Eso fue lo que le pregunté a un amigo y acabo de leer su respuesta … Tenía curiosidad… supongo pero hay cosas te desbordan contadas así…

Dedo

Es increíble que no tenga ni puñetera idea de lo que hacen los otros gays aunque me haya pasado la vida entre ellos. Casi no he sido uno del clan, siempre me he referido a ellos como si yo mismo no perteneciese al grupo, aunque nunca por desprecio o por complejos, pues asumo mi preferencia sexual. También he estado entre los heteros sin pertenecer a su «raza», nunca he encajado bien en ninguna parte, pero mis mejores amigos (y dudo que quede alguno), han sido heteros.

Mi percepción o lo que imagino real me hace responder que SI al título. Pero las preguntas como éstas no siempre se pueden responder con un sí o un no.

La primera vez que toqué a un hombre fue en un cine, así descubrí el sexo. Las sesiones eran contínuas, así que naturalmente yo veía la película una vez y el resto de las sesiones me dedicaba a tocar hombres.

 

 

Imagen de Ataulfo Pérez Aznar

La primera vez que lo hice recuerdo que era un hombre muy hermoso y que la tenía enorme. En mi inexplorada realidad no cabía un hombre bello, varonil, con un arma de mas de 18 cm y encima gay. Esto último lo supongo, pues nunca pude comprobarlo. El se limitó a tomar mi mano y ponerla sobre su polla para que la tocase, luego se corrió con ella dentro del pantalón, se levantó y se fué. Esta historia se repitió muchas veces con distintos hombres y puedo decir con conocimiento de causa, que los estudios se equivocan, que la media no son 10 cm y que no puede ser casualidad que a mi me tocasen los que la tienen inmensa.

Cuando tenía 21 años, uno de esos me dijo que salieramos a hablar al vestíbulo. Entonces comenzó otra historia que no contaré ahora, pero fué lo que me permitió conocer la inmensidad de hombres que hacían lo mismo que yo en los mas oscuros lugares.

Fuera del mundo del celuloide, conocí a otro que se aprovechó de mi inexperiencia, supo enredarme y relajarme de forma que apenas noté cuando me penetró (quiero decir que no me dolió, por supuesto que lo noté), no me avisó que iba a hacerlo, la verdad me gustó, sin embargo en posteriores relaciones, no sé si por miedo o por prejuicios casi nunca dejaba que me lo hicieran, yo me repetía que eso era algo tan mio que no lo entregaría a cualquiera, de forma que aunque he tenido cientos y cientos de relaciones, apenas hay hombres que puedan decir que han tenido mi culo.

Yo creo que ha sido lo mejor, pues la mitad de esos encuentros fueron fortuitos de aquí te pillo, aquí te mato y no en una cama con tranquilidad, sino en lugares ocultos y peligrosos (lo que lo hacía más exitante) y por lo que que me pasó en una ocasión:

Salí una noche después de realizar un exámen en la escuela de Bellas Artes y me encontré con un guapísimo mulato, este me llevó a su casa, fué muy amable en la cama y como era más varonil que yo y resolví otorgarle la «joya de la corona» aunque tuviese un instrumento de temer. Toda su amabilidad se convirtió en un acto animal y asi lo hizo, sin dilatarme lo debido.

Al otro día, tuve que salir urgente a un hospital, no podía orinar, algo extraño había ocurrido y no era una perforación. Se formó un bolo fecal que oprimía la salida de la vejiga. Como no podía desfecar, tampoco podía comer, siempre me sentía lleno (estaba lleno de mierda) y para orinar tenía una sonda, así pasé un mes y a pesar de todos los lavados gástricos que me hicieron, cada vez que me quitaban la sonda, me inflamaba y no podía orinar aunque la obstrucción ya había desparecido. Los médicos habían dicho que si continuaba así tendrian que operarme.

En el hospital un chico cuidaba a su abuelo, se quedaba todas las noches (luego supe que era por mí), me servía de modelo y le dibujaba, incluso mientras yo dormía, el pedía a la enfermera que le dejase entregarme los medicamentos uno de esos dias y antes de la pastilla me besó, un beso largo y húmedo que trastoco mi ficticia tranquilidad, no podía tener erecciones, me dolían demasiado y con ese beso se despertaron el diablo y las ganas de vivir. Creo que al otro día me volvieron a hacer la prueba, me quitaron la sonda, pero esta vez, el chico, se metió conmigo a orinar, HASTA QUE ME HIZO ORINAR, con todas las palabras y paciencia del mundo por su parte.

 

teatro de la Ópera

 

Unos días después de que me dieran el alta, me lo encontré con su pareja en el teatro de la Ópera, pero sin embargo yo estaba sano gracias a su ayuda.

Pasaron muchos años y no me volvieron a penetrar nunca, es decir que se puede pasar de eso, tener relaciones sexuales y sentir placer aunque no te penetren. Esto no quiere decir que el que penetraba era yo…en todo ese tiempo yo «jugaba a ser activo», recuerdo que tuve una pareja durante 2 años y nos peleabamos porque yo no le dejaba penetrarme…creo que por eso sobrevivió la relación (lo creo realmente), el dia en que lo intentó le mordí una oreja de la rabía que sentí. No pude evitar no morderle, es algo que él comprendió, era médico y era mas abierto a mis «comportamientos mentales extraños».

 

 

Dedo

Entre estos estaban mis padecimientos de la eyaculación precoz y la disfunción eréctil, fallos que me hacían tremendamente infeliz y sufrir bastante. Aparte está la mayor pena que puede tener un hombre, tenerla pequeña, aunque de eso no voy a hablar ahora y no creo que me atreva. Creo que su aguante y comprensión con todo esto merecía una medalla, como también la merecía yo, por todo lo que le aguanté a él, pues en bastantes ocasiones fué cruél con otras cosas. Esa relación un dia terminó porque llegó el momento en que no soportaba ni el sonido de su respiración.

Existe una actual manía de intelectualizar el sexo entre los gays, entonces ellos dicen que «lo completo» y «lo que debe ser» es ser penetrado y penetrar.

 

Yo pienso que nuestro comportameinto es mas animal que de personas cuando se trata de sexo, Creo que esos papeles no se deben cambiar en una pareja, a no ser que se haga fuera de la relación. En una pareja debe existir una parte dominada y otra dominante, si no es así, son iguales y la pareja fracasa, no existe y de hecho, es así la mayoría de las veces ¿Por qué?, pues PORQUE TODOS LOS GAYS BUSCAN QUE LE DEN POR EL CULO, aunque a veces no lo tengan claro, en su subconsciente subyace encontrar a un macho que le folle bien. Por supuesto esto yo lo he escrito otras veces y casi nadie está de acuerdo, ¿debo ser yo el que está equivocado por eso?

 

Yo tuve la suerte de encontrar a ese macho y fué mi pareja durante cinco años, jamás me pidió que le penetrase y con ello terminó mi «aventura activa» «mis disfunciones» y mi sufrimiento, ojalá no hubiese luchado tanto contra la naturaleza de mi deseo, habría tenido entonces una vida sexual aún mas plena.

¿Pero con él por qué si?, pues porque era maravilloso en todos los sentidos, no solo lo hacía bien, estaba bien dotado y era varonil, sino porque estaba lleno de valores personales y con ellos yo también me acostaba, ese «todo» me daba un placer grandioso, además que fué el único que encontró mi punto G, mi próstata siempre estuvo ahí, pero yo no lo supe hasta que él la descubrió.

Fuí feliz con él, jamás he vuelto a encontrar tanto placer, ni he amado a nadie tanto. Pero todo en la vida no es completo y esta está llena de contradicciones, yo jamás ni sospeché, ni lo creería aunque él me lo contase que había estado con otro en esos cinco años, era difícil, yo siempre estaba a su lado, pero por eso mismo nunca comprendí el porqué nunca me amó y siguió conmigo todos esos años, hasta que yo le dejé cuando emigré.

RESPUESTA RESUMEN: Sí, pero algunos solo se dejan dar por el culo cuando encuentran al que sea capaz de hacerlo bien.

posted by hermes at 7:01 PM