«Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.»

– JOHN DONNE –

Victoria Frances web

Si yo me invento un ritual o un acto de psicomagia es lícito que lo haga. Estoy trabajando para mí. Subordino a una de mis partes, la que he decidido llamar nadha y por tanto la más crédula, y la convierto en una adepta de la parte principal, o sea yo, la que se supone que contiene los códigos y los límites, y por tanto sabe a dónde quiere llegar. nadha, escrito en minúscula y con ‘h’ intercalada, por ningún motivo o como alguna vez dijo don Gregorio Luri, por pura coquetería femenina.

Si yo esclavizo a nadha, que estaría básicamente compuesta de rastros y rasgos lúdicos, muy próxima a los idealismos, sinceridad a raudales, sentimiento y emoción a raudales, y reacciones infantiles también a raudales (neotenia), en teoría, no estoy haciendo nada malo con ella, subyugándola a mí. Pero el problema real, yo entiendo, que ocurre cuando permitís que sean terceros, charlatanes o psicomagos, a los que acudís en busca de dirección, los que os dirijan y en quienes os apoyáis, convirtiendos en marionetas de lo irracional o lo racional (cuando algunos de estos charlatanes están acreditados como facultativos por nuestras universidades), con hilos que mueven otros, que tienen, por narices, que tener tan poco sentido como vosotros, para dedicarse a eso a lo que se dedican o un morro kilométrico o una Distancia Magna. Todos os asegurarán que pueden ayudaros. Es su trabajo pero en múltiples casos es mentira. En último extremo sólo vosotros podéis ayudaros. Y esa afortunadamente es la realidad envidiable.

¿Por qué veo como un problema esa cesión de poder o control? Porque yo me quiero a mi misma y no voy a consentir, que por muy graves y locos que sean los pasos que de nadha, o las licencias que yo le consienta tomarse, se quede sin sujección. nadha es mi experimento. ¿Merece la pena sentir FE en el Otro? Teniendo en cuenta que la fe es algo gratuito y secundario… El problema es que esos otros a los que acudís en busca de lo que nadha puede Encontrar en mí… no experimentan ningún tipo de empatía por vosotros. Así que cuando las cosas se pongan jodidas, o cuando os caigáis por el barranco lo único que encontraréis es humo, lo que fue ese asesoramiento que buscasteis desde el principio. Se lavarán las manos y os explicarán, si os cuentan algo, que todo todo es problema vuestro. Aceptar las cosas como son y están o no aceptarlas.

¿Se va entendiendo el propósito de la mística oscura?

Bien, la mística oscura la manejan varios aspectos míos. Y la página (la bitácora) es un experimento, como creo que hace mucho que todo lo es en mi vida. El proceso: el aprendizaje. ¿La pretensión? Vivir sin pretensiones. Simplemente elaborar lo que se me ocurra… lo que vaya surgiendo.

Preguntas:

– ¿Se puede mitificar? Se puede y hasta puntos desquiciados.

– ¿Se puede desmitificar? Se puede, todo, y hasta puntos asombrosos.

¿Aquí? Aquí queremos probar las dos cosas a un tiempo. Y para eso tenemos a KSNDR. Otro algo que no existe, absolutamente virtual. Yo diría que la antitesis de nadha. Pero creo que ha llegado el momento de plantearse formularlas a ambas, e incluso a mí, si eso es posible.