– DESDE NAMIBIA LA TIERRA DE NADIE – xxvii –

 

Ayer ponían por la tele ‘Mujercitas’ pero yo no lo sabía. Era la nueva versión con la descafeinada Winona Ryder y Susan Sarandon que es una de mis actrices favoritas. Tal vez por eso me senté a verla y quizás porque ‘Mujercitas’ fue uno de mis libros más queridos de la infancia. Lo que ocurre es que no suelo confesárselo a nadie pero de alguna manera lo tengo siempre presente y ayer descubrí por qué. Por supuesto yo me sentía identificada con la rebelde y alocada Jo que lo que más deseaba en el mundo era ser escritora, y más cuando quien interpretó al personaje por primera vez fue la maravillosa Katherine Hepburn…

hepburn

En un momento dado cuando ella espera por la crítica de su primera novela, que llega de labios de su buen amigo el profesor de acento extranjero del que está enamorada y él le dice:

‘… Debería escribir usted de lo que sabe. Darle a los demás a conocer a la persona que me ha mostrado a mí. Debería inspirarse en su propia vida… si tiene el valor de escribirlo…’

Pues bien, creo que aquello también me marcó mucho a mí, aunque yo nunca desease ser escritora, aunque jamás me atreviese a desearlo, porque he tenido el valor

y resulta que una ha escuchado campanas o consejos que le han llegado al alma y no recuerda dónde, ni cuándo, ni quién se los dio pero un día cualquiera lo descubre y se echa a llorar como una tonta frente al televisor.. y claro, sobre todo porque se da cuenta de que le ha abierto ‘las ventanas de su corazón’ a extraños que no pueden comprenderla, que no pueden ni presentirla, que lo único que pueden decirle es, por ejemplo: ‘tu capacidad de generación cuando escribes es tal que no puedo seguirte’

… , que fue lo que me dijo Stanislaw O’Toño a mí y terminó por decidirlo todo entre nosotros.

Otra paradoja, tú le abres a alguien las ventanas de tu corazón, que es lo que no atreve a abrir casi nadie hoy en día y ese alguien te las cierra de golpe porque tiene miedo a constiparse. No lo quiero llamar de otra manera.

¿Pero por qué digo ‘ventanas del corazón’? Pues porque ese es el resumen que el profesor de acento extranjero de Jo hace su obra, la que ella termina por escribir ‘Litte woman’. Dice:

‘Leerte ha sido como abrir una ventana a tu corazón’.

 

Y yo lloro como una estúpida porque descubro que es muy probable que ese amor que espero desde que tengo uso de razón y que recuerdo haber visto vagamente en sueños y por el que por ese preciso motivo no he perdido la fe, sólo sea unas palabras que un día de mi infancia leí en un libro…

louisa may alcott

Y luego viene la realidad y ésta es que ayer mi hermano ha terminado por causarme a mí todo el frío del mundo y me parece que le he cerrado las ventanas de mi corazón definitivamente porque yo sí que no quiero constiparme por su culpa. Ya no esperaba nada de él pero va a ser muy difícil que para la próxima vez que él necesite de mí o de mi ayuda pueda contar conmigo. No conozco a nadie más interesado, más egoísta, con menos sentimientos. Lo suyo no tiene ni nombre y no sé porqué tendríamos los demás que dárselo.

Entrada Nº 27