Esto que a continuación se edita, son fragmentos de uno de los libros que más »logró hacer» por mí en mi evolución personal. Sé que de alguna manera andan por mis primeros cuadernos (aquellos en los que hice el grueso de mi terapia) pero no tengo muy claro que después de todo vaya a publicar esos cuadernos aquí; así que para no postergar más lo que me parece interesante que conozcáis, comienzo desde ya. Sería también interesante que en este caso me ayudarais con las etiquetas, porque me consta que muchas mujeres están presas en relaciones de este dañino calibre. Yo tuve suerte; quiero decir que logré entender, gracias a la ayuda que me prestó este libro y otros similares, lo que me sucedía, y dejé de estar atrapada por una conducta de Dependencia Emocional que me perjudicaba. Entendí que la llave de mis rejas, la cárcel del dolor y el sufrimiento emocional, la tenía yo, en mis manos, y que de mí y de nadie más dependía el liberarme de ella. Sé que en muchos otros casos las circunstancias son y serán distintas, algunas tendréis familia con ese hombre al que pensáis, incluso, que amáis, y os veréis hasta privadas de un trabajo que os permita una solvencia material . Por eso no creáis que no me pongo en vuestro lugar y comprendo lo extremadamente difícil que debe de ser para vosotras. Aún así, conocer este tipo de información os ayudara. Y si esta información os parece inaccesible, hablar, preguntar, no os cortéis, por favor. Somos compañeras de experiencia y aprendizaje. En el mío, como lo es el de muchas otras de vosotras, el hombre que me perjudicaba moralmente (en mi integridad) sólo era un amante, y aún así me costó horrores recuperar aquello que me dejé arrebatar. Lo que quiero que tengáis muy claro, es que si algo es Amor no es dolor. La característica y cualidad principal del Amor (de eso que podemos llamar Amor, y aunque el amor después de todo no sea más que el instinto de reproducción), es que nos hace sentir bien y no mal. Entonces debemos aprender lo primero a darle a ese otro tipo de relaciones… su verdadero nombre.

TE DOY MIS OJOS 

 »La ferviente esperanza de todas las mujeres que he tratado y que mantenían RELACIÓN CON UN MISÓGINO es que sin que se sepa cómo… sucederá algo que lo mejorará todo. Cada una de ellas quiere creer que un día su compañero recuperará la cordura y la cogerá en brazos, diciéndole:

<<me he portado terriblemente mal contigo. Perdóname. Jamás volveré a hacerte daño. Te amo y de hoy en adelante las cosas serán diferentes>>.

A decir verdad, es mucho más probable que las cosas empeoren. A medida que envejece la gente muestra comportamientos cada vez más rígidos y está menos dispuesta a cambiar. Al aceptar  la situacion como es, estás renunciando a que te traten con RESPETO, y la dignidad que tú y todos merecemos. Estás optando activamente por representar en tu relación el PAPEL DE VÍCTIMA.

No hay nada que confunda tanto, ni que deje tan perpleja a la gente como esta forma de conducta oscilante, que provoca una tensión enorme porque nunca se sabe qué esperar.

La participación de la mujer se convierte en un elemento decisivo. Con una vez que ella acepte un ataque a su autoestima y permita que la insulten, ya ha abierto la puerta a futuros ataques… Una vez que has aceptado el juego del HOMBRE y la BESTIA, el paso de la agresión a las disculpas de la cólera a la seducción, ya estás en camino de una etapa aún más dolorosa.

Las señales del misógino son siempre cambiantes. LO QUE LE AGRADA UN DÍA PUEDE DESAGRADARLE AL DÍA SIGUIENTE. No hay manera de saber que puede ponerlo en ignición. Y el empeño en encontrar cuál es la manera de agradarle puede llegar a ser el rasgo dominante de tu vida.

El misógino si puede enfurecerse muchísimo por casi nada. Los acontecimientos más insignificantes provocan un estallido porque los exagera, haciendo de un grano de arena una montaña.

ATENCIÓN:  Las primeras indicaciones del misógino son esporádicas. Los estallidos no se convierten en un modo de vida mientras no se ha llegado a  algún tipo de compromiso que tanto puede ser verbal, como el hecho de irse a vivir juntos; formal, incluso el matrimonio. Entonces una vez él está seguro de <<tener>> a la mujer, la situación se deteriora rápidamente.

‘Cuando el Amor es Odio’

– Susan Forward – 

¡POR FAVOR, SÍ, PONLO EN MARCHA!