‘Ríen los ojos, los labios. ¿Veis las muchachas o es la tenue sombra ebria y bordoneada
que se alucina de muselinas claras y de otras flores vivas—extrañas flores vivas— riendo, riendo, riendo hacia las islas?’

J. L. Ortiz.

Mona lISA

– LEONARDO –

Entendámonos: Su sonrisa… no es la Sonrisa Mística de la que yo te hablo. La sonrisa de Ella, es una sonrisa enigmática, misteriosa. No es la sonrisa que yo te pedía que no imposibilitases…

La Sonrisa Mística es … pero Tú, Maestro, Amor, ya conoces esa sonrisa porque la viviste conmigo, y yo la Vi en ti, irradiando de ti. Tú estabas entonces sobre mi Cuerpo, lo penetrabas… El cuerpo es tan sagrado entonces como si fuera el Cuerpo de Cristo. La oblea bendita. Y nos consagramos.