llegó… Será porque es adicta a aquellos versos de Biedma, ‘Happy Ending’. Yo encuentro positivo construirme una narrativa pero te diría más, mágica y casi transpersonal. Contigo puede funcionar mejor la música, las artes plásticas… yo que sé, eso ya es al gusto; o al gusto de los sentidos…

…el dolor no tiene que nutrirse de ti, tiene que hallar un curso por el que expresarse e ir a alimentar el océano del Mundo Invisible; ahí es donde el dolor puede ser una componente útil, porque puede trasmutarse en Arte o como poco en arte, aquello que es capaz de generar sensaciones en algunos; unos somos más cinestésicos y táctiles que otros, unos más dúctiles para la vista, otros frágiles de oído…

Michal Macku 23

Lo único importante es reducir al mínimo posible el sufrimiento personal. No alargarlo. No volvernos avaros con él y por tanto masoquistas. Pero si te gusta atesorar Dolor… Allá tú. Nosotras estamos seguras de que No. Y de ti depende permitir cuánto dejas que te duelan las cosas que no tienen remedio ni solución. Pero recuerda que sólo lo que fluye, cuando hablamos de relaciones humanas, merece la Pena. Y cuando sientas que alguien no está teniendo en cuenta tus sentimientos, o no los tuvo, o te demuestre así que en un futuro no los tendrá, que te sirva de Señal. Y si crees que el mirarte desde otros espejos deformados por la injusticia va a contribuir a mejorar tu estado anímico… no dudes en volverte humanitaria/o y sumar tu impulso a esas causas: los niños que siempre se merecen la Oportunidad, los ancianos, que nos han querido tanto y nos han procurado tanta infancia, tantas cosas, situaciones y personas, animales abandonados, y la que más tú, tu mundo interior, que a lo mejor ni siquiera conoces y no sabes hasta por eso, cómo fue devastado y quién lo devastó. Reconocerás (conmigo) que a partir de cierta edad no sirven ciertas excusas, ¿o sí? Entonces no te preocupes por nada: sigue sufriendo a tu gusto, sigue echándoles la culpa a otros, a tus padres, a tus amantes, sigue justificándote Xqués absurdos… Cualquier cosa antes de reconocer que la llave de tu Serenidad la tienes tú y no el sereno de tu barrio.

 

Michal Macku 24

Michal Macku 49

m. Macku

– artista en las imágenes –

MICHAL MACKU